CONTAINMENT
CONTAINMENT Christian Cantrell
Título original: Containment
Año de publicación: 2010
Editorial: Cantrell Media Company
Colección: ---
Traducción: No ha sido traducida al castellano
Edición: 2010
ISBN:
Precio: ---
Comentarios de: Rafael Ontivero

Si las obligaciones editoriales o comerciales fuerzan a que una novela mainstream cumpla una serie de requisitos algunas veces bastante irreales que convierten una buena obra en un pestiño (léase aumentar artificialmente su tamaño, añadir escenas de sexo insertadas con calzador y un largo etcétera) en el sector libre ocurre justamente lo contrario: ningún editor aconseja u obliga al autor a contenerse.

Y este es el caso. El argumento de la obra está muy bien, y es relativamente bastante original. El desarrollo tampoco está nada mal, y tiene sus retruécanos y sus vueltas. No obstante hay una gran pega en todo el libro: las descripciones técnicas, que son largas, pedantes y muy juliovernianas. Por poner un ejemplo, Arik, el protagonista de la novela, se encuentra con un extraño muro en uno de sus paseos no autorizados. Cuando vuelve a la base se dedica a estudiar los mapas que tienen y descubre que éstos ocultan una parte del territorio. Ni corto ni perezoso se pone a hackear el visor. Hasta ahí todo normal. Lo pesado viene cuando el autor se suelta sus buenas páginas contando al detalle cómo funcionan los gráficos vectoriales y cómo Arik encuentra la forma de activar las partes ocultas.

Este tipo de descripciones se van produciendo a lo largo de todo el libro. Si se nombra un panel corredizo, el autor aprovecha para contarnos por qué es corredero y no normal, y el desarrollo que ha llevado a poner de ese tipo y no de otro, así como su fabricación y mil detalles que sólo sirven de relleno y que rememoran las obras más densas y soporíferas de Verne.

Quizás a un lector menos fogueado en el género le resulten interesantes, pero para un habitual, cansa, y no poco, la enésima descripción sobre la evolución del sistema solar o sobre cómo ha sido posible llegar a Venus, pues ahí es donde estamos, al menos al principio de la obra.

Es decir, la historia comienza en el interior de una colonia situada en aquel planeta y que es completamente autosuficiente. Ya ha transcurrido una primera generación habitando el lugar, y son los hijos los que deben tomar el relevo. Entonces entra en escena Arik, que es destinado a encontrar un nuevo proceso fotosintético para producir oxígeno en mayor cuantía dado que esa es una de las mayores preocupaciones de la colonia dado el aumento de su población.

Sin embargo a Arik hay cosas que no le cuadran mucho, como la insistencia de sus padres y de otros de que debe seguir ese camino y no otros que el chaval ve mucho más productivos.

Dicha inquietud le llevará a descubrir el terrible secreto de la colonia...

© Rafael Ontivero, (447 palabras) Créditos