L´ORPHELIN DE PERDIDE
L´ORPHELIN DE PERDIDE Stefan Wul
Título original: L´orphelin de Perdide
Año de publicación: 1958
Editorial: Denoël
Colección: Presence du futur nº 536
Traducción: Sólo en francés
Edición: 1993
Páginas: 205
ISBN:
Precio: N/A
Comentarios de: Jorge Armando Romo

L´ORPHELIN DE PERDIDE (EL HUÉRFANO DE PERDIDE) es probablemente la novela más floja y menos inspirada en la fugaz producción de Stefan Wul. Narrativa lineal, personajes un tanto acartonados y una historia que no acaba de convencer marcan en sí el contenido de este librín.

Quizás la posible causa de esto, como presumen en los sitios webs franceses dedicados a Wul así como la Wikipedia, es que el autor escribió su novelita en tan sólo tres semanas. Quienes hayan leído ya mi reseña de LOS AMOS DEL TIEMPO[P] verán que este libro no es más que el simple boceto de aquella gran película.

La historia comienza cuando un padre y su hijo son perseguidos por una suerte de avispas gigantes en el inhóspito y exótico planeta Perdide (pronúnciese Pergdid) Para ganar ventaja y proteger a su hijo, el padre le entrega una especie de radiotransmisor ovoide y lo obliga a emprender la carrera hacia el bosque con el fin de ocultarse. Antes de ser abatido por aquellos extraños depredadores, el padre consiga enviar un mensaje de auxilio para que Claude, su hijo, pueda ser rescatado.

El mensaje es recibido por Max: un contrabandista que transporta a una pareja (Martín y Belle) hacia el planeta Sidonio. Una vez que se sabe que el niño se encuentra sólo en aquel lugar, no duda ni un segundo y pese a las protestas de sus pasajeros, decide emprender el viaje de rescate rumbo a aquel lejano planeta. Mientras esto ocurre, es posible mantener gracias al transmisor una comunicación permanente con Claude para aconsejarlo así como saber si se encuentra bien.

En una parada planetaria, Max se reencuentra con Silbad: un anciano con una gran cicatriz en la cabeza que logró escapar cuando era niño del ataque de las avispas gigantes en Perdide. Sintiéndose conmovido por la historia, decide acompañar a Max en el viaje de rescate.

Perdide es un planeta lleno de gusanos, extrañas plantas y avispas del tamaño de un perro. La exploración de Claude viene acompañada de cierto sentido tanto de soledad así como de maravilla frente aquel lugar tan poco común.

Mientras todos mantienen contacto con Claude, Martín busca que el chico tenga un accidente para así conseguir que la nave retome el camino hacia Sidonio. No obstante, Max consigue descubrirlo a tiempo y evitar que realice acción tan egoísta e inhumana.

Cuando hacen la parada en el planeta Gamma 10, Martín busca escapar. Max trata de encontrarlo, pero desgraciadamente descubre su cuerpo inerte en la arena. A continuación, este es capturado por un grupo de prisioneros que se han fugado de Sidonio y llevado con un sujeto sumamente gordo que resulta ser el líder en aquel lugar. Cuando Silbad sale de la nave en busca de los dos desaparecidos, también es hecho prisionero. Ambos hombres capturados son condenados a la pena de muerte: serán el alimento de un gigantesco monstruo del cual apenas y conseguirán salir con vida provocando que el mismo líder sea devorado.

Una vez de regreso en la nave y en el espacio exterior, Max, Silbad y Belle viajan a una velocidad cercana a la de la luz. Cuando consiguen llegar a Perdide, descubren que este planeta está poblado y que han transcurrido más de sesenta años. Cuando se enteran de esto, Silbad sufre un ataque cardíaco y muere sin conocer la súbita paradoja temporal que lo ha acompañado toda la vida.

El final, desde mi punto de vista, es un tanto forzado e inclusive llega a ser absurdo. Se busca a como de lugar que se presente la paradoja temporal utilizando elementos que no suenan del todo coherentes: siendo gente que toda su vida ha viajado por el espacio, ¿acaso no conocían las consecuencias si llegaban a alcanzar velocidades cercanas a la de la luz? ¿Cómo se enlazan las historias de Claude y Silbad sabiendo el lector que son la misma persona?

Pese a la gran imaginación de Wul para describir la gran variedad de formas de vida extraterrestre en OMS EN SÉRIE[N], en la novela en cuestión, Perdide carece de una mayor descripción: el planeta, por más inhóspito que parezca, está muy mal descrito.

En las aventuras en Gamma 10, y como bien se comenta en la Wikipedia, aquel líder de los ex prisioneros junto con el monstruo caníbal que funge como mascota asemejan la primera dosis de aventuras presentes en el REGRESO DEL JEDI. Lo único que hizo falta es que Max hubiera utilizado la fuerza para conseguir escapar.

Como se comentó, esta historia derivaría en LOS AMOS DEL TIEMPO: gran película de dibujos animados realizados por Moëbius y dirigida por René Laloux y estrenada en 1982. A pesar de que el planteamiento básico es el mismo, el director decidió hacer varias modificaciones. Nos cuenta: En todas las novelas de Stefan Wul hay algunas buenas ideas. Sin embargo, hay dos terceras partes en las cuales todo marcha a la perfección, con una historia bien construida y con una carga dramática consistente. Mientras tanto, el último tercio es algo así como una mierda: o Wul ya no tuvo tiempo, o estaba fatigado o simplemente lo invadió la pereza.

Al realizar la película, Laloux consigue eliminar algunos detalles un tanto absurdos para sustituirlos por otros mejores. Así, mientras que en la novela Claude y su padre van a pie, en la peli se encuentran huyendo en un vehículo todo-terreno; en el libro Gamma 10 es un mundo de prófugos dominados por un tipo gordo, mientras que en la cinta aquel lugar está dominado por un ente casi omnisciente que detesta todo aquello que implique ser distinto; en el librín siempre encontramos a la Humanidad como única especie inteligente en la galaxia, mientras que en la película varios tipos de extraterrestres (algunos son tecnológicamente mucho más avanzados que los humanos) se presentan con cualidades distintas aunque sorprendentes por momentos.

Como fue siempre tan común en Stefan Wul, esta novela juega con varios tópicos dentro del género como son: viajes espaciales, planetas exóticos, paradojas temporales, el establecimiento de una nueva civilización, etc.

Siendo una historia mejorada a nivel cinematográfico, L´ORPHELIN DE PERDIDE es aún así una buena muestra de la ciencia-ficción francesa de los 50 que inspiraría el desarrollo posterior del género en aquel país.

© Jorge Armando Romo, (1.043 palabras) Créditos