CRONOPAISAJE
CRONOPAISAJE Gregory Benford
Título original: Timescape
Año de publicación: 1980
Editorial: La Factoría de ideas
Colección: Solaris Ficcion número 131
Traducción: Domingo Santos
Edición: 2009
ISBN:
Precio: 20,95 EUR
Comentarios de: Alfonso Merelo

La reedición de este clásico moderno de la ciencia-ficción es una buena noticia para los aficionados al género. Con una traducción de Domingo Santos, se debe haber usado la misma que se utilizara en la edición de Ultramar de 1985 y en las posteriores de Ediciones B, La Factoría de Ideas presentó está nueva edición que escribiera Gregory Benford en 1980. Con 30 años a cuestas, la novela mantiene una buena tónica sin que el paso del tiempo haya echo exceso de mella en la misma.

La acción transcurre en 1998 en el que la Tierra está sometida a una degradación de la ecología sin precedentes. La carestía de los elementos más habituales es una norma y los diferentes gobiernos imponen duras restricciones intentando mejorar las condiciones del entorno. John Renfrew, físico de laboratorio, intenta advertir a sus colegas del pasado mediante mensajes enviados mediante taquiones. Surge así el segundo escenario que plantea Benford: en 1962 otro físico, Gordon Bernstein, detecta estas emisiones y trata de convencer a toda la comunidad científica de que proceden del futuro y les están advirtiendo de un desastre.

Benford es profesor universitario, físico para más señas, y posee una gran capacidad de comunicación, al menos en esta novela. Para los mas legos en la física de partículas, como es mi caso, las explicaciones sobre lo que son los taquiones, partículas hipotéticas que sería capaces de viajar mas rápido que la luz, o la interpretación del tiempo como un continuo que existe siempre —con las implicaciones sobre la predestinación que eso conlleva—se hacen sumamente comprensibles y asequibles. Por otra parte, el autor se recrea en presentarnos la vida universitaria, y más concretamente los problemas y rencillas que se producen de continuo en los grupos de investigación y entre los investigadores de cierto nivel. En este aspecto se muestra bastante próximo a la realidad y confirma que en todos los lugares del mundo, hablamos de Cambrigde por un lado y de la Universidad de La Jolla en San Diego por la otra, se producen situaciones muy parecidas y enfrentamientos entre administradores e investigadores y entre éstos últimos por la gloria o el poder.

Pero si la parte puramente de ciencia-ficción hard constituye una parte importante del corpus de la obra, no lo es menos la interesante caracterización de los personajes. Nos encontramos con dos científicos sumidos en problemas similares. En el futuro, Renfrew tiene que enfrentarse a los administradores de los proyectos científicos para conseguir fondos que le den garantías de continuar un experimento que es, al menos, muy discutible en sus efectos. En el pasado, Bernstein tiene que convencer a sus colegas, y a los gobiernos, de que los avisos son ciertos y que si no se toman medidas inmediatas las consecuencias serán terribles. De los dos personajes principales, Bernstein es el más interesante sobre todo en sus relaciones familiares, con su madre y con su pareja en concreto.

No es una novela de aventuras, ni space ópera, ni de grandes héroes carismáticos. Son pequeños, relativamente, hombres y mujeres las que forjan, la mayoría de las veces, el destino. Benford así nos lo muestra.

CRONOPAISAJE es uno de esos clásicos modernos que los aficionados han de conocer. La reedición actual es una buena manera de hacerlo.

© Alfonso Merelo, (543 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Desde Tartessos el 15 de agosto de 2010