CAPRICORNIO UNO
CAPRICORNIO UNO EE. UU., 1978
Título original: Capricorn One
Dirección: Peter Hyams
Guión: Peter Hyams
Producción: Paul Lazarus III
Música: Jerry Goldsmith
Fotografía: Bill Butler
Duración: 123 min.
IMDb:
Reparto: Elliott Gould (Robert Caulfield); James Brolin (Charles Brubaker); Brenda Vaccaro (Kay Brubaker); Sam Waterston (Peter Willis); O.J. Simpson (John Walker); Hal Holbrook (Doctor James Kelloway); Karen Black (Judy Drinkwater); Telly Savalas (Albain)
Comentarios de: Jesús Moya

Sinopsis

Estamos a finales de los años 70. La NASA va a mandar una misión tripulada de tres hombres a Marte. Cuando todo está listo para el lanzamiento, los técnicos descubren gravísimos defectos en los sistemas de superviviencia de la nave que ha de aterrizar en el planeta rojo.

Lejos de abortar la misión, que tendría graves consecuencias en la continuación del proyecto, la agencia decide seguir adelante hacia Marte pero sin los astronautas. Estos serán bajados de la cápsula en los últimos momentos antes del lanzamiento y conducidos a unas instalaciones secretas en el desierto de Sonora.

Allí permanecerán a la espera hasta que la nave llegue al planeta rojo, momento en el cual representarán el amartizaje en unos estudios de televisión preparados a tal fin, para engañar a todos.

Ante esta operación, los tres hombres se han negado, pero han tenido que aceptar ante las amenazas que les han hecho de matar a sus familias.

Pero un técnico descubre unas anomalías en las comunicaciones con la misión, y las confía a un periodista. El técnico desaparece misteriosamente y el reportero ve cómo están intentando hacer con él lo mismo.

Para complicar más las cosas, de regreso de Marte la cápsula sufre un accidente en la reentrada en la atmósfera y queda destruida. Ante esa contingencia, la agencia ya no puede dejar vivos a los astronautas si no quiere que se descubra el engaño, y decide eliminarlos.

Dirigida en 1978 sobre un guión escrito por Peter Hyams, CAPRICORNIO UNO es una estupenda película que a pesar de estar hecha en los años 70 mantiene toda su frescura e interés. Su guión no es ninguna maravilla pero hace mantener la atención del espectador a lo largo de transcurso de la trama.

CAPRICORNIO UNO no fue un gran éxito, pero impactó mucho su contenido, y hacía que la propia cinta tendiera más hacia un thriller político que a una película de ciencia-ficción propiamente dicha.

Trata de un gran engaño montado de cara a la galería que haría que, sin llegar a producirse ningún amartizaje, por mandar sólo una nave vacía a Marte, los estadounidenses y el mundo se quedaran con la idea de que efectivamente dicho aterrizaje se había producido, con todos los efectos inherentes a la hazaña como el prestigio ante el mundo, la superioridad del propio país ante las demás naciones y en particular ante sus rivales en la carrera espacial.

Este engaño urdido ha hecho recordar a mucha gente y en muchas ocasiones la autenticidad a su vez de la llegada del hombre a la luna en 1969, porque ha dado pie a elucubraciones y sospechas basándose en la facilidad con la que un gobierno puede llegar a montar un embuste de estas proporciones.

La película hubiera podido ser mejor a no ser por sus actores, que no dieron la talla con pobres interpretaciones, de las que se salvan Elliot Gould y el inolvidable Telly Savalas. La crítica ha valorado a estos dos hombres y ha reconocido sobradamente que CAPRICORNIO UNO habría salido mejor película con otros intérpretes.

Diremos también que para su realización, la propia NASA (que sale mal parada en la película) cedió elementos y equipos espaciales auténticos del programa lunar Apolo para el rodaje.

Debemos reseñar finalmente que la banda sonora es excelente, y fue escrita por el inolvidable maestro de maestros Jerry Goldsmith, ya fallecido, y que ha dadolas músicas para una gran cantidad de filmes de acción y de ciencia-ficción.

En resumen, CAPRICORNIO UNO es otra cinta a tener en cuenta en nuestra videoteca, aunque no sea tan espectacular como otras producciones pero podemos valorar su argumento, el año que se hizo y sobre todo a su director.

Nuestra valoración: 8, 9 puntos.

© Jesús Moya, (621 palabras) Créditos
Publicado originalmente en AluCINE el 17 de noviembre de 2008