LA MEMORIA DE LA TIERRA
LA MEMORIA DE LA TIERRA Orson Scott Card
Título original: The Memory of the Earth. The Homecoming Saga 1
Año de publicación: 1992
Editorial: Ediciones B
Colección: Punto de lectura número 80
Traducción: Carlos Gardini
Edición: 2000
ISBN:
Precio: 10 EUR
Comentarios de: Luis García

Los conflictos, guerras y despropósitos humanos llevaron a un reducido grupo de personas, hace 40 millones de años, a crear una nueva sociedad en un lejano planeta para que crear allí una nueva sociedad mejor, con la intención de que la nueva raza humana repoblara la Tierra cuando estuviera preparada. Así pues, bautizan al planeta Armonía, y modifica sus genes para que un ordenador en órbita en el espacio, con la ayuda de un conjunto de satélites, pueda controlar esta emergente raza humana y la lleve por el camino correcto. Eso sí, no quieren privar a los nuevos humanos de su libertad y de ciertas tecnologías y, por eso, el ordenador en órbita principal, Alma Suprema, se encarga de evitar que se piensen en cosas que puedan ocasionar guerras o la destrucción del planeta, como bombas o medios de transporte.

Al cabo de millones de años de una pacífica vida en Armonía, Alma Suprema es considerado una deidad y venerado como tal. Pero el ordenador se halla en un apuro pues, como no fue programado para durar tantos miles de años y la sociedad del planeta aún no está preparada para volver, sus satélites se están deteriorando y empieza a perder su influencia sobre la población. De esta manera, algunas personas empiezan a pensar en artefactos y medios de transporte que nunca antes se les habían ocurrido, empezando así guerras y fomentado un espíritu de invasión que puede ocasionar la destrucción del planeta. Por eso, para evitar un nuevo holocausto, Alma Suprema debe usar sus últimos recursos para seleccionar a alguien que sea capaz de entender la delicada situación actual, para así poder revelarle la memoria de la Tierra y, con su ayuda, poder regresar a la Tierra en busca de ayuda.

Orson Scott Card ha creado un universo original, con una historia plagada de buenas ideas y un buen ritmo narrativo que, pese algunos momentos donde se vuelve un poco pesado tanta reflexión religiosa y filosófica, nos ofrecen una brillante introducción a lo que serán los demás libros de esta saga: la búsqueda del planeta del origen, la Tierra.

Estas algunas de las ideas del libro que me han gustado, empezando por cómo está compuesta la sociedad de la ciudad que se nos describe, Basilica. Aquí las mujeres tienen el poder y se encargan de educar a los niños pequeños. Un hombre tiene un contrato con una mujer y ésta puede rechazarlo y hacer un contrato con otro siempre que quiera. De esta manera, las mujeres son las que mandan en la ciudad, mientras los hombres se encargan del trabajo duro. Desde luego, son unas ideas curiosas que mezclan de forma muy curiosa feminismo y machismo. Luego nos encontramos con un tema delicado, la religión. En este planeta, el dios al que se venera existe, es real, se encarga de distribuir la cultura creada a todas las bibliotecas del mundo y se comunica con algunos elegidos, lo que crea un concepto de religión creíble y creado para velar por la paz los humanos, por muy cuestionado que sea. También resulta interesante la idea de controlar a los humanos con ese dios informatizado, pues no permite pensar en cosas como bombas o vehículos, gracias a que los humanos han sido modificados genéticamente para recibir su señal, pero sí que existe la rueda y unos sables de luz, porque la misión de ese dios no es privar a los humanos de su humanidad, sino evitar que destruyan de nuevo el planeta con sus ideas y la tecnología usada inadecuadamente. De esta manera, Scott Card ha querido darnos una idea muy racional de religión, pero que, como todo lo humano, está destinado a fracasar por culpa de la codicia y ansias de poder de unos pocos.

Por otro lado, también nos encontramos con unos personajes bien perfilados, con personalidades bien distintas y que resultan bastante creíbles, aunque siguen habiendo los tópicos de siempre. La historia está bien conducida y, pese a que al principio es un poco difícil de seguir por la cantidad de personajes que aparecen, al poco tiempo ya sabes quién es quién (también gracias al árbol genealógico que se incluye) La trama está muy equilibrada entre descripciones, reflexiones y algunas pequeñas partes de acción pero, sobretodo, gracias a que muchas veces nos encontramos con ágiles diálogos, evita que sea una historia pesada, haciendo así una lectura muy agradable y adictiva que hará que acabemos el libro en dos sentadas.

Me ha gustado mucho el estilo de este libro, lo único malo es que los comentarios del resto de la saga no son muy alentadores...

© Luis García, (765 palabras) Créditos
Publicado originalmente en El archivo de Brint el 11 de enero de 2004
CC by-nc-nd 2.5