ANTICUERPOS
ANTICUERPOS EE. UU., 2002
Título original: Antibody
Dirección: Christian McIntire
Guión: Micheal Baldwin
Producción: Jeffery Beach
Música: Scott Clausen
Fotografía: Adolfo Bartoli
Duración: 90 min.
IMDb:
Reparto: Lance Henriksen (Gaynes); Robin Givens (Rachel Saverini); William Zabka (Emmerich); Gastón Pauls (Pacio); Teodora Ivanova (Trechak); Stella Ivanova (Amanda); Kathleen Randazzo (Nancy Pearson (como Kathleen Lambert)); Velizar Binev (Doctor Bickell); Julian Vergov (Moran)
Comentarios de: Félix Capitán

¿De qué se trata?

En resumen: situación con bomba, terrorista con gatillo (salmodiando un gangoso ilah-alah-alahalil-alahalala para no romper el lugar común...) Y Lance Henriksen con su cara tópica de yo sé qué hacer. El yo sé qué hacer es dispárenle al terrorista (great idea, genius!) pero aunque el tipo ha soltado el gatillo, la bomba estalla. Viene la subsiguente investigación, y Lance Henriksen acaba fuera del FBI sin mucho escándalo (básicamente, no nos cagaremos en usted pero le aceptaremos felices la renuncia) El tipo no se queda tranquilo porque ha descubierto que la bomba ha explotado en virtud de, chachán, un gatillo hecho con nanotecnología, e implantado en el cuerpo del tipo. Pues bien, pasa un año. Ahora tenemos al antiguo agente del FBI reconvertido en jefe de seguridad de un evento científico, al tiempo que su muy mona hija está a punto de visitarlo en Münich. Pues bien, parece que a este tipo lo buscan, porque le pasa la china por segunda vez: se le infiltran terroristas en el evento, y los tipos son tan, pero tan, pero tan malos, que... ¡¡¡CHACHAAÁNNN!!! para demostrar que no se andan con chicas se cargan al Canciller de Alemania (con razón es Münich el asunto, si el escenario fuera Estados Unidos hubieran tenido que cargarse al Presidente de Estados Unidos, y eso no es muy presentable en una peli estadounidense, que digamos) Los terroristas son malos de cojones, y amenazan con volar la ciudad con un bebé nuclear y cubrir toda Europa con partículas radiactivas, a menos que accedan a sus demandas. Lance Henriksen dice que, Ah, no, mi carrera profesional por el W. C. no, y como no se rinde sin pelea, hay tiroteo. En el tiroteo mueren los terroristas, pero le dan un balazo al jefe. ¿Es así de malo? Lo es, porque el gatillo de la bomba atómica, adivinaron ustedes, es otro aparato nanotecnológico como el que tuvo que enfrentar un año antes. Y si pensaban que ésta es una de Chuck Norris, están equivocados. Porque ahora viene lo bueno. Resulta que en la conferencia hay un científico que rapidito recluta a Lance Henriksen y lo mete en la más increíble de las misiones para detener los planes del terrorista: localizar el dispositivo que detona la bomba nuclear mediante un submarino reducido de tamaño con su correspondiente tripulación, dentro de la corriente sanguínea del terrorista. Con Robin Givens incluida en el paquete, a falta de Rachel Welch.

El espíritu de los tiempos

Resulta increíble que, después de tantos años de estrenado el mítico clásico de la sci-fi VIAJE FANTÁSTICO, aquella peli de 1966 en la que reducían a un equipo técnico dentro de un submarino para meterlo en la corriente sanguínea de un tipo, no hayan pensado en un remake. Bueno, puede verse VIAJE INSÓLITO como un remake bastardo en tono de comedia, pero éste lo hicieron a los veinte años, y después pasaron otros veinte... Y se supone que para 2010 vendrá el remake oficial, a cargo del insigne saqueador del cine 50, 60 y 70 que es Ronald Emmerich. Entretanto, había que aprovechar el filón de algún modo, y si los titulares de los derechos oficiales no se inscribían, pues bien, que los bárbaros se apoderen del ecosistema abandonado... Sobre la adecuación al espíritu de los tiempos, sólo diré lo siguiente: el productor es Jeffery Beach, insigne productor de televisivos y direct-to-DVD como PITÓN, PITÓN 2, BOA VS. PITÓN.

¿Por qué verla?

:: La verdad es que no me atrevo a recomendarla. No es tan mala que uno termine fastidiado de verla, pero tiene poquitas cosas que uno podría decir GUAU... Tiene su gracia que sea una historia plagiada de principio a fin de VIAJE FANTÁSTICO (aunque las chicas llevan un traje menos ceñido que Rachel Welch en la otra, pero lo compensan con el número porque son dos curvilíneas a falta de una...) y tiene su gracia que la metan más o menos con calzador en una trama más general al estilo Chuck Norris, aunque sin su patada voladora patentada. Tiene su gracia ver bombas explotando, y a un terrorista poniendo cara de malo y recitando con su mejor sonsonete bárbaro/extranjero frases como death to pawns of yankee imperialism y cosas así (lo dicho, el guionista pudo haber tenido una sobredosis de FUERZA DELTA la noche antes de escribir este guión) Pero la trama tiene más agujeros que el cerebro de Paris Hilton. Obviemos los imposibles científicos (de todas maneras, la premisa básica de la miniaturización es imposible por varias razones, pero a diferencia de la gente de MalaCiencia, nosotros somos lo suficientemente inteligentes como para saltarnos eso y disfrutar la peli as it) Miren ustedes, para la gran misión el nanotecnólogo manda llamar, ¿a quién? al tipo que por su facilidad para ser infiltrado por indeseables es más que coleguete con el guardia de seguridad del puente de Star Trek (cualquiera Star Trek, y es que vaya cómo se les infiltran los alienígenas para poseer sus pequeñas mentes terrícolas...) O la escena en que abren una escotilla de la nave salvavidas en pleno torrente sanguíneo... ¡y ni una gota de plasma ingresa a la escotilla! Y ya no digamos mi favorita: por azares del guión, ingresan ácaros al torrente sanguíneo (podrían ser ácaros capaces de respirar plasma, aceptémoslo como un dato...) ¡y los ácaros chillan! Exactamente, los ácaros tienen plasma sanguíneo hasta en las agallas, ¡y se les escucha chillar! Ni que fueran ballenas jorobadas, quién sabe. Mmmm.

:: El elenco es de lo más variopinto. Tenemos al gran e incombustible Lance Henriksen, famoso en los 80 como secundario policía en TERMINATOR y como el robot cabrón de ALIEN II, y en los 90 por haberle dado vida al detective Frank Black en la clásica serie de TV Millennium, pero que aquí debió estar en horas bajas, o se lo llevaron engañado al mejor estilo EL DIRECTOR CHIFLADO, vaya uno a saber, porque aunque aporta el porte y bonhomía que lo han hecho un grande, cada cierto rato (más rato que cierto) pone cara de qué demonios estoy haciendo aquí. Robin Givens ronda también por aquí, y se ve cada vez mejor con los 33 a cuestas que llevaba al rodar esta peli (se hizo famosa luego de que su por entonces marido Mike Tyson le diera un par de las que te gustan, hasta el punto que se aprovechó esto como publicidad para su película FURIA EN HARLEM, por allá en 1991... Si no recuerdan o no estuvieron ahí, imaginen algo como: ¡¡¡La Furia de Harlem viene protagonizada por la esposa cascada de Tyson!!!) Otro engañado fue... ¡Gastón Pauls! miren uno donde encuentra a la gente, que se paseó en su natal Argentina con pelis como NUECES PARA EL AMOR, NUEVE REINAS o ILUMINADOS POR EL FUEGO, y que seguro pensó la hacía de oro e ingresaba a Hollywood por la puerta grande con ésta (a tomar cervezas con Henriksen, hombre, otro ensartado...) El cuarteto de expedicionarios sanguíneos lo completa Teodora Ivanova, que de actuación nada, pero se ve de lo más bien con uniforme en un tele a colores. La hija de papá corazón es Stella Ivanova, y me pregunto si será pariente de Teodora Ivanova, porque no sólo se ve también estupenda, sino que además tampoco sabe actuar. Y así, armando un elenco por aquí y por allá, algo consiguieron armar.

:: Es cortita. Hora y media clavada. Además, tienes dos pelis en uno (el ezque- Chuck Norris y el ezque- VIAJE FANTÁSTICO)

Ideal para: ver una noche de vago en el cable, con disposición a dejar descansar bien descansado el cerebro.

© Félix Capitán, (1.263 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Cine 9009 el 6 de enero de 2008
CC by-nc-nd 2.0 cl