La gran historia de las novelas de a duro
39. Galaxia 2000, la oportunidad perdida
por José Carlos Canalda
op01531a.jpg

Pese a que su nombre era casi idéntico al de la colección Galaxia 2001, con la que coexistió a lo largo de su breve andadura, Galaxia 2000 no se parece en nada a ésta; es más, viene a ser su antítesis.

Para empezar fue una colección breve, ya que tan sólo alcanzó los treinta títulos publicados, aunque otros cuatro quedaron inéditos pese a haber sido anunciados. Otro factor que la diferenciaba claramente de sus competidoras era que, a diferencia de su homónima, se nutrió exclusivamente de originales inéditos tal como proclamaba explícitamente en la portada, mientras Galaxia 2001, por el contrario, estaba especializada en fusilar novelas antiguas procedentes de otras colecciones, e incluso las agonizantes La Conquista del Espacio y Héroes del Espacio, ambas de Bruguera, ya en su etapa postrera habían comenzado a intercalar títulos nuevos con reediciones procedentes de su propio fondo editorial.

También destacaba por su formato que, sin alejarse mucho de los típicos 150105 mm. de los bolsilibros tradicionales, era ligeramente más alargado (175105), manteniendo eso sí las habituales 96 páginas de la época. Las portadas eran de color azul y contaban con una ilustración de forma cuadrada que ocupaba más o menos la mitad de la misma; pasados ya los tiempos en los que las editoriales contaban con sus propios portadistas, se aprecia claramente que éstas procedían de una agencia ya que, sin ser en modo alguno de mala calidad —otra diferencia más con Galaxia 2001 —, no tenían nada que ver con los argumentos de las novelas que ilustraban.

El resto de la portada estaba ocupado por dos recuadros; uno superior donde aparecían rotulados el nombre de la colección, el título y el autor —es decir, el seudónimo—, y otro inferior de menor tamaño en el que figuraba la empresa editora, Ediciones Fórum. Una banda amarilla cruzando la esquina superior derecha indicaba, tal como he comentado, que se trataba de una novela inédita.

En lo referente a la gestación de esta colección, tenemos el testimonio privilegiado de Ángel Torres Quesada, su principal colaborador, que con su gracejo habitual nos cuenta su historia en dos de los episodios de su Memoria Estelar, concretamente en los titulados Al gigante Bruguera no lo mató David y Las últimas novelas de a duro. Según Ángel Torres, el promotor de la colección —de las colecciones, puesto que fueron cuatro, cada una dedicada a un género diferente— fue Enrique Martínez Fariñas, responsable hasta entonces de las colecciones de bolsilibros de la editorial Ceres, una filial de Bruguera especializada en publicaciones para adultos, algo que puede sorprendernos ahora pero muy típico de los años del destape. Enrique Martínez Fariñas, amén de conspicuo escritor de bolsilibros bajo seudónimos tales como Elliot Dooley, Lucky Marty, Max Cardiff o Ralph Benchmark entre otros, era también agente literario, por lo que cabe suponer que conocía bien el percal.

Siguiendo la narración de Ángel Torres vemos que hacia 1983 el gigante Bruguera estaba ya tocado de muerte; desaparecería, y con ella todas sus colecciones de bolsilibros, tan sólo un par de años más tarde, y había comenzado a no pagar a sus autores. Así pues, intentando huir del naufragio Martínez Fariñas se embarcó en un proyecto nuevo, el de sacar adelante las anteriormente aludidas cuatro colecciones de bolsilibros a cargo de Fórum, una editorial vinculada al Grupo Planeta. Estas cuatro colecciones eran Thanatos (terror), Galaxia 2000 (ciencia-ficción), Top Secret (policíaca) y Mustang (oeste), cada una de ellas singularizada por un color propio: negro Thanatos, azul Galaxia 2000, rojo Top Secret y amarillo Mustang.

op01531b.jpg

Martínez Fariñas se encargó de contactar con varios de los autores de bolsilibros que hasta ese momento habían colaborado con Bruguera, ofreciéndoles rescatar sus originales que no habían llegado a ser publicados para las nuevas colecciones de Fórum. Así lo hizo Ángel Torres, que fue quien inauguró la colección Galaxia 2000, ya en 1984, con CARONTE EN EL INFIERNO, número 1 de la misma, convirtiéndose en su espina dorsal ya que de los 30 números publicados la mitad —quince— fueron suyos, quedándose dos más en el tintero.

El autor gaditano gozó de una libertad de acción de la que había carecido en Bruguera, lo que le permitió continuar con nuevos episodios de El Orden Estelar, seis en total, firmados como A. Thorkent, cuya escritura simultaneó con la de otras novelas ajenas a este ciclo, para algunas de las cuales rescató su antiguo seudónimo de Alex Towers con el que firmara su primera novela en Luchadores del Espacio. Estas nueve novelas se reparten entre las cuatro de la Serie de Hongara —a las que habría que sumar otras dos que quedaron inéditas—, publicada en su totalidad en esta colección; otras cuatro de la Serie de los Kherles y una perteneciente a la Serie de la Cofradía, continuando en estas dos últimas las series iniciadas años atrás en Héroes del Espacio.

Además de Ángel Torres colaboraron en la colección el propio Martínez Fariñas (Elliot Dooley), Juan Gallardo Muñoz (Curtis Garland y Donald Curtis), Juan José Sarto (Nelson Allen), Francisco Pérez Navarro (Neil Abner), José León Domínguez Martínez (firmando como Lynn Merchang, seudónimo oficial de su esposa Filomena Merchán), Eugenio Sotillos (Larry Hutton) y Manuel de Dolz Guerri (Man S. War). De todos ellos el más prolífico fue el veterano Juan Gallardo con siete novelas, estando el resto muy repartidos.

Pese a que la colección era realmente digna, tal he comentado tan sólo alcanzó los 30 números, desapareciendo en 1985. De nuevo según Ángel Torres Galaxia 2000 era rentable pero no así las otras colecciones, por lo que la sección de bolsilibros de Fórum perdía dinero; de hecho, a los autores tan sólo les pagaron los anticipos —15.000 pesetas de la época— pero no los porcentajes que les correspondían por las ventas. Poco después la editorial clausuraba las cuatro colecciones, impidiendo así que cuajara una de las iniciativas más interesantes de las últimas décadas de existencia de la literatura popular... lo cual, evidentemente fue una lamentable pérdida.

En el momento de su cierre quedaron varios títulos pendientes de publicar, algunos de ellos ya anunciados. Tan sólo está confirmado que llegaron a ser publicados hasta el número 30, siendo lo más probable, aunque no existe una certeza absoluta dado que al parecer nadie ha visto a ninguno de estos dos bolsilibros, que ya no lo fueran los números 31 (AL FIN DE LAS ESTRELLAS, firmado por Donald Curtis) y 32 (CIEN MIL TENTÁCULOS VERDES, de Man S. War).

Sí se sabe, gracias al propio Ángel Torres, que los que debieran haber sido los números 33 y 34, correspondientes a sus novelas EL SIGNO DE WRANGULL y NELHAR DE LANINKIA), quedaron inéditos, aunque por suerte el autor gaditano conservó copias de los originales pese a que entonces todavía no estaban popularizados los ordenadores. Gracias a ello varias décadas después, en 2016, la Asociación Cultural Hispanoamericana Amigos del Bolsilibro pudo editar en un único tomo las seis novelas pertenecientes a al Serie de Hongara, incluyendo las dos inéditas.

Todavía otra novela más, EXCALIBUR DE ANDRÓMEDA de Juan Gallardo, quedó asimismo sin publicar, aunque un año más tarde su autor la aprovecharía para iniciar la colección, bautizada como ciencia-ficción, que le dedicó en exclusiva la editorial Astri. Pero ésta es ya otra historia.

Números publicados de Galaxia 2000

  • 1.- Caronte en el infierno, de A. Thorkent
  • 2.- El robot y yo, de Nelson Allen
  • 3.- Walkar bajo el terror, de A. Thorkent
  • 4.- La leyenda viviente, de Elliot Dooley
  • 5.- Paraíso asesino, de Neil Abner
  • 6.- Aliado de la Tierra, de Alex Towers
  • 7.- El hacedor de mundos, de A. Thorkent
  • 8.- La amenaza del cielo, de Elliot Dooley
  • 9.- Retorno a la prehistoria, de Lynn Merchang
  • 10.- Las murallas de Hongara, de Alex Towers
  • 11.- Luna de sangre, de Neil Abner
  • 12.- La extraña aventura de Caronte, de A. Thorkent
  • 13.- El planeta de la luna roja, de Alex Towers
  • 14.- Síndrome de divinidad, de Curtis Garland
  • 15.- El día que llegaron los kherles, de A. Thorkent
  • 16.- Pasaporte a la nada, de Larry Hutton
  • 17.- Crónicas galacticas, de Curtis Garland
  • 18.- Una línea en el espacio, de A. Thorkent
  • 19.- Los que no existen, de Curtis Garland
  • 20.- El enigma de la luna, de Alex Towers
  • 21.- Los amos del sello, de A. Thorkent
  • 22.- El exterminador, de Curtis Garland
  • 23.- Cadete del espacio, de Alex Towers
  • 24.- Cuando los dioses rugen., de Man S. War
  • 25.- Por amor al oro, de Neil Abner
  • 26.- Diosa de mundos perdidos, de Donald Curtis
  • 27.- Pasaporte a las estrellas, de A. Thorkent
  • 28.- La Eternidad en mis manos, de Donald Curtis
  • 29.- La furia de los malditos, de Alex Towers
  • 30.- Y los kherles dijeron..., de A. Thorkent
  • 31.- Al fin de las estrellas, de Donald Curtis
  • 32.- Cien mil tentáculos verdes, de Man S. War
  • 33.- El signo de Wrangull, de Alex Towers
  • >34.- Nelhar de Laninkia, de Alex Towers

Notas

Estas dos novelas posiblemente no llegaron a publicarse.

Estas dos novelas quedaron inéditas, aunque en 2016 fueron publicadas junto con el resto del Ciclo de Hongara

© José Carlos Canalda, (1.555 palabras) Créditos