>
ALAN DEAN FOSTER
por Alejandro Caveda
Alan Dean Foster
Alan Dean Foster

Pese a que lleva más de treinta años en la brecha, Foster es todavía un ilustre desconocido, al menos en nuestro país, donde la mayor parte de su obra permanece inédita o está mayormente descatalogada. En su país de origen, no obstante, Foster es un valorado profesional autor de varias novelas y series de éxito, cuyos relatos han aparecido en algunas de las revistas y antologías más prestigiosas del género. Paralelamente, ha escrito la adaptación novelada de muchas películas y series de televisión de éxito, lo que le ha llevado a colaborar en otras franquicias literarias como Star Trek o el Universo Expandido de la Guerra de las Galaxias. Quizás esta última faceta suya haya jugado paradójicamente en su contra, ya que ha podido influir de forma negativa en la visión que algunas personas puedan tener acerca de su calidad literaria, lo que resulta terriblemente injusto, ya que Alan Dean Foster es un gran escritor que ha puesto todo su esfuerzo y cariño en cada uno de sus trabajos, por humildes o alimenticios que puedan parecernos.

Un repaso a la vida y carrera de Foster puede resultar cualquier cosa menos aburrido. Se trata de un autor que ha probado suerte en gran variedad de géneros, desde la ciencia-ficción al género negro, pasando por la fantasía o el western. Además, su gusto por lo exótico le ha llevado a moverse por todo el mundo, visitando lugares tan dispares como Tahití o la Polinesia Francesa; viajes que le han proporcionado un bagaje cultural que en no pocas ocasiones aparece reflejado en su obra.

Foster irrumpió con fuerza en el mercado editorial norteamericano a principios de los setenta, con títulos como EL KRANG DE LOS TAR-AIYM (1972) ICERIGGER (1974) MIDWORLD (1975) o la adaptación novelada de LA GUERRA DE LAS GALAXIAS (1976) En sus historias anida un sentido épico de la aventura al estilo clásico, combinado con un cierto espíritu ecologista y un detallado análisis de las relaciones entre seres humanos y culturas alienígenas. Mientras que algunos autores se pierden en especulaciones filosóficas, o en discursos técnicos, Foster siempre ha tomado el factor humano como el eje central de su producción literaria, algo que es especialmente perceptible en sus relatos, como es el caso de EL MILAGRO DE LOS PECES (incluido en Umbral cósmico, número 6 de Caralt Ciencia-ficción)

Por último, pero no por ello menos importante, Foster es el autor de más de media docena de series o sagas (algunas de ellas interrelacionadas entre sí) que ha ido desarrollando de forma paralela a lo largo de las últimas décadas, muchas de las cuales permanecen aun inéditas para el lector de habla hispana.

EL KRANG DE LOS TAR-AIYM

A lo largo del artículo repasaremos la vida y obra de este gran escritor, empezando por su producción original, para pasar a continuación a analizar sus colaboraciones con otras series o franquicias, prestando especial atención a sus aportaciones al universo trekkie y a la gran saga galáctica de George Lucas.

Quizás la parte más conocida de su trabajo sea la bautizada como la Humanx Commonwealth (siete títulos a partir de MIDWORLD, de 1975) una alianza política y ética de varias especies, entre las que destacan los humanos y los insectoides Thranx. Relacionada con esta encontramos la larga serie de novelas protagonizadas por Philip Lynx (Flinx, para los amigos) y su mascota alienigena, Pip, que a día de hoy abarca catorce entregas de las cuales tan sólo dos de ellas, EL KRANG DE LOS TAR-AIYM (1972) y ABANDONADO EN LAS ESTRELLAS (1977) están editadas en castellano. Las aventuras de Flinx entroncan con una larga tradición dentro de la ciencia-ficción clásica que Heinlein, por poner un ejemplo, supo desarrollar como pocos: las odiseas de un joven de pasado misterioso, con habilidades fuera de lo común y un destino más excepcional aun, mientras intenta encontrar su lugar en el mundo. La diferencia es que Foster lo enfoca con mucho más sentido del humor y menos transcendentalismo existencial y político que el autor de LAS BRIGADAS DEL ESPACIO, a la vez que teje un rico tapiz de fondo con personajes secundarios, culturas alienígenas y escenarios a cual más atractivo y exótico sobre el cual se mueven con elegancia la simpática pareja protagonista.

Aparte de las mencionadas, durante los últimos años Foster ha publicado otras series de éxito, como la de Spellsinger (ocho entregas entre 1981 y 1994); la trilogía de Icerrigger (en los setenta); la trilogía de los Malditos (de principios de los noventa); o más recientemente, la que explora los orígenes de la Commonwealth (PHYLOGENESIS, 1999; DIRGE, 2000; y DIUTURNITY'S DAWN en el 2002) Series ellas en las que el autor mantiene ese gusto por la aventura y la recreación detallada y verosímil de especies y culturas alienigenas, característica esta última que le acerca a uno de los grandes clásicos del género, con el que tiene no pocos puntos de contacto: Stanley G. Weinbaum.

Lógicamente, Foster es también autor de obras sueltas, no relacionadas (al menos de forma directa) con serie alguna, entre las que merece la pena destacar: THE MAN WHO USED THE UNIVERSE (1983); TO THE VANISHING POINT (1988); CAT-A-LYST (1991) o SAGRAMANDA (2006) todas ellas inéditas en castellano.

ABANDONADO EN LAS ESTRELLAS

Como no sólo de novelas vive el hombre, Foster ha escrito asimismo numerosos relatos de diversa extensión que han aparecido publicados en algunas de las revistas y antologías más prestigiosas del género, entre los que destacan recopilaciones como: WITH FRIENDS LIKE THESE (1977); WHO NEEDS ENEMIES? (1984) o IMPOSSIBLE PLACES (2002) En España hemos tenido ocasión de leer algunos de estos relatos en las antologías de ciencia-ficción de Luis de Caralt, o en revistas como Nueva Dimensión o el Isaac Asimov's Magazine (en sus diversas etapas)

Paralelamente Foster ha desarrollado una intensa actividad como novelizador, llevando a cabo la adaptación literaria de películas o series de éxito de televisión como ALÍEN NATION o Star Trek. Un recorrido parcial por esta faceta de su trabajo incluiría títulos como: TRAGEDÍA EN EL DARK STAR (1974); LA GUERRA DE LAS GALAXIAS (1976); ALÍEN, EL OCTAVO PASAJERO (1979) y sus secuelas; EL ABISMO NEGRO (1979); LUCHA DE TITANES (1981); ATMÓSFERA CERO (1981); LA COSA (1981); KRULL (1983); ALÍEN NATION (1988) o THE CHRONICLES OF RIDDICK (2004) sólo por mencionar algunos de los más populares. Como detalle anecdótico, esta parte de su producción puede que sea más conocida para el lector habitual hispano, ya que muchas de estas novelizaciones se publicaron en su momento al calor del éxito de la película o serie correspondiente. No obstante, esta intensa producción de encargo ha podido, como ya dijimos, jugar en contra del autor, al influir negativamente en la percepción que algunos críticos y lectores puedan tener de su obra. Un prejuicio claramente injustificado, ya que para Foster no se trata de meros trabajos alimenticios, sino que aplica en ellos todo su talento y su personal estilo narrativo, enriqueciendo el guión original, ahondando en la psicología de los personajes, e incluso rellenando huecos en la trama para agilizar su lectura.

Tal vez ese sea el motivo por el que Foster ha colaborado habitualmente en franquicias tales como Star Trek o el Universo Expandido del Star Wars de George Lucas. Para la primera realizó los diez volúmenes genéricamente conocidos como Star Trek Log uno a diez (entre 1974 y 1978) que adaptan los episodios de la serie de animación de los años setenta. También he encontrado en la red referencias a que Alan Dean Foster colaboró en el guión de la primera entrega cinematográfica de la saga Trekkie, aunque al ser este un aspecto que no he podido confirmar, lo apunto como mero detalle anecdótico.

Capitulo aparte merecen sus colaboraciones con el Universo Expandido de George Lucas, que comienzan en 1976 con la novelización de la primera entrega de la saga, que apareció originalmente publicada como: LA GUERRA DE LAS GALAXIAS: Capítulo primero de las aventuras de Luke Skywalker. Se trata de un trabajo más que interesante, ya que Foster trabaja a partir del guión original de la película y por ello en el libro aparecen escenas y acontecimientos omitidos en su momento hasta la versión restaurada de 1997. Como detalle anecdótico, señalar que la novela siempre ha aparecido firmada por George Lucas, aunque la autoría final de Foster sea de sobras conocida.

Tal vez por ello el autor que nos ocupa fue uno de los pilares del primigenio Universo Expandido de Star Wars al escribir una de las primeras continuaciones más o menos oficiales del filme original: EL OJO DE LA MENTE (1978) Según varias fuentes, este novela fue concebida como guión para una secuela de bajo coste en el caso de que LA GUERRA DE LAS GALAXIAS no hubiese funcionado en taquilla tan bien como lo hizo. Hay varios aspectos que avalan esta teoría: frente a la espectacularidad de la película de 1977, EL OJO DE LA MENTE resulta mucho más modesta, con más economía de escenarios y personajes. Casi toda la acción se desarrolla en el planeta Circarpous, adonde Luke y Leia llegan por accidente para terminar involucrados en la búsqueda del misterioso cristal Kaibur, un objeto capaz de atraer y amplificar el poder de la Fuerza hasta límites insospechados. Foster lleva la novela a su terreno al prestar una atención especial a la descripción detallada de las especies nativas del planeta.

EL OJO DE LA MENTE

EL OJO DE LA MENTE permanece como una rara avis dentro del universo fantástico de Lucas, sobre todo a la luz de lo visto en las películas posteriores. Hay varias escenas de fuerte tensión sexual entre Luke y Leia, y la imagen que da de Vader es mucho más siniestra y oscura, muy lejos del Ángel-caído-y-redimido del Episodio VI y las precuelas. Por otro lado, el cristal Kaibur aparece mencionado en algunos de los primeros esbozos de guión pergeñados por Lucas, y aunque finalmente fue desechado en las películas, fue reciclado para el Universo Expandido como una de las fuentes de energía de los sables de luz de los caballeros Jedi.

Esta novela fue publicada en su momento en España por la extinta editorial Argos Vergara aunque hoy en día se halla descatalogada y es prácticamente inencontrable. Existe, no obstante, una adaptación al cómic realizada por Terry Austin y Chris Sprouse, que intenta limar asperezas entre la novela y EL IMPERIO CONTRAATACA modificando algunas escenas e introduciendo otras nuevas, y que si es accesible al lector hispano a través de la edición de Norma Comics.

Foster tardó más de una década en regresar al Universo Expandido, y cuando lo hizo, fue por la puerta grande, en medio del revuelo por el inminente estreno del EPISODIO II: EL ATAQUE DE LOS CLONES. Al principio de dicha película, Obi Wan y Anakin acaban de regresar de una misión secreta en el planeta Ansión, que es precisamente la que narra nuestro autor en LA LLEGADA DE LA TORMENTA (2002) una novela que guarda muchos paralelismos con EL OJO DE LA MENTE, pero que por comparación, resulta un poco menos fresca e inspirada que esta. Hay, no obstante, algunas pinceladas sueltas aquí y allá (la camaradería entre maestro y aprendiz, la descripción de la vida y costumbres de los nómadas de Ansión, la rivalidad entre Anakin y la otra joven padawan, etc.) que nos remiten al mejor Foster, el de la década de los setenta y principios de los ochenta, cuando nuestro autor se hallaba en su mejor momento creativo.

Por desgracia, LA LLEGADA DE LA TORMENTA es el único libro de Foster que se ha publicado en España en los últimos años ya que por algún motivo se trata de un escritor menospreciado por las editoriales del género que mayormente le han ignorado, a excepción quizás de Edaf y Alberto Santos Editor. Craso error, ya que Foster es uno de esos escritores indispensables que si bien no ha escrito algún best seller millonario (en el peor sentido del término) ha logrado mantener un más que estimable nivel de calidad en todas y cada una de sus obras, de tal manera que su lectura nunca decepciona y si garantiza, en cambio, entretenimiento y espíritu aventurero en estado puro. Ojalá que algún día algún editor patrio recapacite y se decida a rescatar a este interesante autor para todos los aficionados españoles, y que nosotros vivamos para verlo.

© Alejandro Caveda, (2.049 palabras) Créditos
Publicado originalmente en El zoco de Lakkmanda el 8 de junio de 2008