LES HOMMES MACHINES CONTRE GANDAHAR
LES HOMMES MACHINES CONTRE GANDAHAR Jean-Pierre Andrevon
Título original: Les hommes machines contre Gandahar
Año de publicación: 1969
Editorial: Denoël
Colección: Presence du futur
Traducción: Edición original en francés
Edición: 1997
Páginas: 271
ISBN:
Precio: ---
Comentarios de: Jorge Armando Romo

Debo confesarles que me salí con la mía: me conseguí trece novelas de ciencia-ficción francesa clásica. Y ustedes dirán: sí hijo mío, muy interesante, ¿y luego? Pues que lo interesante del asunto es que las trece novelas están en su idioma original y que fuera de Francia nadie sabe de ellas. Así que me he dado a la tarea, como dicen los estadounidenses little by little (poco a poco) de darlas a conocer como una labor de difusión con respecto al panorama de la ficción científica que se ha desarrollado en aquel país; aparte de que me sirve también como práctica para perfeccionar mi francés (y por qué no, también mi español al escribir estos comentarios)

No soy ningún experto en el tema y la siguiente aseveración es producto de mi búsqueda placentera de novelas de ciencia-ficción francesa: la ficción científica en aquel país europeo ha dado grandes obras maestras, aunque a un ritmo muy irregular. Muchos de los cuentos que son recopilados en diferentes antologías pecan muchas veces de experimentos literarios fallidos que al elevar a la enésima potencia la experimentación, uno al final no sabe de qué trató el business. Sin embargo, hay interesantes excepciones que bien vale la pena comentar como el librín que ahora reseño.

LES HOMMES MACHINE CONTRE GANDAHAR (LOS HOMBRES MÁQUINA CONTRA GANDAHAR) es la primera novela de Jean-Pierre Andrevon que abre con júbilo su prolífica carrera como escritor y figura crucial de la ciencia-ficción en Francia. Asimismo, este libro está considerado como una de las primeras novelas francesas que rondan en torno a la fantaciencia.

La historia transcurre a miles de años en el futuro, cuando los seres humanos han colonizado otros planetas y se han adaptado a sus nuevos hábitats. En la región de Gandahar, en el planeta Tridan, habitan personas que se desenvuelven en un mundo de armonía con la naturaleza. Todo parece ser miel sobre hojuelas. De pronto, pueblos enteros comienzan a desaparecer, atacados por una amenaza salida de la nada: los hombres máquina. Preocupada por la terrible situación que impera, la reina Ambisextra envía al caballero Sylvin Lanvere para averiguar cuál es el meollo de todo este asunto. Pronto, nuestro valiente héroe observa cómo de algún lugar totalmente desconocido cientos de robots aparecen para destruir todo lo que encuentren a su paso. Hecho prisionero por éstos, se encuentra con Airelle, una nativa de aquel lejano planeta que desea conocer el por qué del ataque de los hombres máquina. Gracias a la ayuda de un sorn (un enorme animal de tipo reptiliano) consiguen escapar.

Esta primera parte mantiene el interés del lector. Hay aventuras, intriga, y en breve comenzarán a desvelarse las primeras pistas sobre el origen del ataque a Gandahar. Los personajes manifiestan una interesante psicología que llama la atención. Son medio seres humanos y medio seres extraterrestres que tienen una gran curiosidad con respecto al mundo y a las situaciones que les rodean. Asimismo, en breve se desata entre ellos una pasión y un romance que nutre sustancialmente la trama. Afortunadamente, los dos tienen papeles preponderantes y nunca el héroe tiene que rescatar de todo apuro a la chica bella pero boba como ocurre en otras historias.

Juntos, los héroes descubren a Metemorphe, una especie de ente intelectual muy avanzado que yace abandonado como un experimento sin importancia que alguna vez tuvo cierta utilidad para los habitantes de Gandahar. Muy pronto, este ser consigue vislumbrar el origen de la amenaza al deducir que en miles de años sufrirá fallas que lo llevarán a atentar contra sus propios creadores.

Como se menciona en algunos sitios web franceses especializados, la vida armoniosa de los gandaharianos trae varios pecados al olvidar por completo su pasado y al ser hipócritas con su presente. Su propia creación es olvidada al grado de ignorar por completo que esta podría algún día tomar conciencia y revelarse contra sus creadores.

La novela se pasea libremente entre los conceptos científicos y las situaciones fantásticas. La reina Ambisextra no es sólo una gobernante, sino una bruja buena que sin embargo no tiene la capacidad para detener la amenaza a pesar de todos los recursos mágicos que posee.

El estilo con el que está escrita la novela mantiene anclado al lector en todo momento. Hay un lenguaje un tanto trabajado y bien pulido si caer en el exceso experimental que comentaba al principio como ocurre con los relatos.

La novela cuenta con una adaptación cinematográfica majestuosa y fiel a la obra original producida por René Laloux y Philippe Caza en 1987. GANDAHAR, como se le conoció en Francia, tuvo gran éxito dentro del llamado cine de arte. Un punto interesante es que cuando fue comercializada a Estados Unidos, se le puso el ambiguo nombre de LIGHT YEARS (AÑOS LUZ) y a su vez fue promocionada por nada más y nada menos que Isaac Asimov. Asimismo, en la década de los 90 Andrevon decidió convertirla en una saga con cuatro continuaciones que describen otras aventuras similares de Sylvin Lanvere.

Lo bueno: una primera novela bien escrita y que se desenvuelve bien, buenos personajes e interesantes situaciones.

La crítica: Una buena historia que cierra tan bien al grado de que no le veo mucho sentido escribir más continuaciones.

© Jorge Armando Romo, (871 palabras) Créditos