Especial Worldcon 2009, 15
A punto de comenzar
por Miguel Esquirol Ríos

Anticipacion, el encuentro internacional de ciencia-ficción en Montreal está a pocos días de comenzar. Hemos repasado largamente los invitados de honor, hemos intentado ampliar los horizontes de la ciencia-ficción al descubrir la que se escribe en Canadá, la escrita en francés y la de Quebec. Hemos repasado algunas de las obras que se presentaran en los Hugo y los diferentes eventos que podremos participar. Después de esto y antes de que de inicio cabe la pena preguntarnos qué nos dice todo esto a nosotros. A los interesados en la ciencia-ficción desde el mundo hispano. A quienes leemos traducciones y autores nacionales y que estamos lejos de estos eventos internacionales así como de la potencia que tienen los grupos de fanáticos en estos países. Vale la pena traer algunas conclusiones pre-worldcon.

:: La ciencia-ficción es en inglés. Lamentablemente la ciencia-ficción es un fenómeno de mercado principalmente en inglés, y en este idioma escriben, leen y publican los principales y más importantes jugadores. Es por eso que la mayor parte de los libros se publican en este idioma, así como los eventos y los premios. Pero aunque esta es la realidad, también descubrimos que la ciencia-ficción sobrevive sin ningún problema en los resquicios de esta literatura dominante. La literatura en francés así como la específica de Quebec han logrado crear su propio espacio, y aunque nunca superarán en cifras a sus vecinos del sur, gracias a sus propios premios, publicaciones y autores no tienen nada que envidiar. En conclusión aunque la ciencia-ficción es en inglés, es posible y necesaria la existencia de otras ciencias ficciónes.

:: Hay un elemento primordial para la existencia de una ciencia-ficción en español, o argentina, o latinoamericana o de cualquier región. Es necesario un grupo de lectores y escritores que estén en permanente contacto entre ellos y con los autores. Un lugar donde los interesados puedan acudir y donde se compartan ideas comunes, se converse y discuta. Los dos elementos que permitieron que la ciencia-ficción surgiera tanto en Estados Unidos ya casi tres cuartos de siglo atrás y en otros países como Canadá fueron primero las revistas que publicaban cuentos, cartas, críticas. Y también los encuentros donde tanto escritores como lectores podían llegar a encontrarse. En tercer lugar participaron de este movimiento los premios, no los concursos que tienen que comprometer premio y publicación, sino simplemente el reconocimiento de los pares. Concursos como los Hugo es una forma de que la ciencia-ficción de calidad sea conocida y puesta en el lugar que se le corresponde.

:: Una de las cosas que enseña el Worldcon es que no es necesario un gran capital económico para la creación de un festival de este nivel, sino un capital humano. La mayor parte de la gente que participa de este encuentro lo hace a nivel de voluntariado y todos los asistentes pagan su pequeña cuota para hacerlo real. La participación de grandes nombres como Neil Gaiman hacen que la asistencia sea atractiva, y la gran multiplicidad de actividades durante esas fechas hace que sea una experiencia que valga la pena ser repetida año tras año.

:: Que existan pocas revistas importantes de ciencia-ficción en español, y la ausencia de un encuentro internacional o de un premio que reconozca a las mejores obras publicadas no solamente refleja la poca presencia que el género tiene en nuestro idioma, sino también el poco interés de crear una comunidad internacional donde escritores y lectores se puedan encontrar. Existen maravillosos proyectos, revistas con muchos años de historia, grandes autores, pero falta dar un paso más hacia adelante. No hablo de grandes esfuerzos, sino únicamente de un interés en aprovechar este género que habla del futuro y de la imaginación para empezar a hacer cosas reales.

:: El Worldcon también refleja entre sus participantes y sus actividades la multiplicidad de intereses. Desde aquellos que están en el género por la propia literatura, o los que se han acercado por el cómic y el cine. Los que les gusta disfrazarse, los artistas y creativos e incluso los estudiosos del género. Los que les interesa la ciencia o aquellos que buscan sólo la fantasía, quienes quieren naves espaciales y persecuciones, y los que encuentran en el género una oportunidad de analizar el presente y el futuro del ser humano.

:: Es hora que nos enorgullezcamos de nuestros propios autores en un contexto internacional, que participemos con interés y curiosidad en eventos internacionales y que no sólo nos limitemos a leer obras traducidas del inglés y empecemos a explorar nuevos mundos que tenemos a nuestro alcance. Una Worldcon y los nombres que descubriremos es una excelente oportunidad para esto.

:: A pesar de la distancia y del idioma que nos aleja, no tenemos que perder la oportunidad de participar de este encuentro de ciencia-ficción internacional, y aunque sea con nuestro interés y nuestra presencia intentar hacerlo un poco más internacional y también un poco más nuestro.

© Miguel Esquirol Ríos, (822 palabras) Créditos