AL FINAL DEL ARCO IRIS
AL FINAL DEL ARCO IRIS Vernor Vinge
Título original: Rainbow´s End
Año de publicación: 2006
Editorial: Ediciones B
Colección: Nova. ciencia-ficción nº 210
Traducción: Pedro Jorge Romero
Edición: 2008
Páginas: 412
ISBN:
Precio: 18 EUR
Comentarios de: Ramón Batalla

Aquí tenemos un libro apreciable no sólo por su calidad literaria, que la tiene, o por la historia narrada que es interesante; si no por el contexto en que se desarrolla. El entorno tecnológico en el que se mueven los personajes, de forma natural y simple, es todo un logro.

Vernor Vinge es un escritor que nos deleita con una novela muy de vez en cuando, aún así siempre las convierte en un acontecimiento para el género. Siempre consigue dejar huella y remueve un poco el, a veces, estancado género de la ciencia-ficción. Esta vez lo vuelve a conseguir con una historia impactante y asombrosa.

Un thriller sobre corporaciones secretas y agencias gubernamentales como fondo narrativo le sirve de base para todo un despliegue de capacidades tecnológicas que permiten descubrir la evolución en el uso social de la tecnología y su utilización en la vida cotidiana durante las próximas décadas. Todo un ejemplo de anticipación tecnológica.

Es ciencia-ficción en su mejor expresión, llena de ideas innovadoras explicadas mediante el uso diario de las mismas; es en su normalidad y cotidianeidad donde se observan sus posibilidades, sus cualidades y sus deficiencias sin necesidad de explicaciones, simplemente leyendo la novela el lector adquiere ese conocimiento de forma natural y sin darse cuenta.

La novela nos permite observar las actuales limitaciones tecnológicas y las posibilidades de un mundo donde la tecnología esta tan ligada al día a día que realidad y no realidad se confunden. Vernor Vinge lo hace sin tomar un partido claro, con naturalidad, sin sermones, ni críticas, ni siquiera nos indica que sea algo evitable, ni tampoco bueno o malo... solo es lo que hay, lo que va a venir y créanme cuando les digo que si no acierta se quedará muy cerquita.

Les diré que al acabar AL FINAL DEL ARCO IRIS se siente que estamos en un mundo muy primitivo aún, pendiente de un salto evolutivo tecnológico sin contemplaciones del que actualmente sólo podemos intuir sus inicios. Si no les da miedo la tecnología y la viven cada día, como es mi caso, sin duda disfrutarán de la novela.

¿Quieren saber que nos depara el futuro en comunicaciones? ¿Quieren saber que puede ser la tumba de los actuales interfaces de acceso a Internet? Este libro les permitirá hacer una mirada a nuestro futuro limpiamente.

No negaré que se requiere de cierto esfuerzo para un lector que no este muy al día con la actual estado de Internet; en la novela los interfaces actuales de acceso a la red aparecen como algo totalmente anticuado y lo mejor de todo es que no hace falta que se lo explique... es que se intuye. Lo que presenta es muy superior al estado actual de la tecnología pero sin alejarse tanto como para no ser creíble o casi mágico, como diría Clarke, y posible en algunas décadas más.

El autor exige al lector un conocimiento de estado del arte de Internet; debe ser algo entendido, conocedor y asumir todos sus actuales usos para poder sacar toda la riqueza que nos ofrece el autor. En ese sentido, es una novela puramente hard.

¿Cual es esta tecnología? Bueno. Lo que nos presenta Vinge es un cúmulo de temas muy punteros, actualmente teorizados o en prototipos muy primerizos. Realidad aumentada, hiperrealidad, realidad virtual, información en lentillas, interfaces táctiles, mediante equilibriocepción o propiocepción cualquier de estos elementos serviría para definir a grosso modo lo que Vinge nos muestra pero sólo leyendo la novela se puede interpretar y entender correctamente sus posibilidades.

Además de estos factores tan hard y también de anticipación o futuro cercano, AL FINAL DEL ARCO IRIS tiene otros valores literarios; en parte por la hermosísima explicación de como puede ser la mente de un enfermo de Alzheimer y como poco a poco se va recuperando de semejante enfermedad cruel.

(Off-Topic: Sin los recuerdos la vida no tiene ningún valor. La vejez simplemente debe ser soportable mientras, buenos o malos, los recuerdos nos permiten darle sentido a toda una vida. Sin ellos, sin los recuerdos, a medida que el Alzheimer corroe los recuerdos, la vida pierde todo el significado y puede ser insoportable)

Vinge nos pone en la piel de un enfermo que poco a poco consigue recuperarse de dicha enfermedad gracias a nuevos avances médicos y deberá enfrentarse a un mundo donde una nueva tecnología lo inunda todo. El protagonista irá asumiendo progresivamente las posibilidades de la sociedad actual y las posibilidades de la nueva tecnología. Todo esto juntamente con un complot de alcance mundial que simplemente le da un poco de ritmo a la novela pero, para mi, no es el principal valor de la misma.

Todo un ejemplo de lo que realmente diferencia la ciencia-ficción de cualquier otro género literario, y un merecidísimo Premio Hugo 2007 de novela.

© Ramón Batalla, (801 palabras) Créditos
Publicado originalmente en En clave pública el 22 de septiembre de 2008
CC by-nc-sa 2.1 es