DISPARO EN RED N 49
DISPARO EN RED N 49 Varios
Título original: Disparo en red N 49
Año de publicación: 2008
Editorial: Disparo en red
Colección: Disparo en red
Traducción: ---
Edición: 2008
ISBN:
Precio: ---

Aunque a simple repaso pareciera una iniciativa enmarcada en esa contracultura digital cubana que no se detiene, y transita de la experimentación con hipertexto al rock e incluye la difusión del género, sabemos que participan en su impulso el Taller de Creación Espiral de Ciencia-ficción y Fantasía y el Centro de Formación Literaria Onelio Cardoso, las cuales son instituciones representativas de la literatura cubana.

Constante en su periplo digital hasta el momento de su despedida y cierre, nos ofrece un esquema donde primero reluce la frase, elegida con acierto y despernancándose con significados más allá de lo supuesto para demostrar que de esencias y de fantasmas está permeada cualquier palabra y como diría el maestro Borges tiende a representar al universo. En esta ocasión eligieron una de James Cameron que sintetiza la relatividad que habitamos, si comparamos la opinión de diferentes personas sobre el mismo evento.

Karel Capek: la ficción más real: Santiago Díez San José

Tomado de C, nos atrevemos a glosar al autor parapetándonos tras las coincidencias de pareceres cuando las hemos leído y sintetizando cuando no ha sucedió. Entrega una panorámica vigorosa repasando la obra traducida al español. Empieza rompiendo lanzas en defensa de la diversidad y de la tendencia de los ignorantes a agrupar en categorías manejables pero mentirosas los acontecimientos de la realidad. Nos recuerda que Karel fue uno de los padres fundadores de la ciencia-ficción en Europa en general y en Checoslovaquia en particular, destacando su actitud comprometida con la democracia y los trabajadores, su combate contra la maquinización de los seres humanos, la estupidez y el totalitarismo y su defensa de los robots con vísceras, artificiales aunque orgánicos y sufrientes.

Destripa R. U. R. entregando claves de lectura pergeñadas con pasión y apuntando a que la fecha de caducidad de los replicantes de BLADE RUNNER ya venía incluida en las características de los seres de Capek.

En EL JUEGO DE LOS INSECTOS denuncia ese tránsito de la indiferencia a la resignación en que los insectos personifican la situación de la Europa de entreguerras y que acabó de manera tan trágica.

De LA FÁBRICA DE LO ABSOLUTO retoma la relación entre ambigüedad y ética formulada a través de un invento que igual puede conducir a la utopía o a la catástrofe, ya que la contaminación provocada por las usinas deviene en una sustancia celestial, a la cual todos tendrán acceso para usarla como deseen, en una especie de comunismo de lo divino. La iglesia queda malparada como intermediaria y rescata que en cada cual debe existir una reserva moral que le permita manejarse en cualquier circunstancia.

Continua con EL CASO MAKROPOULUS, una especie de sainete en tres actos con cierre a cargo del sentido de la maravilla de la ciencia-ficción, con esta no me expando porque no ha pasado por mis ojos. Luego aborda LA PESTE BLANCA que va de guerra biológica, enfermedades incurables y guerras imperiales y que por el desaliento ya instalado en el autor ante el avance del nazismo no tendrá final feliz (tampoco es leída)

Remata con LA GUERRA DE LAS SALAMANDRAS esa estupenda obra donde se descubre una especie nueva (no un ejemplar como en caso de KING KONG) que de atracción de feria pasará a ser manoseada hasta el cansancio por los medios de comunicación, llegando a constituir una sociedad de clases aún más rígida que la humana y como siempre sobreviene en momentos similares, los actores estarán determinados por sus circunstancias y empujados a la guerra provocaran una terrible masacre, si el análisis coincide con lo sucedido en Europa baja la presión de la bota nazi, ocurre porque Karel poseía esa capacidad para discernir lo que devendría, sin necesidad de juegos estadísticos y prospectivistas, con lucidez aterradora desnuda la ambición sin bordes de la única especie capaz de extinguir a la humanidad: el homo capitalistens.

¿QUIÉN HAY AHÍ?: John W. Campbell, Jr.

Clásico de clásicos. un par de films inolvidables se han sumergido en su sugerente y fértil surco, desde el realizado por la dupla Howard Hawks-Christian Nyby hasta el dirigido por John Carpenter. cada cual en su talante ha aportado elementos y mecanismos de valoración que no desmerecen desde su soporte al compararlos con el texto, es cierto que se han introducido cambios, se ha globalizado el contexto, la chica de la versión de Nyby-Hawks ha desaparecido en la de Carpenter, respetuosa del grupo de varones que deberán enfrentar el riesgo y aproximándose a la visión masculina de Campbell. lo que si puede ser un vomitivo es la anunciada precuela que vendrá a decirnos lo que ya sabemos, creemos que es una mera excusa para encaramarse en la notable película de Carpenter, relatándonos seguro en medio de una orgía de sangre lo que aconteció en el campamento noruego.

El relato va siguiendo las peripecias de un grupo de científicos aislados en la Antártica y que deben enfrentar a un monstruo, que lo es más por que asume la misma forma de sus víctimas, desconcertando a los supervivientes mientras continúa liquidándolos. Surgido de las tripas heladas de un continente que yace congelado desde hace veinte millones de años, es un organismo capaz de asimilar la información genética y del proteoma para transformarse, con una inteligencia vivaz y una tasa de adaptación que mantiene a velocidad endiablada y de quien no llegará a saberse ni el contorno, puesto que ya mezclados los datos genéticos y proteínicos en una armazón corpórea, lo que emerge es un auténtico ser nuevo, galvanizado en torno a su deseo de supervivencia. Y que utilizando la tecnología terrestre a su alcance puede repetir la propia para escaparse con un artilugio antigravedad. Aún recuerdo a contrapelo, cuando tropecé en bazar suelo del ferial Amazonas (centro histórica de Lima) un ejemplar de la colección Centauro (n 83, Acmé, Argentina) y lo levanté, frágil y sucio, pensando ya en desinfectarlo cuando llegara a casa.

Multiforme y vertiginoso, el ente representa un peligro máximo porque atenta contra la especie humana, el miedo nos posee y sentimos que ese ET, emparentado con los Innombrables lovecraftianos (y ya en esa ruta escuchamos el Tekeli-li de Arthur Gordon Pym) puede ser el único que conozcamos. Su eficiencia letal nos remite a esos congresistas yuppies USA, insensibles y codiciosos, que autorizaron regalarle 700.000 millones al sistema bancario con la excusa de proteger a los accionistas (como si la mayoría de las acciones no pertenecieran al diminuto grupúsculo de siempre) a costa de los contribuyentes, y al igual que en dicha peripecia, la angustia (desposeídos en la realidad y perseguidos en la novela) permanece a lo largo de los párrafos y no hay final feliz.

Agregaremos que el inicio es impactante, casi podemos oler el hedor de la base polar, la explicación científica del casual encuentro cercano del tercer tipo se construye de manera acertada y con descripciones atrayentes, que combinan los efectos detallados de la destrucción de la nave alienígena con el frío que corroe, el viento que momifica y la niebla que nos extravía, que están allí además, para acentuar los riesgos de la perfecta trampa elaborada por Campbell (en Agosto 1938 cuando fue publicado en Astounding, en pleno verano nórdico para atemperar los asaltos gélidos de la ventisca, funcionaba aún mejor) que se ensancha y nos envuelve como pesadilla vehemente y acerada que gira cortando los vínculos con la cordura y arrojándonos a un pozo de pavor. Creo que por ese sólo relato hubiera dejado huella en la historia de la ciencia-ficción.

EXPRESO HABANA-AMSTELVEN: Yoss

Uno siente la bilis autobiográfica borboteando entre líneas, el inicio expuesto con soltura y maestría es un ejemplo que los sofistas aplaudirían y la sinécdoque aprobaría. la existencia, en apariencia plagada de sinsabores de eleanor ofarrill, rubia y de ojos verdes, pero fea con ganas, alta y musculosa, se desgrana ante nuestras neuronas y bastoncillos (lo digo, porque a diferencia de esa oscuridad que exuda el relato de yoss contra la sociedad cubana, y que debe ser justificada hasta cierto punto, acabo de recibir noticias contrastantes de un amigo peruano, cineasta y entusiasta él, quien me dice esplendente y exaltado que está ayudando a reconstruir el socialismo tras los huracanes ike y gustav (adoso que general el uno y emperador el otro, parece que castigaron a cuba con más rachas de las debidas mientras se disolvían antes de azotar texas, región que si hubiera merecido si nos animara la venganza)

De esbirra y soportando el machismo leninismo de las oficinas estatales, refiere con gracia la investigación judicial y los casos que le tocan, su encuentro con Michael, otro de tantos que quieren salir de Cuba a Extranjis, a tragarse un mundo, que sólo les entregará mierda a bocanadas, pero así vamos amarrados: convencidos de las bondades del capital los unos y antisistémicos los otros, hacia el abismo, hasta que nos sucede algo similar a los protagonistas, nos topamos con un espectáculo de luces extraterrestres que desembocara a posteriori en una avalancha de sucesos fortianos (Charles H. Fort, investigador de sucesos inexplicables, y escritor de varios libros recopilatorios) a cada cual más extraño.

El humor fluye a granel (ese chiste del fantasma de Napoleón y Fidel vale en oro su peso en bits) y el tremendo cameo que se pega sobre la propia ciencia-ficción, comparando casi a cada párrafo, lo que cuenta con algún clásico (sobre todo soviéticos, vetusta palabra, que sin embargo ha sobrevolado hoy a cada momento sobre este comentario) proporcionándole valor agregado, a la que sería disparatada idea sino estuviera acompañada de santería, reuniones burocráticas y humorísticas descripciones. O que conecta las luces ET con túneles de gusano, que llevan justito a los lugares donde quieren migrar los cubanos atrapados en el inmenso campo de concentración en que se ha convertido la isla, según deducciones extraídas de las líneas de Yoss. Excelente relato que aplaudo y del que quisiera compartir además de su idea central, que no sólo es original sino jocosa, las críticas políticas, lástima que se encuentren en las antípodas ideológicas de mi elección, ya que para mi, a quien le toca morar en la cotidiana y áspera lucha del capitalismo realmente existente, no le cabe duda que Cuba con sus defectos, es mejor y más digno que cualquier país opulento.

TEATRO DE CRUELDAD - UNA HISTORIA CORTA DEL MUNDODISCO: Terry Pratchet.

El humor estalla brutal, inmisericorde, casi desde la primera línea, el ataque a la autoridad establecida y los métodos burocráticos no se hace esperar, virulento, pero no exento de practicidad, ya que en silogismo apetito es a longaniza como Mundo Disco es a carcajada. No puede faltar una conversación con elementos kafkianos (ejemplo motivado por la referencia a la literatura checa en el artículo de Santiago Díez) que nos precipite a conjeturas risueñas o a despistes jacarandosos (la realizada entre Zanahoria, agente de la Ley y la MUERTE o la muy seria con los gnomos) y como es frecuente en Terry de repente se descuelga con un mazazo humanista y sincero, entonces comprendemos con un chispazo cual era su auténtico propósito: impulsarnos a cuestionarnos mientras nos divertimos. Es un maestro, creado por los Dioses del Azar para que recorramos, más allá de las mentiras piadosas, el territorio de los hallazgos desgarradores derivados de la cruel cotidianeidad.

Lástima que no colocan una explicación al nombre del dibujo de portada (Tara Connor) que adorna su primera página, porque aunque sea un personaje del duro camino que emprende John Connor en TERMINADOR INFINITY para salvar a la humanidad, casi coincide con el de Miss USA 2006 (si, la de la clínica de rehabilitación por consumo de cocaína)

El estilo me despierta resonancias de otros artistas, pero en la enlentecida maraña en que se está convirtiendo mi hervidero de neuronas, cada con más frecuencia equivocó la orientación y termino como decía Charles Dickens extraviado en el camino equivocado, sin lograr identificar al autor (a) Semeja una mezcla de las guerreras del manga y de los ciberpunks detallados en AMBIENTE de Jack Womack (no es casual el enlace, primero llegó el impacto del dibujo y después rememoré LA EBULLICIÓN: el fenómeno que concentra la fortuna del planeta en una elite de familias menor aún y el salvaje capitalismo que se engendra, al estilo de lo que podría suceder tras la burbuja financiera y la crisis desencadenada este año) Expresa, quizás parcial y aleccionador, esa participación vergonzante de la mujer en una actividad, que debería estar cerrada por humanismo, ya que no por capacidad, porque cuando les ha tocado han demostrado ser tan o más recias que los varones. Recuerden a las soldadas rusas de LOS AMANECERES SON AQUÍ TRANQUILOS de Stanislav Rostotski o a Kiera Knightly como mercenaria en DOMINO (para apoyarme en figuras simbólicas antitéticas) de Tony Scott, y disculpen que recurra a la ficción, pero es que sigo enfadado, con quienes tras entregarle esos 700.000 millones a los banqueros por solidaridad, ni siquiera han pensado en quienes sufren hambre, padecen de enfermedades (SIDA, TBC, IRAs, EDAs) están jaqueados por problemas ambientales o son simplemente pobres, y si un regalo como ese se entrega a quienes mas atesoran, se está borra el significado del concepto solidaridad, trastocando realidad y fantasía, entonces porque no acudir a las bellas figuras de Yelena (hija de una Rusia inolvidable que a pesar de sus taras — Connor o no— nunca se arrimó a los horrores de ese capital despiadado y esquilmador que nos acosa) y Kiera (vástago de un imperio que oprimió y exaccionó, hay quienes dicen con astucia y suficiente intriga como para que los proteja un siglo o dos) para ilustrar lo que quiero expresar: cuatro imágenes de mujeres en apariencia contrapuestas pero entrelazadas en mi memoria.

© Luis Antonio Bolaños de La Cruz, (2.642 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Candor Chasma el 9 de octubre de 2008