MATERIA EXTRAÑA
MATERIA EXTRAÑA Juan José Gómez Cadenas
Título original: ---
Año de publicación: 2008
Editorial: Espasa
Colección: ---
Traducción: ---
Edición: 2008
Páginas: 441
ISBN:
Precio: 22 EUR

No suelo leer best-sellers, fundamentalmente porque son libros que, pese al oficio que con el que están construidos, no suelen aportar gran cosa desde el punto de vista literario ni de contenido. Esa aparente contradicción, el mucho oficio y la poca sustancia, tiene su explicación. Este tipo de libros están fabricados (es la palabra) son la obvia intención de dar al lector satisfacción inmediata usando técnicas básicas, pero sobradamente probadas desde los tiempos del folletón decimonónico (personajes imposibles, innumerables puntos de ruptura de la intriga, argumentos voluminosos, etc. etc.) Sin embargo, los citados argumentos voluminosos suelen estar huecos y no ir más allá de la socorrida conspiración, sea de índole sentimental, política, diplomática o industrial. En definitiva, todos se suelen resumir, con las naturales excepciones, en que alguien quiere hacer mucho mal a una persona (o a la humanidad entera) y otro alguien se encuentra en disposición de impedirlo o al menos interponerse con resultados finales, eso si, bastante dispares.

MATERIA EXTRAÑA no se sale de este esquema, libro fabricado para solaz de los amantes de las grandes conspiraciones (de hecho se venden dos por el precio de una) de los personajes bien repartidos entre buenos y malos (aunque la modernidad obligue a cierta ambigüedad, la diferenciación está clara) y de los finales... Eso no se dice.

MATERIA EXTRAÑA se sitúa en un futuro muy cercano, sobre el 2010-2011, cuando el gigantesco acelerador de partículas LHC en el CERN, que al día de la fecha está a punto de terminar de construirse, esté a pleno rendimiento y los físicos puedan empezar a desbaratar átomos hasta convertirlos en sopa de partículas primigenias. El problema residirá en que esos experimentos empezarán a producir la materia extraña, que no antimateria, que da título al libro, una exótica y destructiva combinación de quarks que puede acabar con la materia normal si entra en contacto con ella. Y claro, la Tierra está compuesta íntegramente de materia normal, con lo que esta parte de la novela es obvia: las conspiraciones de salón que mantienen las banderías opuestas de los físicos del CERN para llevar el experimento hasta sus últimas consecuencias o paralizarlo en prevención de males mayores (en realidad, el mal definitivo, la destrucciónn de la Tierra)

La verdad es que esto es lo suficientemente atractivo como para llenar páginas y páginas: sesudos científicos, con sus batas al aire y sus gafitas en precario equilibrio en la punta de la nariz, recorriendo los pasillos del CERN cuchicheando abstrusas teorías por los rincones, o zampabolleando en carísimos restaurantes de Ginebra mientras preparan zancadillas, virtuales y reales, a sus colegas, todo aderezado por proclamas catastrofistas de visionarios paranoicos y sibilinos periodistas aprovechándose del candor de los muy inteligentes, pero a veces demasiado ingenuos, científicos.

Pero no, a Juan José López Cadenas le debió parecer poca cosa y decidió introducir una rutinaria historia de espías, una aún más rutinaria historia de mafiosos rusos, y salpimentarlo todo con detalles de las vidas de protagonistas y secundarios que, realmente no aportan nada a lo que, según la contraportada, parecía que iba a ser una sugestiva historia de conjuras de salón asentada en una más que consistente (Gómez Cadenas es físico y trabajó durante ocho años en el propio CERN) base científica.

El resultado se concreta en una cansina serie de coitus interruptus en los que se salta de una historia a otra precisamente en el mejor momento de la narración. Como ya me conozco el percal llegó un punto en el que marqué la página y me dediqué a una de las historias, y una vez finalizada esta, retomé la otra hasta el final. Si alguien considera esta técnica lectora, recomendaría leer primero la historia de espionaje hasta que los protagonistas de ambas se vuelven a encontrar, y posteriormente dedicarse a los científicos del CERN hasta el citado enlace, que ya permite acabar la novela del tirón.

En cuanto a las historias laterales y añadidos varios los hay para todos los gustos, desde los simplemente absurdos (en el sentido que no hay forma de encajarlos de una forma lógica en ninguna de las dos historias) hasta los ilustrativos, pasando por los simplemente aburridos o prescindibles.

En definitiva, un best-seller honesto puesto que, obviando la siempre maldita contraportada, está escrito como tal y no pretende pasar por otra cosa, que proporcionará unas buenas horas de entretenimiento, y repleto de aventuras novelescas, en el estricto sentido de la palabra, aunque hubiera sido más sólido si se hubiera concentrado en sólo una de las narraciones (de hecho se puede decir que son dos novelas enlazadas) y se hubiera mantenido mas a raya los adornos.

© Francisco José Súñer Iglesias, (773 palabras) Créditos