LOS CLANES DE LA LUNA ALFANA
LOS CLANES DE LA LUNA ALFANA Philip K. Dick
Título original: Clans of the Alphane Moon
Año de publicación: 1964
Editorial: Minotauro
Colección: Biblioteca Philip K. Dick
Traducción: Estela Gutiérrez Torres
Edición: 2003
ISBN:
Precio: 15 EUR
Comentarios de: Luis García

Philip K. Dick nos presenta una novela plagada de ironías, que si bien no es una de las grandes obras de Dick, es altamente entretenida y muy divertida. Además, según he leído, la obra está concebida para que Dick se desahogase por la delicada situación que pasaba su matrimonio.

El libro gira entorno a un asentamiento de pacientes mentales en una de las lunas del sistema alfano. Éstos llegaron para ser ingresados en el centro psiquiátrico que había pero, debido a la guerra de la Tierra contra los alfanos, los pacientes quedaron aislados en la luna. Esto les llevó, al cabo de un tiempo, a convivir en diferentes clanes, según sus patologías. Así encontramos los paranoicos pares, los maníacos mans, los lunáticos esquizos, los obsesivos compulsivos ob-com y los estáticos hebes. Estos viven en relativa armonía y, por eso, cuando la tierra se vuelve a interesar por ellos, ellos no están de acuerdo en volver a un centro psiquiátrico y escatimarán recursos para lograrlo.

Por otro lado, en la Tierra, nos encontramos con Chuck Ritterford, que trabaja en la CIA programando simulacros (una especie de robots que pueden funcionar como humanos de manera propia o bien por control remoto) Se encuentra recién divorciado de su cruel y obsesiva esposa y entre suicidarse y matarla a ella, se decide por lo segundo. Por ese motivo urde un intrincando plan para acabar con ella a distancia, aprovechando que ha ido a la luna alfana en misión de reconocimiento. Pero las cosas se complican para Chuck y acaba metido en una trama que le llevará a verse involucrado con la supervivencia de los clanes.

El libro es muy sencillo, con una trama sin sorpresas ni giros inesperados, aunque eso no le resta interés ya que en ningún momento llega a aburrir. Los personajes son algo arquetípicos: mujer mandona, chica guapa que ayuda, policías buenos y malos y el protagonista (como el propio Dick) desesperado y cansado de la vida de que lleva. Eso no resta mérito a personajes muy interesantes como el hongo ganimediano, capaz de leer las mentes humanas, y aporta situaciones y diálogos muy divertidos a la novela; y a los propios personajes de la luna alfana, que cada cual actúa según su patología, creando una mezcla muy hilarante.

Otro hecho que no me ha acabado de convencer es que se omitan algunas partes de conexión entre algunos capítulos que, más que nada, hubieran aportado más trasfondo a la historia, aunque no creo que Dick tuviera tiempo para historias más largas y complejas. Un libro simplemente entretenido y que te hará pasar buenos ratos.

© Luis García, (434 palabras) Créditos
Publicado originalmente en El Archivo de Brint el 27 de septiembre de 2003
CC by-nc-nd 2.5