MASTERS DEL UNIVERSO
MASTERS DEL UNIVERSO Gary Goddard
EE.UU., 1987
Título original: Masters Of The Universe
Dirección: Gary Goddard
Guión: David Odell
Producción: Yoram Globus, Menahem Golan
Música: Bill Conti
Fotografía: Hanania Baer
Duración: 96 min.
IMDb:
Reparto: Dolph Lundgren (He-Man); Frank Langella (Skeletor); Meg Foster (Evil-Lyn); Billy Barty (Gwildor); Courteney Cox (Julie Winston); Robert Duncan McNeill (Kevin Corrigan); Jon Cypher (Duncan); Chelsea Field (Teela); James Tolkan (Detective Lubic); Christina Pickles (Bruja de Grayskull)

Allá por 1988, cuando estrenaron en mi ciudad MASTERS DEL UNIVERSO, estuve tentado de no verla. ¿A quién se le ocurre hacer una película basándose en una línea de juguetes? me pregunté. Esto tiene que ser un bodrio de mucho cuidado, me dije, dispuesto a pasar olímpicamente de tan extraña producción y pensando ahorrarme las 150 pelas de la época. Pero, ¡ay! uno más que cinéfilo es cinéfago, y acabé sucumbiendo a la curiosidad. Era un film de la Cannon, y aunque esta pequeña productora nunca destacó por la calidad de sus películas, era justo reconocer que sus producciones resultaban, por lo general, bastante entretenidas, si lo que uno buscaba era un par de horas de diversión intrascendente. De modo que me rasqué el bolsillo y allá fui, dispuesto a sumergirme en las aventuras del pajolero He-Man.

Lo más sorprendente de todo es que acabé pasándolo bien. La película en sí no valía gran cosa. El guión era poco menos que una extensión de los pijoteros anuncios de los muñequitos de Mattel, y el diseño de producción se asemejaba más al de los seriales de Flash Gordon de los años treinta que al de un film de los ochenta. Pero tenía acción y humor a raudales y, en conjunto, resultó ser un entretenimiento hueco pero eficaz. Las aventuras y desventuras de He-Man y sus amigos en la Tierra de nuestro tiempo, buscando una especie de llave cósmica que les permita derrotar al malvado Skéletor, tirano de Eternia, no aburrían en ningún momento. La película dura 106 minutos, pero se me pasó en un plis. Cuando regresaba a casa iba meditando sobre lo fácil que resulta juzgar un producto, libro o película, sin conocerlo. De acuerdo, MASTERS DEL UNIVERSO jamás entraría en los anales del cine, pero no había resultado ser el bodrio intragable que yo había temido. No me dolieron aquellas 150 pesetas. En realidad, en muchas otras ocasiones, antes y después de esta película, he pagado por ver films supuestamente de calidad, que eran capaces de dormir a las ovejas.

Lo mejor de esta cinta son las interpretaciones de los actores. El elenco protagonista, encabezado por ese armario nórdico que es Dolph Lundgren, sabía el material que tenía entre manos y debieron tomarse el rodaje poco menos que como un juego. Frank Langella, uno de los mejores Dráculas del cine después del incomparable Christopher Lee, está irreconocible caracterizado como Skéletor. Tenemos a Jon Cypher, al que muchos recordarán por su papel del Jefe Daniels en la serie policíaca Canción triste de Hill Street. James Tolkan es uno de los calvorotas más conocidos de la televisión americana, un rostro habitual en series policiales y de acción en las que casi siempre hacía de policía, al igual que en el film que nos ocupa. Y en cuanto a las chicas, tal vez la más conocida sea Courtney Cox, que posteriormente ha desarrollado una discreta carrera televisiva que le ha proporcionado bastante popularidad. Todos cumplen su cometido a la perfección, comportándose como si fueran personajes de cómic, lo que contribuye a hacer más ameno el film.

En resumen: MASTERS DEL UNIVERSO es lo que es y da exactamente lo que ofrece: diversión sana y sin complicaciones. Si tenéis oportunidad de verla, antes de darle al play del DVD recordad este artículo y disfrutad de ella como si todavía fuerais niños. Hacedme caso. Comprobareis que tengo razón.

© Antonio Quintana Carrandi, (566 palabras) Créditos