VISIONES DE ROBOT
VISIONES DE ROBOT Isaac Asimov
Título original: Robot Visions
Año de publicación: 1990
Editorial: Plaza & Janés
Colección: Jet 21
Traducción: Lorenzo Cortina
Edición: 1993
ISBN:
Precio: 5,5 EUR
Comentarios de: Jorge Romo

Vivimos en una época fascinante: la investigación en células madre con fines médicos promete mucho a pesar de las constantes trabas que gobiernos como el de George W. Bush han introducido deliberadamente en una clara muestra de oposición ultraderechista. En cuanto a la astronomía, cada día conocemos más sobre el universo al cual pertenecemos. Hay que mencionar que cada día se encuentran más planetas extrasolares con técnicas cada vez más especializadas al grado de que será posible en un futuro no muy lejano encontrar planetas similares a la Tierra que posiblemente alberguen algún tipo de vida. En cuanto a la hija de la ciencia, la tecnología, los avances con respecto en computadoras y sistemas automatizados nos muestran que vamos por buen camino hacia el desarrollo de la robótica en el siglo XXI. Sin embargo, ¿cuál será el papel de estos mecanismos avanzados una vez que formen parte de nuestras vidas? ¿Serán bien recibidos por la mayoría de la población? ¿O habrá un rechazo constante con el cual se tendrá que lidiar?

Hoy en día se dice que los expertos en robots fabrican mecanismos graciosos producto de la más alta tecnología que no hacen otra cosa más que impresionar y hacer que una que otra persona muestre una leve sonrisa. Robots tan avanzados como Asimo muestran que es posible desarrollar seres artificiales similares físicamente a nosotros, aunque a través de una constante serie de pruebas acompañadas de mucho errores. Si actualmente vemos el desarrollo de seres automatizados que bailan, expresan alguna gama de emociones humanas o que tienen ciertas virtudes programadas para tocar algún instrumento musical, ¿el siglo XXI será recordado como el siglo de la inteligencia artificial? Es posible que sí, aunque tardaremos muchísimo tiempo más en desarrollar seres automatizados capaces de reflexionar sobre su propia condición. Quizás el desarrollo de androides indistinguibles de los humanos sea un paso más en imitar la naturaleza, pero a su vez sería una demostración de que la tecnología puede alcanzar niveles insospechados que beneficien a la industria, la economía, así como a las mismas personas de manera individual. Las posibilidades son muchas y variadas y una gran cantidad de visionarios ha propuesto los futuros más interesantes e inclusive desquiciados. Este libro es una muestra de esto.

Asimov es conocido por todos por ser el creador de la palabra robótica, así como por ser el primero en postular las tres leyes de esa hipotética disciplina (para aquella época) en colaboración con John W. Campbell Jr. Todo esto sucedió cuando el buen doctor contaba solamente con veintiún años. A partir de ahí, la mayoría de los relatos, iniciando con CÍRCULO VICIOSO, se volvieron una especie de ejercicio en donde las leyes mencionadas entraban en contradicciones que tenían que ser resueltas por la predominancia de la primera ley.

Esta antología está compuesta por relatos y ensayos acerca de los alcances que tendría la inteligencia artificial en el futuro. El primer ensayo hace referencia a lo que significa la palabra robot. Creo que Asimov se equivoca cuando asegura que los seres de oro y bronce descritos en algunos mitos griegos son también mecanismos automatizados y no seres estrictamente de origen fantástico. El resto de la antología se bambolea entre muy buenas narraciones y relatos que son fácilmente olvidables. Con respecto a los ensayos restantes en la última parte del libro, muchos de éstos pecan de un optimismo por demás exagerado que por momentos parece que Asimov se quedó varado en los mundos de ciencia-ficción que creó. Este optimismo ha llevado a gente como Bruce Sterling y algunos otros cultivadores del ya casi desaparecido cyberpunk a proponer mundos antiutópicos en donde los buenos deseos del buen doctor no tienen cabida.

Con respecto a los relatos que integran esta antología, solamente encontramos tres o cuatro nuevas narraciones. El resto ya habían aparecido en antologías como EL HOMBRE DEL BICENTENARIO, LO MEJOR DE ISAAC ASIMOV, YO, ROBOT, SUEÑOS DE ROBOT, etc. Esto hace por momentos más que repetitiva la obra de este autor y el lector puede llegar a decir: Demonios, ¿me compré un libro con el 80% de cuentos repetidos y ya leídos?

VISIONES DE ROBOT. El envío de un robot al futuro permitirá que la sociedad del mañana pueda desarrollarse. Aquí podemos ver que el tiempo es circular y el futuro que da cabida al pasado se maneja en este relato de una manera amena e interesante.

¡MUY MAL! Una operación al estilo VIAJE ALUCINANTE se complicará al grado de que una de las leyes de la robótica obligue a tomar medidas extremas.

ROBBIE. Un robot común y corriente se convertirá en el mejor amigo de una niñita y no será hasta que ocurra una situación que amenace la vida de la infanta que uno de los padres acepte definitivamente aquel armatoste.

RAZÓN. Una de las misiones de Mike Donovan y Gregory Powell se complica debido a que un robot a bordo ha desarrollado el síndrome del creyente verdadero.

¡MENTIROSO! Un robot telepático y su seguimiento a las leyes de la robótica alborotarán a más de uno en la compañía en la que fue fabricado.

EL CÍRCULO VICIOSO. El primer relato en donde las tres leyes y la palabra robótica aparecen oficialmente. En el planeta mercurio, la extracción de selenio se complica debido a que un robot entra en círculo vicioso a causa su programación.

LA PRUEBA. Un hombre se postula para alcalde no sin antes desatar todo un debate con respecto a su sospechoso origen artificial.

HA DESAPARECIDO UN ROBOT. Un robot con una leve variación en las leyes de la robótica ha desaparecido y será la astucia de Susan Calvin, la robopsicóloga más prestigiada, lo que resolverá el misterio.

SE PUEDE EVITAR EL CONFLICTO. En esta narración vemos los primeros ensayos de Asimov para proponer la Ley Zeroth de la robótica. Cuando el mundo ha superado milagrosamente varias crisis políticas y económicas, la sospecha se dirige inmediatamente a una acción deliberada de los robots para solucionar los conflictos.

INTUICIÓN FEMENINA. Un robot con aspecto femenino permite que los científicos trabajen de una manera más cómoda en la búsqueda de planetas habitables. Sin embargo, un extraño accidente conmocionará a todos y nuevamente será la pericia de Calvin lo que resuelva el misterio.

EL HOMBRE BICENTENARIO. Este es la narración más profunda de Asimov en torno a la inteligencia artificial. Andrew es un robot que a lo largo de esta historia consigue una meta muy codiciada: ser considerado humano.

ALGÚN DÍA. En un futuro en el que el lenguaje escrito ha desaparecido, un robot maltratado por unos chicos por momentos parece añorar algo muy humano: la libertad.

¡ESTÁ PENSANDO! Las computadoras también podrían tener el don de la telepatía y además existirían experimentos que verificaran esto.

SEGREGACIONISTA. Un simple y común trasplante de corazón adquiere tintes ideológicos hasta un extremismo más que desquiciado.

REFLEJO EXACTO. Elijah Bailey y R. Daneel Olivaw tienen que resolver un pequeño misterio con respecto a dos matemáticos que afirman ser los autores de una teoría revolucionaria.

LENNY. Un robot extrañamente humanizado se comporta como un bebé frente a la mirada atónita de todos.

CORRECTOR DE GALERADAS. Es a mi parecer el mejor relato de esta antología, mezcla de ciencia-ficción y cuento policiaco. Un robot común y corriente que sirve como corrector de estilo es el medio por el cual se acusa a una empresa de un extraño crimen.

NAVIDADES SIN RODNEY. Es un cuento completamente digerible y olvidable con respecto a un robot que desea con fervor no estar regido por las tres leyes.

© Jorge Romo, (1.253 palabras) Créditos