MAGNÍFICA VÍBORA DE LAS SOMBRAS
MAGNÍFICA VÍBORA DE LAS SOMBRAS Juan Antonio Fernández Madrigal
Título original: ---
Año de publicación: 2007
Editorial: Grupo AJEC
Colección: Albemuth bolsillo nº 17
Traducción: ---
Edición: 2007
Páginas: 199
ISBN:
Precio: 8,50 EUR

Hay una forma de escribir que me cansa especialmente: la que se empeña en ocultar la historia detrás de la palabra y abrumar acumulando conceptos de significado dudoso, abstractos y teatrales a partes iguales, que no llevan a ningún sitio, y que sólo consiguen difuminar la inconsistencia del argumento. De hecho el título del volumen es un claro ejemplo de esto: MAGNÍFICA VÍVORA DE LAS FORMAS. Tan espectacular como vacío.

Esta colección de relatos de Juan Antonio Fernández Madrigal peca en gran medida de esto: demasiado efectismo que no es capaz de paliar las carencias de algunos relatos sin gran contenido. Lo peor es que los relatos que si tienen una historia potente (Planells dixit) detrás se ven lastrados por toda esta retórica prescindible, que dificulta la lectura y desdibuja lo que verdaderamente debería importar: la historia.

Escribir mucho y denso no significa escribir bien, al contrario, la sobreescritura tiende a convertirse en una rémora y elevar el grado de complicación de la lectura hasta tal punto que la hace fatigosa. Particularmente considero que el mejor estilista es precisamente el que consigue hacer desaparecer el estilo. No convertirlo en algo neutro, por supuesto, estaríamos hablando entonces de un competente redactor y poco más. Hablo del autor capaz de desaparecer, de renunciar a ser el protagonista de sus propios relatos, de dejar que la historia fluya por si misma, sin recurrir al trazo grueso marcado una y otra vez, en un ejercicio que más demuestra inseguridad narrativa que la hábil utilización de un recurso con el fin de realzar tal o cual pasaje.

Como ocurre con este tipo de libros, la proporción de relatos interesantes, relatos tolerables y relatos directamente insípidos es la habitual, dos o tres piezas ciertamente interesantes, otras tantas pasables y el resto relleno insustancial. Se da la circunstancia además que los relatos incluidos en el volumen no son inéditos, se trata de obras que Juan Antonio Fernández escribió y publicó (excepciones mediante) entre 1994 y 2007, y adaptados para hacerlos encajar dentro de un universo común que abarca milenios y dos líneas argumentales: los manejos de una misteriosa agencia gubernamental, llamada simplemente el Departamento, y dedicada a todas esas barbaridades a las que se dedican estas misteriosas agencias gubernamentales. Por otro lado, una rebuscada invasión extraterrestre, tan incomprensible y aparentemente desorganizada como se supone que deben ser los pensamientos alienígenas.

El resultado no es satisfactorio. El heterogéneo origen de los relatos hace que en demasiadas ocasiones la relación entre unos y otros sea tan forzada y antinatural que incluso alguno sale perdiendo en la adaptación, como es el caso de EL OLOR PROFUNDO DE LA TIERRA, (retitulado como HISTORIA DE ALEXEI) segundo clasificado en el Premio Espiral de ciencia-ficción 2003, que con todo se destaca, y con diferencia, como el mejor relato del libro.

Del resto algunos se leen con más interés y otros con total indiferencia, entre los destacables, además del mencionado, está la HISTORIA DE BEATRIZ, (inédito para la ocasión) y entre los prescindibles HISTORIA DE ADAM (ex EN EL VIENTRE DE EVA) inconsistente en si mismo y completamente fuera de lugar dentro del universo del libro.

Con todo, y pese a mis apreciaciones personales, es un libro que puede llegar a agradar a los amantes de la escritura densa.

© Francisco José Súñer Iglesias, (546 palabras) Créditos