A LO MARCIANO
A LO MARCIANO Isaac Asimov
Título original: The Martian Way
Año de publicación: 1955
Editorial: Martínez Roca
Colección: Super Ficción nº 61
Traducción: Francisco Blanco
Edición: 1977
ISBN:
Precio: Descatalogado

Texto de la contraportada

Recoge este volumen cuatro novelas cortas de un Asimov en plena madurez creativa. En ellas destaca, como siempre, de un lado, el sentido de la aventura; del otro, la rigurosidad del método lógico con que se intenta prospectar el Futuro. Buen ejemplo de ello es la que da título al libro, A LO MARCIANO. Los marcianos aludidos no son los autóctonos, sino colonizadores humanos de segunda o tercera generación, cuyos intereses y puntos de vista difieren ya por completo de los terrestres. Así, cuando una Tierra excesivamente conservadora y superpoblada les corta el suministro de agua (que es para ellos el recurso energético fundamental) lejos de resignarse a regresar encuentran el modo de romper la situación de dependencia.

A LO MARCIANO: que da título al volumen y en el se cuenta que los marcianos que son colonos de la Tierra, al serles negado el suministro de agua por parte de la Tierra por motivos políticos, encuentran una solución satisfactoria y le pagan a la Tierra con su misma moneda.

JUVENTUD: Narra el contacto de dos razas extraterrestres y sus diferentes puntos de vista. Una de las razas es gigantesca en tamaño con respecto a la otra cuyos miembros son comerciantes y pacíficos. Cuento con final sorpresa aunque bastante ingenuo.

EN LO PROFUNDO: Una raza telepática al borde de la extinción se tiene que refugiar en las profundidades de su planeta moribundo. Buscan desesperadamente otra raza joven que pueda albergarles y contactan con un bebé humano.

ENGAÑABOBOS: Debido a la superpoblación de la Tierra, esta tiene que buscar algún planeta de similares características que pueda colonizarse. Con ese motivo se prepara una expedición a uno que ya se intentó colonizar en el pasado, pero en el cual los colonos murieron misteriosamente. Quizá este relato sea el de más peso de los cuatro.

Isaac Asimov, o bien apasiona, o se aborrece, lo que nunca hará es dejar indiferente. A mi personalmente Asimov me gusta bastante. Tiene un buen dominio del lenguaje y un gran sentido de la aventura y la diversión, aspectos estos fundamentales en la ciencia-ficción. Quizá hay algunas obras suyas que no son tan buenas, otras sin embargo (Fundación, la serie de Los Robots, etc..) son obras capitales en la historia del género.

Esta obra es una de las más importantes de la vasta producción de Asimov, aún así es una recopilación de cuentos bastante entretenidos que se leen fluidamente. En resumen obrita menor, bastante agradable de leer aunque no ha resistido bien el paso de los años.

© José Enrique León Alcalde, (419 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Los Archivos del Espacio el 22 de marzo de 2001