1984
1984 George Orwell
Título original: 1984
Año de publicación: 1948
Editorial: Destino
Colección: Áncora y Delfín nº 66
Traducción: Rafael Vázquez Zamora
Edición: 1980
ISBN:
Precio: 15 EUR

Texto de contraportada

En ella se nos presenta a Winston Smith, un empleado de un gobierno cuyo líder es una fotografía de un hombre con bigote denominado Gran Hermano, que permanentemente lo sabe todo a través de una parafernalia de televisores que abarcan a todo el mundo y que nunca se apagan.

La vigilancia despiadada de este estado ha llegado a apoderarse en forma completa de la vida y conciencia de la población, interviniendo incluso en las intimidades más simples del ser humano. La tarea de Winston es analizar viejas noticias y reciclarlas en nuevas, convirtiendo la verdad en mentira. Estas noticias son luego emitidas incesantemente por la red de televisores.

Un día Winston se encuentra con una mujer que le hace llegar una nota en un pequeño papel que dice te amo. En esta sociedad futurista, donde el amor es reemplazado con odio y la verdad con la mentira. Winston y Julia hacen el amor y se convierten en amantes, y también en revolucionarios y en criminales del pensamiento. Winston escribe en su diario que desea un día tener la libertad para decir que dos más dos son cuatro.

Esta libertad parece tener un atisbo cuando conoce a OBrien, un miembro del partido que le da un libro en el cual están todos los pensamientos revolucionarios de la supuesta resistencia, de manera que Winston cree que OBrien es un revolucionario. Ignorancia es poder reza el libro, y Winston comprende el como de la opresión, aunque sigue sin razonar el porque)

1984 es un clásico indiscutible no solo de la literatura de ciencia-ficción sino de la literatura en general (mainstream) Comentar a estas alturas esta obra parece superfluo y cualquier aficionado al género la conoce de sobra. Se han vertido ríos de tinta sobre ella y no voy a descubrir nada nuevo comentándola. Personajes de sus páginas como el Gran Hermano han pasado a pertenecer al acervo popular y a designar a una persona que ejerce una vigilancia total sobre otras personas.

Winston Smith es un ser anodino y vulgar que pertenece al partido totalitario que domina Oceanía, una de las tres potencias en que esta dividido el mundo. Poco a poco se pregunta por el estado de las cosas y al final cae en desgracia y es sometido a tortura por el partido.

Pesimista y desesperanzadora novela, su lectura nos dejará un mal sabor de boca, pues vemos que no hay solución posible ni esperanza para la Humanidad. Lo alucinante de la obra es que el poder del partido (INGSOC) se basa no sólo en la tortura física de las personas, sino en la tortura mental y el lavado del cerebro, mucho más insidioso. El doblepensar es una de las bases sobre las que se sustenta el poder para poder alterar la realidad a su antojo y conveniencia.

Muchos críticos creían que Orwell en esta novela se refería a los desmanes nazis cuando en realidad lo que el autor pretendía reflejar es la evolución y lo que estaba pasando en Rusia. Así se ha visto un reflejo del (INGSOC) en el Partido Comunista y del Gran Hermano con Stalin.

© José Enrique León Alcalde, (518 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Los Archivos del Espacio el 8 de septiembre de 2001