CUANDO LOS OSOS DESCUBRIERON EL FUEGO
CUANDO LOS OSOS DESCUBRIERON EL FUEGO Terry Bisson
Título original: In The Upper Room and Other Likely Stories
Año de publicación: 2006
Editorial: Alianza
Colección: Runas
Traducción: Josefa Linares
Edición: 2007
Páginas: 299
ISBN:
Precio: 18 EUR

Sinceramente, hasta leer este volumen de relatos no tenía noticia de este autor americano.

Mucha gente se cree que el hecho de tener una página dedicada en exclusiva a la ciencia-ficción, leer montones de ciencia-ficción y hablar sobre ella con aplomo y solvencia debería convertirme en una enciclopedia ambulante. Pero va a ser que no: soy de memoria débil y por ello mi erudición está a la altura de un caballito de tiovivo. Algunas cosas sé, claro, pero es mejor no preguntarme sobre temas de gran enjundia si no se quiere correr el riesgo de esperar largos minutos mientras me rasco la cabeza intentando recordar el dato preciso.

Pues bien, como digo, Terry Bisson era un total desconocido para mi, y eso que ha ganado un par de veces el Nebula y en otra ocasión el Hugo, siendo varias veces candidato a los mismos. Precisamente el relato que da título a este volumen, CUANDO LOS OSOS DESCUBRIERON EL FUEGO, ganó ambos premios en 1990 y 1991 respectivamente. Lo dicho, un desastre como erudito.

No obstante, no entiendo muy bien porqué precisamente éste relato ha ganado nada. Habrá que achacarlo a que la competencia no rayaba precisamente a gran nivel, porque el relato, dentro de que es agradable, no levanta grandes pasiones. Con la anécdota de fondo de los osos aprendiendo a hacer fuego, en realidad Bisson cuenta, sin demasiado salero, una historia de tíos, sobrinos y abuelas hartas de la residencia de ancianos. Los osos tienen poco que decir en el relato, como mucho dejan un hueco a los protagonistas alrededor de sus fogatas, pero sin demasiado entusiasmo.

Este problema, el del poco salero y menor entusiasmo, lo arrastran los relatos de la primera parte del libro. PALABRA DE BOY SCOUT, en el mismo tono tristón de LOS OSOS... habla de viajes temporales y extinción de los nenandertales, SON TODO CARNE es el típico relato de extraterrestres escandalizados con los humanos, DOS CHICOS DEL FUTURO es una cosa rara sobre dos tíos del futuro que vienen al presente a por obras de arte, CANCION AUTÉNTICA DE LA ANTIGUA TIERRA una de turistas y buhoneros de pega... relatos más o menos rutinarios y que no ofrecen mucha esperanza de encontrar nada excepcional. Sin embargo, EN LA ÚLTIMA ESTANCIA supone un salto cualitativo; un adicto a la realidad virtual se ve envuelto en las luchas de poder que se desarrollan en la empresa que le presta los servicios de RV. Publicado originalmente en Playboy (como otros muchos relatos de éste libro) tiene un alto contenido erótico (que no pornográfico)

NO HAY MUERTOS es la historia de un grupo de amigos y un secreto que les mantiene unidos para siempre. EL SHOW DE JOE trata sobre un ente electrónico (o extraterrestre, la NASA no lo tiene claro) que se dedica a camelar amas de casa vía televisión. macs, también ganador del Hugo del 2000 (con más lógica que LOS OSOS...) es un relato escalofriante sobre clones y los usos que se les puede dar. DÍGALES QUE LA ESTÁN JODIENDO TODOS Y QUE SE VAYAN A LA MIERDA es un mensaje extraterrestre... que nadie entiende. AMORÍOS DE OFICINA habla de dos iconos (de esos de los ordenadores) que se enamoran y tienen un lío en horario de trabajo.

NECRONAUTAS tiene un punto morboso, un pintor ciego (si) es captado como voluntario para un experimento sobre muerte artificial. EL PRIMER FUEGO trata de fuegos sagrados y un millonario caprichoso empeñado en apagarlos todos. EL INCIDENTE DE OAK RIDGE está escrito en forma de guión cinematográfico, y trata sobre viajes en el tiempo y lo peligroso que es caer donde no se debe. LA CURVA DEL MUERTO es un tramo de carretera con sorprendentes cualidades cuánticas capaces de revivir... a un muerto. EL QUERÍA A LUCY advierte sobre los peligros de las locuciones automáticas y por último, EN ESTA VIRGINIA, NO, es un relato costumbrista, que enlaza en cierto modo con LOS OSOS... sobre la ancianidad y lo poco que nos gusta hacernos viejos.

En resumen, un volumen irregular con relatos muy buenos, otros simplemente anodinos y que debido a la distribución de los mismos, con varios de los más flojos abriéndolo, puede dar una impresión inicial no demasiado buena. Sin embargo, contiene unas cuantas joyas francamente notables.

Ah, y prometo acordarme de Terry Bisson para futuras ocasiones.

© Francisco José Súñer Iglesias, (724 palabras) Créditos