LA ISLA DEL DOCTOR MOREAU
LA ISLA DEL DOCTOR MOREAU H. G. Wells
Título original: The Island of doctor Moreau
Año de publicación: 1898
Editorial: Bruguera
Colección: ---
Traducción: Tomas Conde Velez
Edición: 1984
ISBN:
Precio: ---
Comentarios de: Eloi Puig

Que H. G. Wells era un visionario no es ninguna noticia y que con sus alusiones científicas inaugurara sin proponérselo (o quizás sí, quien sabe) un género hasta entonces prácticamente desconocido como era la ciencia-ficción tampoco es ninguno secreto.

La cuestión es que la imaginación del inglés se convirtió en prodigiosa y que aplicando ideas sugestivas alcanzó novelas muy destacables. Algunos de los conocimientos de Wells estaban inscritos en el campo de la biología y es este el medio científico donde se desarrolla la presente novela.

LA ISLA DEL DOCTOR MOREAU pretende ser una obra de especulación científica entorno a la biología en unos tiempos en que la curiosidad científica movía el mundo. Era un momento idóneo para combinar la imaginación y la ciencia y Wells fue un destacable ejemplo. Pero LA ISLA DEL DOCTOR MOREAU se queda corta, pues dejando a un lado que las mencionadas especulaciones biológicas no se sostienen demasiado (hoy en día) la parte literaria tampoco es de las mejores del autor británico. Si Wells hubiera alargado la novela y le hubiera dado un cariz más serio, filosófico o todo lo contrario: Divertido, aventurero nos encontraríamos con una novela mejor acabada y sobre todo adictiva. Pero el autor se queda entre los dos mundos y la novela no llega a ser ni profunda ni entretenida.

La idea primigenia es interesante aunque no innovadora: Una isla plagada de monstruos deformes reconvertidos por el doctor Moreau en un intento de asimilarlos a los humanos. Algunos son experimentos fracasados y otros de prometedores. Éste es el panorama que se encuentra nuestro náufrago protagonista cuando se convierte en huésped de la isla sin obviamente proponérselo. Wells bebe de una fuente anterior como es FRANKENSTEIN pues ambos argumentos tienen la misma finalidad: La creación de seres nuevos y la experimentación ética con estos personajes. En este caso, los seres no son creados de cuerpos muertos y devueltos a la vida, sino de animales que han sido mutilados, operados y reajuntados por la simple investigación científica y donde se les ha intentado inculcar valores morales y éticos con resultados desiguales.

Wells aborda la parte literaria con poca destreza. Por una parte el argumento es poco consistente, se hubiera podido desarrollar mucho más y ofrecer simples pinceladas a los dilemas morales de las personas-bestias. Aparte, Wells no aporta complejidad a la trama y esta resta como una mera descripción de hechos. No es que el texto sea cargante, si no que le faltan dosis de emoción.

LA ISLA DEL DOCTOR MOREAU pasará a la historia como un intento loable de traspasar los cánones de Darwin y modificar la vida sin tener me cuenta la naturaleza (o sea las evoluciones y las mutaciones) En el fondo es una primer intento, salvando las distancias que ochenta años antes concibió Mary Shelley con su FRANKENSTEIN, de crear vida e inteligencia artificial, de formar una mente parecida a la humana, a través de una base biológica.

Seguramente hoy en día cualquier científico refutaría las propuestas de Wells en este campo, pero por cada mil intentos frustados de aplicación práctica de la imaginación de un autor, encontraremos uno o dos que sí veremos realizados. Ésta es la gran magia de la especulación científica... que algún día quizás podremos ver cumplidos nuestros sueños... o quizás no.

© Eloi Puig, (549 palabras) Créditos
Publicado originalmente en La Biblioteca del Kraken el 28 de junio de 2007
CC by-nc-nd 2.5