GUÍA DEL DRAGONSTOPISTA GALÁCTICO...
GUÍA DEL DRAGONSTOPISTA GALÁCTICO... David Langford
Título original: The Dragonhiker´s Guide...
Año de publicación: 1988
Editorial: Ultramar
Colección: Ciencia-Ficción nº 100
Traducción: Albert Solé
Edición: 1989
Páginas: 182
ISBN:
Precio: Descatalogado
Comentarios de: Francisco José Súñer Iglesias

Debido a sus muchos excesos, la ciencia-ficción es un género al que la parodia se adapta con notable facilidad. Lo que ya de por si es desmesurado se puede agrandar y expandir aún más, poniéndolo más allá del límite del absurdo. Es además un género notablemente autoparódico, si no veánse la inmensa cantidad de secuelas y precuelas que libros y series de éxito arrastran tras de si. ¿Qué es si no toda la serie de 2001 una parodia del 2001 original? ¿Y los Dunes, y Robots asimovianos, y y tantos y tantos etcéteras? Las parodias directas tampoco son extrañas, con BILL, HÉROE GALÁCTICO a la cabeza (¡Hasta el propio Bill fue autoparodiado en una serie cada vez más descerebrada de títulos!) o los SPACEBALLS de inefable Mel Brooks que dejaba el STAR WARS original como un pañuelo muy usado.

Es inevitable; ya sea por torpeza manifiesta o por intentar darle una patina literaria a sus textos muchos autores ha cometido el pecado de sobreescritura, lo que les deja fuera de la trinchera y a tiro de parodistas sin piedad. Frank Herbert es posiblemente el más claro ejemplo de autor al que sus Dunes han convertido en blanco perfecto de chistososo aburridos. Ni el propio Asimov se salva, y así uno tras otro autores y más autores han sido objeto de chascarrillos sin piedad, desde el más asequible de los títulos pervertidos (LA GUARRA DE LAS GALAXIAS, EL IMPERIO CONTRA PACA, SOY MERIENDA, NEUROTIZANTE, LOS TRES ENIGMAS DE PALMAR DE TROYA, EL NÚMERO QUE MONTÓ LA BESTIA, MUNDOS EN EL SADISMO, PIJOS DE LA ETERNIDAD, ME RÍO DEL ESPACIO, CHITA EN LA RAMA...) hasta películas enteras (¿Qué son si no MATRIX RELOADED y MATRIX REVOLUTIONS sino malas parodias del MATRIX original?)

Sin embargo, las parodias tienen varios problemas; el primero es esa desmesura. No siempre el parodista es lo bastante hábil como para crear un producto a la vez divertido y elegante, tiende a exagerar los rasgos ya de por si exagerados y eso lleva, si no se tiene cuidado, a la chabacanería. Otro punto a tener en cuenta es que el parodista no suele ser tan buen escritor como el parodiado que, pese a todos sus defectos, es capaz de dar a sus obras bastante más vida que su émulo. Tampoco hay que olvidar que una parodia sólo puede tener éxito si el lector conoce perfectamente la obra parodiada, de lo contrario, y teniendo en cuenta los dos puntos anteriores, aparece como la sarta de estupideces que suele ser.

En definitiva, la parodia, pese a todo, no es un género fácil. En éste libro (de nombre largo y... paródico; GUÍA DEL DRAGONSTOPISTA GALÁCTICO AL CAMPO DE BATALLA ESTELAR DE COVENANT EN EL LIMITE DE DUNE: ODISEA DOS) David Langford sale airoso en ocasiones pero en otras sólo consigue aburrir soberanamente. Ya sea por mi propio desconocimiento de la obra original (tal y como sucede con TRAS EL INCIERTO HORIZONTE A MANO DERECHA) o porque sencillamente le ha salido un relato infumable (LA PATA RÚNICA) no he acabado de conectar con el supuesto humor de algunos relatos. Otros, sin embargo, son desternillantes, como DUELO DE PALABRAS, donde arremete contra las milimétricas maniobras de los personajes de DUNE, o EPIDEMIA, basada en las obras del Hospital Espacial de James White.

Curiosamente, se acaba por sentir un cierto agotamiento, el exceso, la desmesura, se hacen agobiantes y leer éste libro de un tirón puede ser una experiencia más que divertida, sofocante. A causa de su contenido altamente especializado es un librito que sólo se puede recomendar con garantías a lectores veteranos, los neófitos no captarán la mayor parte de los chistes, y en cualquier caso, conviene leerlo poco a poco, para no acabar saturado.

© Francisco José Súñer Iglesias, (622 palabras) Créditos


Locución de Francisco José Súñer Iglesias
Producido por Francisco José Súñer Iglesias para el Sitio de Ciencia-Ficción
Fondo musical: Down by the lake de Gerd (elysis) Raudenbusch
bajo licencia Creative Commons 1.0 (sa)