MONA, LA VAMPIRA
MONA, LA VAMPIRA Francia, 1999-2002.
Título original: Mona the vampire
Dirección: Louis Piche
Guión: Basado en los libros de S. Holleyman y H. Oram
Producción: Cassandra Schafhausen
Música: Marco Giannetti
Fotografía: Nathalie Rossin
Duración: 23 min.
IMDb:
Reparto: Debra Toffan (directora de doblaje)
Comentarios de: Jorge Armando Romo

Hay días en que mi niño interior sigue revoloteando dentro de mí; y como no, hay que consentirlo; de comer de vez en cuando alguna hamburguesa con papas, hasta ver caricaturas hechas exclusivamente para niños menores de doce años. Y es precisamente en esta ocasión, que me atrevo a hacerles una breve reseña de una caricatura que sospecho, tiene mucho que ver no solamente con el terror y la fantasía, sino también con la ciencia-ficción.

Un día me encontraba recostado en mi cama, lleno de pereza, sin hacer nada, con control remoto en mano explorando todos los canales de la televisión gratuita mexicana. En eso, hago una pausa. Hay un programa de dibujos animados en donde tres niños observan por una ventana una momia dentro de una casa realizando labores domésticas. No me interesa el programa y cambio de canal. No obstante, a los pocos días, vuelvo a encontrarme el programa infantil y comienzo a verlo con agrado. Desde aquel día, enciendo mi televisor a las tres de la tarde (hora de la capital mexicana) para curiosear en esta serie animada que se ve muy bien realizada y es apta para todo niño.

Mona, la vampira
Mona, la vampira

Mona la Vampira es en sí una caricatura inteligente, sencilla, sin violencia, que resalta valores como la amistad y el respeto. Asimismo, invita al pequeño espectador a cooperar con sus amigos, y sobre todo, a usar mucho la imaginación. ¿Quién no recuerda cuando era niño los seres y paisajes fantásticos e imaginarios que visualizaba en mente? ¿Quién no imaginó alguna vez algún monstruo o a un ser desconocido en calidad de amigo o villano? Tal vez esta serie nos invite a reflexionar acerca de lo que es la infancia y el punto de vista que se tiene a esa edad acerca de cómo es el mundo.

Pero ya le di demasiadas vueltas al asunto. ¿Quién es Mona la vampira? Pues bien, para entender esta caricatura, tenemos que entrar en el mundo de una pequeña niña de alrededor de diez años: Mona Parker. Mona es una niña común y corriente que vive en una pequeña ciudad. Es hija única. Tiene un gato llamado Colmillos. Va diariamente al colegio, y en su tiempo libre, sale a jugar con sus dos amigos inseparables: Charley y Lily. Lleva una vida común y corriente en la que no pasa casi nada interesante y nuevo... O eso parece. Hay una interesante cualidad de esta niña: imagina que en todo el pueblo, abundan seres malignos. La gente no se da cuenta de esto. Sin embargo, ella tiene la capacidad de detectar todo fenómeno paranormal que suceda. Así, podrá descubrir que en el pueblo hay desde fantasmas, duendes, gnomos, hasta extraterrestres preparando una invasión.

Mona, la vampira
Mona, la vampira

Mona posee un alter-ego: mientras que por un lado es una niña común y corriente, por el otro es una niña vampiro que lucha contra el mal a lado de sus compañeros Charley (Capitán Relámpago) y Lily (la Princesa gigante). Entre los tres niños, y su poderosa imaginación, se desarrollan tramas simples pero ingeniosas donde se da una lucha contra todo tipo de enemigos sobrenaturales. El peor enemigo de esta heroína es una especie de parodia del conde Drácula: Von Macábrula.

Así vamos viendo que la imaginación de esta niña se activa frente a cualquier estímulo. Si llega un hombre extraño a la ciudad, Mona lo asociará con un visitante extraterrestre o un hombre lobo. Lo único que se necesita es algo poco común para levantar inmediatamente sospechas.

Mona, la vampira
Mona, la vampira

El personaje de Mona la Vampira es originalmente un pequeño libro escrito por Sonia Holleyman. Posteriormente, el escritor Hiawyn Oram, incluiría el personaje en otro libro infantil. Al final, sendos escritores se asociaron para escribir y publicar una serie de libros dedicados a la pequeña vampira, así como para autorizar la caricatura.

En sí, esta serie no solamente son aventuras infantiles. Creo que trae en el fondo, alguna que otra parodia de lo que es la literatura de fantasía, terror y ciencia-ficción. Como estamos en un sitio dedicado exclusivamente a ésta última, comentaré que en algunos casos, la sencilla sátira del cine y literatura de ficción científica no se hace esperar. Cuando los personajes van al cine a ver alguna película sobre extraterrestres, parece ser que los dibujos hacen referencia (y un poco de burla) a esas películas sobre invasiones donde los extraterrestres tienen las formas más ridículas (desde pepinos hasta igualdad con los seres humanos).

Mona, la vampira
Mona, la vampira

Yo recomendaría en especial esta caricatura a los padres de familia. Pueden estar seguros que sus hijos verán entretenimiento puro, inteligente y sin gota de violencia. Tal vez los niños se verán identificados con la vida a los diez años de edad de los personajes y podrán ver que es una etapa especial que quedará inmersa en la memoria y en el corazón para toda la vida.

© Jorge Armando Romo Bonilla, (803 palabras) Créditos