Crónicas, 11
Fórum fantástico 2005
por Francisco Gimeno
Auditorio en un descanso
Auditorio en un descanso

El Fórum Fantástico 2005 de Lisboa se celebró en la Biblioteca Municipal Orlando Ribeiro, moderna instalación sita en una antigua casa solariega, entre los días 10 y 13 de noviembre. Por motivos laborales sólo pude asistir a las sesiones del sábado y primeras horas de la tarde del domingo (día en que debía leer mi propia ponencia, A República do Céu: Pegadas de Milton e Blake na trilogia His Dark Materials (Mundos Paralelos) de Philip Pullman), pero este tiempo fue suficiente para obtener una impresión muy positiva del evento. Ante todo, quizá sea preciso hacer notar que el Fórum no pretendía ser una convención semejante a la Hispacón, sino, como puede leerse en su propia página web, um conjunto de palestras, debates, lançamentos, sessões de autógrafos e outras iniciativas paralelas, que englobam as várias vertentes do género Fantástico, organizada por la Épica (Associação Portuguesa do Fantástico nas Artes), y patrocinada, entre otras instituciones, por la Universidade Aberta, las facultades de Letras y Ciencias Humanas y Sociales de Lisboa y la fundación Calouste Gulbenkian. Todos los actos tenían entrada libre, y se celebraban en el Auditorio de la Biblioteca, con capacidad para 142 espectadores, que, al menos en los días que pude estar presente, registró una considerable afluencia de público, tanto en los actos ofrecidos en portugués como en inglés.

Tal vez el hecho que más me sorprendió del Fórum fue su magnífica organización: y con ello no me refiero a la puntualidad horaria (que, por fortuna, fue alegremente transgredida a fin de permitir que autores y público pudieran explayarse a sus anchas), sino al ambiente distendido y atento palpable en todos los actos, gracias en buena medida a la cordialidad y presencia continua de los dos organizadores, Rogério Ribeiro y Safaa Dib. Sin entrar en pormenores organizativos que desconozco, lo cierto es que la alternancia de presentaciones autorales y conferencias críticas mas o menos académicas me parece una idea muy acertada, pues si bien es cierto que posiblemente las primeras atraen una mayor cantidad de público, algunos de los actos más celebrados vinieron de la parte académica, si podemos llamar así, por ejemplo, a la brillante y entretenida disertación de Edward James sobre Medievalism in Fantasy, que luego comentaré brevemente. Además, los organizadores del Fórum llevaron a cabo, por lo que he podido colegir, una intensa campaña previa para preparar y dar a conocer estas jornadas: la conferencia-coloquio O fantástico no feminino, en la propia Biblioteca Orlando Ribeiro, moderada por Safaa Dib y en la que participaron varias de las autoras luego presentes en el Fórum, como Inês Botelho y Maria Aline Salgueiro; la presentación del Fórum en el marco de la exposición A Fantasia na Literatura Periódica Contemporânea. organizada por la Hemeroteca Municipal de Lisboa durante el mes de octubre; o, en fin, la realización de entrevistas previas en la prensa o en la web a varios de los autores que tenían anunciada su participación, entre ellas la realizada a Zoran Zivkovic en la web Filhos de Athena)

Coloquio Barreiros, McAuley, Brake, Sagan, James
Coloquio Barreiros, McAuley, Brake, Sagan, James

Dada mi falta de experiencia en eventos tipo Hispacón o Asturcón (si exceptuamos mi, en todos los sentidos, nebulosa participación en la supuesta I Ibercón), ignoro si fue esta labor previa la que motivó la buena disposición de los escritores invitados a participar en actividades como el Workshop de escritura fantástica o los diversos debates, o si tal buena disposición es común en este tipo de actos: pero tengo la impresión de que sólo la atmósfera de verdadero interés por los temas tratados explica, por ejemplo, que autores y críticos tan reputados como Paul J. McAuley, Mark Brake, Edward James, Nick Sagan y João Barreiros esperaran tranquilamente durante más de hora y media (los tres primeros tomándose sus buenas cervecitas en la cafetería de la Biblioteca) el comienzo de su coloquio sobre Utopías y distopías tecnológicas, anunciado para las 6 h. y que no dio inicio hasta las 7,30. Debo decir, en cualquier caso, que me sorprendió la amabilidad y disposición a la charla informal con los presentes de, pongamos por caso, Zoran Zivkovic, Nick Sagan y Edward James, quienes, aparte de João Barreiros (a quien tuve el placer de conocer el último día de la Ibercón), donde ambos tuvimos respectivos actos ante exiguas audiencias (hecho comprensible en mi caso, inexplicable en el suyo), fueron los únicos con los que pude intercambiar unas breves palabras.

Por lo que respecta a las conferencias y presentaciones que pude presenciar, su interés fue, como cabe esperar, desigual, aunque el nivel general rayó, a mi juicio, a una notable altura. Lamenté mucho no poder asistir el viernes a la presentación del libro de Paul J. Mc.Auley Pasquale’s Ángel (A Invenção de Leonardo) , curiosamente aún no traducido al español y que es sin embargo la primera obra del autor vertida al portugués. Aunque aún no he podido comenzar su lectura, la novela parte de una idea cuando menos atrayente (la suposición de que Leonardo se dedicara exclusivamente a la ciencia mecánica, lo que desencadena en Florencia una proto-revolución industrial que envuelve a la ciudad en el smog), y desde luego confirma la versatilidad del talento de McAuley, quien tan pronto se entrega al cyberpunk en la interesante EL BESO DE MILENA (peculiar traducción de FAIRYLAND) como a la saga iniciática, en mi opinión un tanto tópica, de CONFLUENCIA, o, según vemos, al libre juego de la ucronía.

Luis Rodrigues y Zoran Zivkovic
Luis Rodrigues y Zoran Zivkovic

Centrándome en lo que vi, los dos actos a mi juicio más interesantes fueron la conversación del serbio Zoran Zivkovic con Luis Rodrigues y la conferencia antes citada de Edward James. Zivkovic, crítico de formación académica que no empezó a escribir ficción hasta los 45 años, tradujo personalmente sus relatos al inglés y los envió a diversas revistas del Reino Unido hasta conseguir que fueran aceptados y promovidos por Interzone. En su charla con Rodrigues (editor jefe de la web Fantastic Metropolis) mostró la misma ironía melancólica que domina su obra, y efectuó un elogio a la lentitud que sin duda hubiera placido a Julio Llamazares. Escritor, en sus propias palabras, de un sólo dedo, el que emplea para teclear, Zivkovic manifestó que la parsimonia creativa derivada de su impericia dactilográfica le permite ir meditando tranquilamente sobre el decurso de sus narraciones, que empieza siempre sin ningún plan preciso, y a la pregunta acerca de qué tipo de libros prefiere contestó, con ajustada concisión, que los libros delgados. Es de hacer notar que, tanto en la charla del Fórum como en otras entrevistas que pueden encontrarse en Internet, Zivkovic insiste siempre en rechazar su encasillamiento en género alguno, y se remite como autores preferidos a Saramago, Borges, Kundera, etc. En lo concerniente a BIBLIOTECA, la obra presentada, ganadora de diversos premios, la tónica general de la crítica tiende a resaltar el influjo de la Biblioteca de Babel borgiana, aunque personalmente, quizá por el hecho de ser ambos autores serbios, cuando la leí me recordó de inmediato la obra de ese maestro llamado Danilo Kis, y en particular su portentosa colección de relatos ENCICLOPEDIA DE LOS MUERTOS. Ignoro cual pueda ser el grado de influencia real, pero lo cierto es que mi impresión se reforzó al oír a Zivkovic comentar que los libros le hacían sentir a su alrededor los muertos y le servían como formas de resistencia frente a la muerte. Frases que hubieran podido ser firmadas por Kis, a quien Zivcovic me comentaría posteriormente considerar un auténtico genio, que, para su alegría, estaba siendo redescubierto en Serbia por las nuevas generaciones. Esperemos que no sea sólo en Serbia.

Edward James
Edward James

Por lo que respecta a la conferencia de Edward James sobre Medievalism in Fantasy, mostró el rigor que cabía esperar de su autor (catedrático de historia medieval en el University College de Dublín y reputado crítico de literatura fantástica y de ciencia-ficción, ganador de un premio Hugo en su calidad de coeditor de The Cambridge Companion to Science Fiction), pero fue sobre todo extraordinariamente amena y divertida. Según mis notas, James comenzó por señalar algunos motivos tradicionales de la literatura medieval recogidos en la moderna fantasía; la demanda (quest) de las novelas artúricas, la mitología de las sagas islandesas (pasada a menudo por el tamiz de Tolkien), los personajes (dragones, duendes, elfos, hechiceros, etc.) y arquetipos narrativos de los cuentos de hadas, para más tarde indicar, mediante diversos ejemplos, los singulares artificios empleados por los autores de ciencia-ficción para introducir en este contexto la descripción de sociedades medievales, cuya presunta sencillez las hace más fáciles de manejar: los viajes en el tiempo, la descripción de comunidades postapocalípticas (CÁNTICO POR LEIBOWITZ), la colonización de planetas donde aún pervive este tipo de sociedad estamental (un ejemplo reciente no mencionado por James podría ser ROSA CUÁNTICA de Asaro, a mi juicio devastadoramente cursi) y el enfrentamiento ciencia-tecnología (Vance). Lo verdaderamente interesante de la conferencia fue, en todo caso, la irónica y demoledora crítica llevada a cabo por James, en su calidad de historiador, sobre los tópicos medievalistas de la mayor parte de estas obras, en particular las adscritas a la fantasía, que si en el plano histórico incurren en constantes anacronismos, mezclando rasgos extraídos de diversos siglos, en su intento de creación de mundos caen en una absoluta lack of completeness: tramas políticas de un simplismo ramplón (véanse Asaro y su universo de Eskolia), absoluto desdén por la presentación de un sistema económico mínimamente creíble, personajes de cartón-piedra, etc. Fruto todo ello, en opinión de James, de la influencia ejercida por la imagen americana de los good old times, que sus cultivadores tienden a situar en una Europa dominada por el individualismo, el conservadurismo y una moralidad maniquea. Para ilustrar estos aspectos, James leyó varios pasajes desopilantes de THE TOUGH GUIDE TO FANTASYLAND, obra de la escritora británica de literatura juvenil Diana Wynne Jones (autora de HOWL’S MOVING CASTLE, adaptada en 2004 al anime por Hayao Miyazaki) que el periódico The Guardian ha calificado como un diccionario de los clichés, tópicos y tropos de la fantasía… deslumbrantemente divertido.

Cabe señalar, no obstante, que si bien James mostró su desencanto general (basic disappointment) ante el empleo del medievalismo en la fantasía, ello no le impidió, especialmente a preguntas del público, realizar comentarios elogiosos sobre determinadas obras, entre ellas, cual cabía esperar, la CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO de George R.R. Martin, que consideró muy atractiva y original por su tratamiento realista de los ámbitos político y económico. Especialmente interesantes me parecieron sus observaciones sobre EL SEÑOR DE LOS ANILLOS, pues, sin negar su conservadurismo moral, señaló varios aspectos de esta obra, a menudo poco considerados, que la elevan extraordinariamente sobre sus imitadores: en particular, la circunstancia de que la quest de Frodo busca destruir un objeto de poder, en tanto que en la fantasía moderna, especialmente la estadounidense, sus protagonistas aspiran a obtener un objeto de poder (hecho, como apuntó James, cuando menos siniestro…). Muy perspicaces fueron asimismo sus apuntes sobre el realismo psicológico en la descripción de los personajes, en particular los hobbits, y la astucia de Tolkien al confrontar subrepticiamente, sobre todo en EL HOBBIT, una figura a todas luces medieval, Gandalf, con un personaje amante de los viajes y la investigación, ese hombre moderno llamado Bilbo Baggins. Una conferencia que sólo puedo calificar de extraordinaria, y que James supo manejar además con maestría casi teatral: pues su colofón, con su respuesta a la cuestión de por qué la fantasía se empeñaba en copiar una y otra vez a Tolkien, supuso un auténtico guiño que despertó los aplausos cómplices de gran parte del público: quizá porque el lector de fantasía busca por lo general `más de lo mismo´, mientras que el de ciencia-ficción busca algo nuevo. Sin comentarios.

Firma de autógrafos de Zivkovic y Sagan
Firma de autógrafos de Zivkovic y Sagan

Menos interesantes, aunque siempre dentro de un buen nivel, fueron los restantes actos a los que pude asistir el sábado: la presentación de A RAINHA DAS TERRAS DA LUZ, último libro de la Saga del cetro de Aerzis, cuya autora, Inés Botelho, estudiante de segundo de biología, me pareció muy inteligente tanto en su exposición como en sus preguntas posteriores a otros autores, pero cuya obra, a la luz de su título, de los pasajes escuchados, y de la meliflua descripción del mencionado cetro por la presentadora del acto como un objeto que sirve sólo a la belleza, semeja exclusivamente apta para admiradores confesos de Laura Gallego; y la presentación por Nick Sagan de PARAÍSO VIRTUAL (EDENBORN), segunda novela de una trilogía postapocalíptica-genética-virtual bien acogida por la crítica anglosajona, pero cuya lectura previa en el tren a Lisboa no despertó en mi gran entusiasmo, como tampoco, la verdad, las observaciones de Sagan acerca de que cada uno de los volúmenes se centraba respectivamente en el individuo, la familia y la sociedad, o la un tanto trillada afirmación de que la amenaza para la supervivencia del hombre proviene de su interior, no de su exterior (o algo parecido). Debo reconocer a Sagan, en cualquier caso, su desarmante sencillez y una notable predisposición para contestar con amabilidad las reiteradas preguntas acerca de la influencia ejercida sobre sus obras por su padre, Carl Sagan. El último acto de la tarde, en fin, el coloquio acerca de utopías y distopías ya mencionado, prometía ser excelente, y su brillante inicio por João Barreiros describiendo las pesadillas de la educación salazariana para concluir que en aquellos tiempos Portugal no necesitaba distopías, pues ya vivía en una, estuvo a punto de vencer mi cansancio. Pero sólo a punto… y bien que lo lamenté, pues el propio João me comentó al día siguiente que había disfrutado mucho del debate.

Paco Gimeno
Paco Gimeno

Por lo que respecta a la jornada del domingo, comenzaré por agradecer al público asistente la cordial acogida que dio a mi propia ponencia, aquejada, según comprendí a posteriori tras charlar con algunos asistentes, de dos importantes defectos: el primero, mi mala pronunciación portuguesa, que no hizo justicia a la traducción realizada por mi amigo Fernando Ron, y me temo que dejó a la audiencia un tanto in albis; y el segundo, acrecentado por el primero, que mi intento por sintetizar en apenas diez páginas la conferencia que había pronunciado en la Ibercón, y de evitar extenderme en exceso sobre la obra de Blake, mi supuesta especialidad (por aquello de no arrimar en exceso el ascua a mi sardina), motivó quizá que no quedaran suficientemente claras las influencias concretas de Milton y Blake en la obra de Pullman. Siempre se aprende de los fallos, que se dice, pero lo cierto es que tras terminar me quedé un tanto compungido; aunque la observación efectuada a los organizadores por (creo); João Barreiros acerca de que mi conferencia en la Ibercón había sido más amena y digresiva me levantó un tanto el ánimo. Entre las restantes conferencias a las que asistí antes de iniciar la retirada, destacaré Imaginários Literários da Clonagem Humana: Antes e Depois de Dolly, por Maria Aline Salgueiro, que aunque a mi entender se centraba más en una exposición de la historia literaria del concepto del otro que propiamente en la clonación, me pareció muy inteligente y despertó mi interés por su libro I AM THE OTHER. LITERARY NEGOCIATIONS OF HUMAN CLONING (Oxford, 2005). Atrayente e informativa me pareció asimismo la ponencia que siguió a mi propia exposición, Júlio Verne: Quando Geografia rima com Ecologia e Pedagogia, de Ana Maria Nobre, centrada en LOS HIJOS DEL CAPITÁN GRANT. Pero me temo que mi todavía algo alicaído talante y la inminencia de mi partida (otro tópico para James) me impidió prestarle la debida atención.

No quisiera terminar esta crónica del Forum Fantástico, en fin, sin expresar mi reconocimiento a Philip Pullman, presidente honorario de la Blake Society de Londres, que no sólo es un gran escritor sino una persona extraordinariamente sencilla y cordial. Sin su amable respuesta a algunas cuestiones que le planteé por medio del correo electrónico, y sobre todo sin el generoso envío de su reciente introducción al PARAÍSO PERDIDO y de su conferencia del 25 de octubre pasado en Londres sobre Blake’s Dark Materials (a la que me resultó imposible asistir pese a recibir la invitación de la Blake Society), los posibles méritos que pudieran poseer mis respectivos textos para la Ibercón y el Fórum hubieran resultado mucho menores. Quiero agradecer, asimismo, a la Biblioteca Municipal Orlando Ribeiro los preciosos libros incluidos en la bolsa de regalo ofrecida a todos los participantes. Por último, sólo puedo agradecer a Rogério Ribeiro y Safaa Dib su amabilidad para conmigo y la oportunidad que me ofrecieron para participar en el Fórum. A este respecto, aun cuando el panorama de la literatura fantástica y de ciencia-ficción en España sea bastante diferente al portugués, me limitaré a hacer mías las palabras escritas por Joao Barreiros en la lista de Épica: parabéns pelos Encontros deste ano. Fizeram-me pensar que nem tudo está perdido, que ainda é possivel vencer as trevas da chateza e anomia….

© Francisco Gimeno, (2.812 palabras) Créditos