Diccionario de constantes en el cine prospectivo
Ñ de España
por J. P. Bango
ABRE LOS OJOS

España y futuro parecen ser dos términos permanentemente disociados, al menos, en cuanto a temáticas cinematográficas se refiere.

Quizás, la muestra más importante (en todos los sentidos), es la película de Alejandro Amenábar, ABRE LOS OJOS, que oculta en su entramado un argumento de realidades virtuales y mundos preprogramados diseñado en el futuro, francamente arriesgado y perspicaz.

La berlanguiana ACCIÓN MUTANTE, opera prima y mejor película de Alex de la Iglesia, nos narra la historia de una mesnada de feos, liderados por el no menos grotesco Antonio Resines, que secuestran a la hija de un rico industrial, el día de su boda, a cambio de un sustancioso rescate. Tras masacrar a casi todos los invitados de una boda de apostura hortera, el grupo de mutantes huyen en su propia nave en dirección al planeta Axturias, con su rehén y sus discrepancias a cuestas. La cuantía monetaria y las constantes disputas, acabarán mermando la fortaleza del grupo hasta que se pone fin a su aventura en una escabechina final, de carácter vodevilesco, ubicada en una tasca para mineros.

LA MUJER MÁS FEA DEL MUNDO

La Ciencia Ficción española y prospectiva, proseguiría por esa vía excesiva y paródica en la decepcionante SUPERNOVA o en la co-producción checa NEXOS 2431 (un film aburrido y naif como pocos) De este bastión futurista y filomoderno, destacamos, no obstante, LA MUJER MÁS FEA DEL MUNDO, de Miguel Bardem, de la que ya hemos hablado con anterioridad.

Por último, destacamos aquí un film futurista en pretensiones pero decididamente menor en cuanto al resultado, la obra de Oscar Aibar, ATOLLADERO, que trasladará los bosquejos y demarcaciones propias del western al ámbito prospectivo en la que ya es, con pocas dudas, la película más desconcertante de la ciencia-ficción española.

© J. P. Bango, (286 palabras) Créditos
Publicado originalmente en diciembre de 2003 en CineFantástico.com