LOS NIÑOS DE DARWIN
LOS NIÑOS DE DARWIN Greg Bear
Título original: Darwin´s Children
Año de publicación: 2003
Editorial: Ediciones B
Colección: Nova, ciencia-ficción nº 174
Traducción: Pedro Jorge Romero
Edición: 2004
Páginas: 482
ISBN:
Precio: 20 EUR

Bear parece haberse decantado por escribir un tipo de ciencia-ficción que tiene más de tecnothriller que de especulación científica. Así lo hizo con la novela VITALES y con LAS RADIO DE DARWIN, novela que es la que precede a LOS NIÑOS DE DARWIN. Lejos están ya novelas tan brillantes como MÚSICA EN LA SANGRE y la trilogía de Eon. Por otra parte en LOS NIÑOS DE DARWIN se hace más hincapié en el aspecto sociológico que en el científico propiamente dicho. LA RADIO DE DARWIN y LOS NIÑOS DE DARWIN son dos novelas pertenecientes a un mismo ciclo y que podríamos catalogar de ciencia-ficción de mutantes o de seres con superpoderes como en la misma MUTANTE de Henry Kuttner, novela paradigmática de este subgénero, o como SLAN de A. E. Van Vogt. Si en la primera parte de la serie de Darwin priman los aspectos científicos y técnicos, en la segunda se resaltan más los aspectos humanos y sociales. La novela viene con una tremenda carga moral y Bear nos hace interrogarnos con la cuestión: ¿qué o quién es humano?

La sinopsis general de la obra es como sigue: unos científicos descubren que un retrovirus presente en el genoma humano hace su aparición en la actualidad, mutando a los afectados y convirtiéndolos en una nueva especie de hombre. En LA RADIO DE DARWIN se nos contaba todo el proceso de descubrimiento por parte de una brillante científica y un curioso paleoantropólogo. Los dos se conocerán y unirán sus destinos. Fruto de esta unión es el nacimiento de una niña, pero esta resultará afectada del retrovirus. En LOS NIÑOS DE DARWIN se nos cuenta la historia de esta niña y otros niños que tienen el SHEVA, que es como se llama el retrovirus. Estos seres serán confinados en una especie de campos de concentración modernos, ya que la vulgar humanidad ve con recelo el nacimiento de esta nueva especie, como no podía ser menos.

LOS NIÑOS DE DARWIN al igual que su antecesora es una novela larga y muchos pasajes están salpicados con mucha jerga científica que al no entendido, como un servidor, le sonará a chino. Bear se ha documentado a conciencia para escribir esta obra. Si bien entiendo que para escribir ciencia-ficción hard hay que tener unos amplios conocimientos científicos, tampoco se trata de escribir un tratado científico sobre el tema en cuestión. Como ya dije en esta segunda parte de la serie Bear carga más las tintas en las cuestiones humanas y morales de la situación y aquí si que sale ganando la obra, pues se describe muy bien el ambiente de paranoia que se refleja en la sociedad por la situación creada por LOS NIÑOS DE DARWIN. En conclusión, LOS NIÑOS DE DARWIN es una novela a la que yo calificaría con un aprobado por los pelos.

© José Enrique León Alcalde, (473 palabras) Créditos
Publicado originalmente el 31 de diciembre de 2004 en Los Archivos del Espacio