Diccionario de constantes en el cine prospectivo
G de Guerra
por J. P. Bango

La guerra es la paz; la libertad es la esclavitud; la ignorancia es la fuerza.

FANTASMAS DE MARTE

El mundo futuro será un mundo enfrentado. Nada nuevo. La humanidad sólo adquiere su sentido a través de la contienda y las grandes potencias encuentran la justificación para autosuministrarse de armas haciéndonos sentir temor hacia nuestro vecino de enfrente (BOWLING FOR COLUMBINE). Esta idea universal la acogerá la fría versión de 1984 (eurasia vs oceanía) y, la mucho más corrosiva de lo que aparenta, LAS BRIGADAS DEL ESPACIO (1997) Pero los films prospectivos no se conforman con el enemigo humano, y gustan de canjear el contendiente bípedo por una corporación de bichos extraterrestres (LAS BRIGADAS DEL ESPACIO) o por entidades silícicas con capacidad de autogestión (MATRIX) Y cómo todavía nos queda un universo insondable por explorar, asistiremos al descubrimiento de una comuna de espíritus verdosos (GHOSTS OF MARS, FANTASMAS DE MARTE) dispuestos a sumir a la población humana en una obscura disputa atestada de elementos metafísicos (FINAL FANTASY), y aprovecharemos las dudas de nuestros adolescentes más doctos para contrarrestar el poder telequinético de nuestro mayor oponente a cambio de una par de horas de auténtica diversión pre-apocalíptica (AKIRA)

TERMINATOR 3, LA REBELIÓN DE LAS MÁQUINAS

La mayor contienda, sin embargo, la vivirá la humanidad contra unos androides aficionados a los saltos temporales (TERMINATOR) El film de James Cameron anticipa un futuro sometido a los preceptos de un concilio de robots ansioso por revertir las reglas del servilismo. Evidentemente metafórico pues, el film del otrora Rey del Mundo James Cameron (y sus evolucionadas y divertidas secuelas) desea promover un mensaje apaciguador que finalmente no podrá eludir a su destino. La amenaza de la guerra y el advenimiento de la tragedia, en fin, servirán para adiestrar al espectador en las bondades de la empatía en tiempo simultáneo a su ingesta de palomitas. Un período de instrucción tan breve que, como ocurriría a Johnny Rico en LAS BRIGADAS DEL ESPACIO, tan sólo servirá para hacerle ver que, efectivamente, la beligerancia y el fanatismo es un elemento consustancial a la naturaleza humana. En el pasado, en el presente, en el futuro. Hasta el final.

© J. P. Bango, (349 palabras) Créditos
Publicado originalmente en diciembre de 2003 en CineFantástico.com

Notas

Fragmento de 1984 de George Orwell.

Un auténtico film de anticipación.