EL CINE DE CIENCIA FICCIÓN EN ESPAÑA: UNA APROXIMACIÓN
por Alfonso Merelo

Introducción

Una de los medios donde la ciencia ficción se ha vuelto muy popular es el mundo audiovisual y es cine, la televisión y la historieta, tebeo o comic, donde se ha expresado en infinitas ocasiones la temática científico fantástica. Mientras que la literatura de ciencia ficción en España, y en el resto del mundo, se ve reducida a un relativo número de incondicionales, la ciencia ficción audiovisual está disponible para un amplio espectro de personas que consumen habitualmente este tipo de productos.

Muchas de las películas de ciencia ficción y fantasía, generalmente de producción norteamericana, tienen un número gran número de seguidores que acuden a las salas de proyección masivamente. Son constatables los éxitos de taquilla que han tenido la saga de la GUERRA DE LAS GALAXIAS, BLADE RUNNER, MATRIX, INDEPENDENCE DAY, o recientes títulos como el SEÑOR DE LOS ANILLOS, con 11 oscars en su haber por la última de la trilogía EL RETORNO DEL REY, y SPÍDERMAN, X-MEN, DAREDEVIL o HULK, si nos centramos en el tema de los superhéroes. Estos éxitos de taquilla hacen pensar que la ciencia ficción y la fantasía no son géneros ajenos al gusto del público en general.

El género cinematográfico de ciencia ficción en España es de producción muy escasa, dentro de la ya relativamente raquítica producción española en todos los demás géneros, si la comparamos con otros países de nuestro entorno y por supuesto minúscula en comparación con la producción estadounidense. Además, se da también la circunstancia de la baja calidad de muchas de las producciones españolas de ciencia ficción. Sin embargo, en los últimos años el género ha sido visitado por diversos directores españoles que han producido películas muy conocidas y, algunas, celebradas como puedan ser ACCIÓN MUTANTE, EL MILAGRO DE P. TINTO, ABRE LOS OJOS o STRANDED, que configuran un relativo surgimiento de la ciencia ficción en nuestro país. Otras muchas producciones se han decantado por el tema fantástico y han sido acogidas con un buen éxito de público, entre las que se pueden citar a LOS OTROS, EL DÍA DE LA BESTIA o EL ESPINAZO DEL DIABLO.

Los comienzos

Las películas de ciencia ficción surgen casi al mismo tiempo que la aparición del cine. Ya en 1895 los Lumiere producen la CHARCUTERÍA MECÁNICA corta película de un solo minuto de duración, donde se muestra un proceso automático que transforma un animal vivo en embutidos. Es posible que ésta sea la primera película con una temática de remoto parecido a la ciencia ficción que es, sin embargo, mas bien una comedia crítica hacia el maquinismo en general.

Pero es George Méliès, uno de los pioneros del cine francés y mundial, quien comienza la experimentación en el cine de ciencia ficción. Esta experimentación no es casual. ¿Qué mejor género (aunque aún no estaba ni siquiera nombrado como tal) para intentar usar los recursos técnicos del nuevo y revolucionario invento? La fantasía científica permitía usar técnicas que no podían ser utilizadas en filmes de temática convencional. Produce y dirige ya en 1902 una de sus mas famosas películas y que es la primera que puede considerarse plenamente de ciencia ficción: VIAJE A LA LUNA. Unos años antes rodó LA LUNA A UN METRO (LA LUNE A UN METRE, 1898), LOS RAYOS ROENTGEN (LES RAYONS ROENTEGEN, 1897) y A LA CONQUISTA DEL AIRE (A LA CONQUETÊ DE LŽAIR, 1901).

Pero en los comienzos del cine todos los incipientes creadores experimentan con este tipo de trucos. España no se queda a la zaga y algunos realizadores comienzan a usar cámaras que pueden utilizan esos recursos y, como consecuencia, crean también películas fantásticas y de ciencia ficción.

op00819a.jpg

Uno de los primeros, no solo en este género sino en el cine español y mundial, en realizar películas con truco es Segundo de Chomón. De Chomón existen varias leyendas cinematográficas que los diversos investigadores e historiadores del cine han ido desentrañando y despejando a lo largo del tiempo. Durante mucho tiempo se le consideró el inventor de la técnica del paso de manivela. Esta técnica consistía sencillamente en rodar fotograma a fotograma, lo que denominaríamos stop-motion actualmente. El imprescindible estudio sobre Chomón que llevó a cabo Juan Gabriel Tharrats, despejó en parte esta leyenda. Chomón usó esta técnica magistralmente, pero no se puede afirmar que fuera su descubridor. La primera película de ciencia ficción española sería, pues, la que rodó en Chomón en 1908, aunque hay discrepancias en el año de producción, para Pathé Freres titulada EL HOTEL ELÉCTRICO. La película tiene una extensión de 140 metros, es en blanco y negro y tiene un teñido en amarillo pulido. La historia no puede ser más sencilla: a un hotel llegan dos personajes: Laura (Julienne Mathieue, la esposa de Chomón) y Bertran (el propio Chomón). Al solicitar una habitación, comprueban que no hay servicio de habitaciones y el recepcionista les muestra que todo es una gran máquina que funciona mediante electricidad. Las maletas se desplazan hasta el ascensor y después a la habitación por sí solas. Allí, se abren y las ropas van a depositarse en los respectivos armarios. Mas maravillas esperan a los dos huéspedes. Limpian sus botas, les desvisten e incluso Laura es peinada automáticamente o Bertran afeitado. También el hotel es capaz de escribir una carta sin necesidad de empuñar la pluma, simplemente hablando. Pero la cueva de las maravillas eléctricas tiene un fallo, fallo humano por cierto. El recepcionista y encargado de la maquinaria, es un borrachín que pasa sus horas acompañado de una botella. Descuidadamente empieza a accionar mandos y produce que todo funcione mal. Las máquinas echando chispas hacen las cosas demasiado rápidamente, con lo cual la habitación queda bastante destrozada por el efecto.

La película pretende ironizar sobre el maquinismo y la tecnología mostrando su lado oscuro, al presentar la imperfecciones de la misma, curiosamente debidas al factor humano. Anticipa lo que muchos escritores y cineastas desarrollarían después: la rebelión de las máquinas que, sin el cuidado extremo por parte humana, pueden ser mas perjudiciales que beneficiosas. Chomón realizaría mas películas de género entre las que se pueden citar VOYAGE A LE PLANET JÚPITER o VOYAGE AU CENTRE DE LA TERRE, todas ellas producidas para Pathé.

El segundo realizador español que inscribe una película en la ciencia ficción es Manuel Noriega. En 1925 realiza y dirige MADRID EN EL AÑO 2000. Esta película contó con la participación de actores de moda en la época, como Javier de Ribera o Roberto Rey. La película es un largometraje rodado en blanco y negro y en formato de 35 mm, mudo y con rótulos explicativos. MADRID EN EL AÑO 2000 es una de tantas películas perdidas. Ninguna copia se conserva o al menos aun no ha sido encontrada. Por consiguiente todo lo que podemos comentar está basado en informaciones de otros autores y referencias de revistas de la época.

El esquema argumental nos muestra como la ciudad de Madrid en el año 2000 se ha convertido en una ciudad fluvial. El río Manzanares es navegable, al haber sido transformado en un canal similar al de Suez. La ciudad es un gran emporio, no ya peninsular, sino Europeo, que se ha convertido en un centro de negocios internacional. La navegabilidad del Manzanares permite a Noriega crear un Madrid irreal, donde al lado del agua se pueden observar los monumentos más reconocibles de la ciudad. La fotografía de Agustín Macasoli y los efectos especiales de Bernardo Perrote, ayudaron a crear esta reconstrucción fabulada de la ciudad. Las dobles exposiciones y las sobreimpresiones, además de las maquetas, lograron una interpretación de un Madrid que incluso cuenta con playas, debido a la multiplicidad de islas que se encuentran en el canal del Manzanares

La película se ha venido a considerar de la escuela vanguardista española. Sin embargo hay que considerar que los estudios históricos adolecen del defecto de hablar por referencias, ya que, como se ha indicado, no se conserva nada del filme, por lo que el incluirla en la escuela vanguardista se debe poner en entredicho al basarnos exclusivamente en referencias y en fotografías de las revistas de cine de la época.

En algunos estudios y listas sobre la filmografía española de ciencia ficción se habla de la película EL SEXTO SENTIDO dirigida por Nemesio Sobrevila. Craso error ya que EL SEXTO SENTIDO narra la influencia del cine sobre la vida cotidiana. De hecho ese se sexto sentido del título es el propio cine. La película cuenta la manipulación que se puede efectuar con este medio, y por extensión, la manipulación informativa, pero en ningún momento contiene elementos de ciencia ficción o fantasía

Como dato curioso vemos que en 1927 se efectuó un proyecto para realizar LA ISLA MISTERIOSA. El proyecto fue producido por Enrique Rambal y su grupo de teatro llamado Novedades Madrid. Nunca se llegó a finalizar de rodar, es una película fallida española incluida en el género de la ciencia ficción.

Poco mas, o nada mas, da de si la primera mitad del siglo XX en cuanto al género se refiere. Ni en las producciones en tiempos de la II República, ni en los primeros años de la posguerra se producen películas de ciencia ficción.

Tendremos que esperar a finales de la década de 1950 para encontrar algún film que enlaza de alguna manera con el género. Nombraremos dos películas de este periodo que resultan de interés. La primera se titula LA LUPA que dirigió Luis Lucia en 1955. Es una extraña película en la que podemos asistir a la investigación de unos aficionados a las novelas de misterio que crean una agencia de detectives. Investigan un caso de aterrizaje de marcianos en una finca. Todo resulta ser un montaje de un especulador asustaviejas,que quiere apoderarse de una mina sita debajo de la finca de unas ancianas. Al final de la película aparecerá un auténtico marciano que desbaratará los planes del pérfido industrial. Es en definitiva una rareza inclasificable

La segunda película se titula LA OTRA VIDA DEL CAPITÁN CONTRERAS que dirigió Rafael Gil en 1955. Narra la historia de Alonso de Contreras, un capitán de los Tercios de Flandes, que para salvarse de la persecución del Gobernador de Toledo recurre a las pócimas de un alquimista. Despertado en el siglo XX sufrirá la persecución de un periodista que conoce su otra vida. En su viaje al siglo XX, será expuesto casi como atracción de feria para los científicos. Es una de la pocas películas españolas que utiliza el viaje en el tiempo, aunque sea por medios alquímicos, y que muestra el consabido choque cultural y costumbrista que hemos visto en multitud de otros filmes, desde HIBERNATUS hasta LOS VIAJEROS NO NACIERON AYER. Esta película está basada en un obra de Torcuato Luca de Tena.

La década de 1960

Esta década supuso unos profundos cambios en España; el crecimiento económico y una transformación social profunda hicieron que muchos de los esquemas antiguos sufrieran modificaciones, y que la sociedad fuera mejorando y alcanzando unos niveles de confort desconocidos hasta ese momento.

Para la industria del cine es fundamental éste despegue económico producido en el país. Las películas comienzan a reflejar la vida cotidiana y los cambios en las costumbres. El gusto del público se inclina hacia la denominada comedia española, protagonizada por actores como Concha Velasco, Paco Martínez Soria, José Luis López Vázquez o Tony Leblanc.

En el terreno de la ciencia ficción, la década se estrena con una producción de 1963 titulada LA HORA INCÓGNITA (DIOS ELIGIÓ A SUS VIAJEROS), dirigida por Mariano Ozores en la que sería su única incursión en el género. LA HORA INCÓGNITA parte de una idea que surge en Ozores a raíz de la queja que los cubanos expresaban acerca de los misiles de pruebas norteamericanos, esta idea surge en el año 1961 en pleno apogeo de la guerra fría.

La película cuenta cómo un misil termonuclear, que debería haber impactado en el Océano Pacífico, por un error de navegación, se estrella en una ciudad no especificada. Las autoridades intentan evacuar de la ciudad a todos los supervivientes de la explosión, pero por una serie de desafortunadas casualidades, algunos habitantes no pueden abandonar la misma. Los pocos supervivientes, consiguen pedir ayuda a través de una emisora de radio, pero son informados de que se encuentran contaminados por radiaciones y les quedan pocas horas de vida.

LA HORA INCÓGNITA parte de unos condicionantes muy similares a LA HORA FINAL. Contemplamos las consecuencias del desastre que se produce y como éste influencia a los protagonistas que se ven abocados a una muerte fija y lo que es peor, a una muerte fijada en un plazo insoslayable que desgraciadamente es conocido por los supervivientes. La película, pese a unas buenas críticas, tuvo un desastroso desarrollo en las salas comerciales. El público no conectó con el film, y los resultados de taquilla resultaron muy pobres.

En 1966 se estrena la película EL SONIDO DE LA MUERTE, que dirigió José Antonio Nieves Conde, que resulta extraña para la época. Se narra la búsqueda de un tesoro en Grecia y el encuentro con una criatura del pasado que resulta a la postre muy peligrosas. La escasez de recursos hace que la criatura sea invisible y que los asesinatos se desarrollen en off, es decir sin la aparición de la criatura.

Pero continuando con los 60 incluso Los Bravos se atreven con una película con elementos de ciencia ficción. DAME UN POCO DE AMOOOOOR en clave de comedia experimenta con la figura de Fu Manchú, un Fu Manchú castizo mezclado con la comedia musical. Las canciones de Los Bravos, encabezada por Bringing Your Loving, constituyen un corpus de lo mas divertido. Los Bravos son asimismo superhéroes, probablemente los primeros hispanos en la pantalla, salvo que aparezca algo que desconozco, que en una interesante secuencia de animación al final de la película se enfrentan a enemigos en el mas puro y clásico referencia al cómic. La secuencia de animación estuvo producido por Francisco Macián en un alarde técnico que mezclaba imágenes reales con dibujos animados.

op00819b.jpg

Tres películas mas comparten la adscripción al género en ésta década: EL RAYO DESINTEGRADOR, FATA MORGANA, y LOS MONSTRUOS DEL TERROR. De todas ellas la mas interesante, aunque realmente bastante difícil de incluir en el género es FATA MORGANA que dirigiera Vicente Aranda. En realidad se trata de un psico thriller que protagoniza una joven Teresa Gimpera. La acción se sitúa en un futuro cercano en el que se hace referencia a un misterioso suceso de Londres que ha acabado con la vida de los londinenses. Con un ambiente relativamente futurista constituye una espléndida muestra del cine extraño de Aranda. Mientras que EL RAYO DESINTEGRADOR es una comedia infantil, LOS MONSTRUOS DEL TERROR es una curiosa película que mezcla el terror con la ciencia ficción una vez mas. En este caso se trata de una curiosa invasión extraterrestre que pretende, como es lógico y a través de los monstruos clásicos terrestres, vampiros, hombres lobo el monstruo de Frankesntein, conquistar la Tierra. De inspiración clara en PLAN NINE FROM OUTER SPACE, del inenarrable Ed Wood, cuenta con Michael Rennie (ULTIMÁTUM A LA TIERRA) como uno de sus protagonistas embarcado en esta aventura seguramente cuando su carrera declinaba.

Los años 70

La producción fantástica de esta década es de las mas dilatadas de todos los tiempos. Sobre todo en el terror, con uso abusivo del famoso destape, se estrenan infinidad de títulos con versiones hispanas de muchos de los mitos del mundo terrorífico. Así tendremos Dráculas, hombres lobos (con Paul Naschy a la cabeza), doctores varios Frankensteins, zombis, muertos vivientes y todo lo que se pueda incluir en este mundo. Son producciones con escaso presupuesto, y algunas con menor imaginación aún, que se pasan en, los cines de barrio en sesión doble y en los cines de verano. En el plano que nos ocupa existen algunas películas interesantes, o al menos que pueden ser consideradas como aceptables.

Comenzaremos por una comedia interpretada por Tony Leblanc: EL ASTRONAUTA. En 1970 y aprovechando la odisea del Apolo 11 al pisar la Luna, Javier Aguirre realiza una película que narra las aventuras de unos pícaros intentando crear una especie de NASA a la española, tan española que se denomina SANA (Sociedad Anónima de Naves Aeroespaciales). Los protagonistas, cuyas respetables profesiones van desde la mecánica de coches hasta la fontanería, construyen un cohete que pueda llevarlos hasta la luna. Como es natural fracasarán y aterrizaran en pleno rodaje de un spaghetti western en Almería. La bufonada es agradable de ver, mas que nada por lo divertidas que resultan las imprecisiones, inconsistencias y tonterías sobre la ciencia astronáutica, que no dudamos fueron realizadas a posta. Nadie puede decir si no es conscientemente para divertir que en el espacio hay temperaturas de 1.200 grados bajo cero, salvo que sea en una escala desconocida, claro.

En el mismo año se estrena TRASPLANTE DE UN CEREBRO que dirige Juan Logar. Como su propio nombre indica se trata de las consecuencias del trasplante de un cerebro y la incapacidad del trasplantado para adaptarse a su nuevo cuerpo.

op00819c.jpg

La siguiente incursión hispana en el género es la película de 1972 PÁNICO EN EL TRANSIBERIANO. Dirigida por Eugenio Martín. Esta película es una mezcla de géneros que se ve muy influenciada por el relato La Cosa o mas probablemente por su trascripción fílmica EL ENIGMA ¿DE OTRO MUNDO? Efectivamente, el famoso tren transiberiano circula desde Vladivostok hacia Moscú portando en su interior un extraño fósil de un ser antropoide cuya antigüedad se remonta a millones de años. Desgraciadamente para los viajeros, éste ser resucitará y comenzará ha asesinar pasajeros. El ser es un extraterrestre desafortunadamente anclado en nuestro planeta. Busca la manera de abandonar la Tierra y parece que en 1908 ya existe la tecnología suficiente. Como ya se ha comentado la película bebe de las fuentes de la Cosa en varios componentes: el claustrofóbico ambiente del tren (la base polar) el extraterrestre (en ambos casos) y la lucha por la supervivencia. Con un elenco internacional, entre los que destacan Christopher Lee o Peter Cushing, el film se convierte en unos de los mas interesantes referentes de la ciencia ficción española de la década. Este film injustamente olvidado por el aficionado y por la crítica no es un subproducto de la época del terror, sino un intento honesto de crear algo diferente en el cine de los 70.

Juan Antonio Barden se implica en una producción para televisión (1973) que adapta una novela de Jules Verne; LA ISLA MISTERIOSA. Partiendo de la base de que la propia novela contiene elementos genéricos de ciencia ficción, Barden incorpora muchos gadgets en su extenso film. Omar Shariff interpreta el papel del capitán Nemo en una historia que recrea, con muchas libertades, la novela original. El director incorpora muchos elementos para dar a la versión española de la novel un amplio repertorio elementos científico-fantásticos. La serie se condensó en una sola película que se exhibió en la pantalla grande. Posteriormente, Televisión Española la emitió como miniserie en lo que se denomina actualmente la primera.

ODIO MI CUERPO, es una película estrenada en 1974 y dirigida por León Klimovsky que emplea la temática del trasplante de cerebros, esta vez traspasando el del un hombre al cuerpo de una mujer. Mientras que en las comedias, este hecho la trasposición de géneros, resulta de lo mas divertido, Klimovsky efectúa un recorrido serio por los tópicos sociales del macho. Como protagonista tendríamos la oportunidad de ver a Alexandra Bastedo (recordada por su aparición en la serie Los invencibles de némesis, The champions en el original).

Un año después Pedro Lazaga realizaría LARGO RETORNO en la que se desarrolla una historia de amor inmortal. Efectivamente, una mujer, a consecuencia de una grave e incurable enfermedad, es sometida a un tratamiento de hibernación que la mantiene a alejada de la vida durante 40 años. Al recuperarse, encontrará esperándola a su amante de antaño con la particularidad de que él ha envejecido con el curso natural del tiempo, mientras que ella es aún joven. ¿Qué se puede esperar de éste tipo de relación? Dolor evidentemente. La película trata de reflejar este salto generacional y la dificultad de esta relación que ya no está sostenida ni siquiera por la pasión.

EL HOMBRE PERSEGUIDO POR UN OVNI fue dirigida en 1976 por Juan Carlos Olaria con guión de él mismo. En plena ebullición de los temas extraterrestres de la década, el filme desarrolla el tan traído tema de la abducción extraterrestre. En este caso un escritor es perseguido por extraterrestres que quieren secuestrarlo. Como le ocurría a David Vincent (Los invasores) no es creído por nadie y se verá abocado a la desesperación.

Entra en escena en el año 1976 un director que realizaría bastante de las películas de ciencia ficción que se han producido en España: Juan Piquer Simón. Su primera incursión en el género es una adaptación de la novela de Jules Verne , VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA. La película, pese a sus defectos, es una interesante aproximación al fantástico con elementos de ciencia ficción como lo son la ciudad atemporal que aparece en el metraje. En palabras del director: El elemento fantástico siempre me ha gustado porque abre muchas posibilidades creativas. El personaje de Jack Taylor sirvió también para modernizar la historia sin perder la fidelidad al original.

op00819d.jpg

La década culmina con una película que presenta la primera incursión de un superhéroe en la filmografía española, si descontamos el skecth de Los Bravos en DAME UN POCO DE AMOR, dirigida también por Piquer Simón es SUPERSONIC MAN. En realidad esta película es un puro tebeo de superhéroes, sin mas pretensiones que el divertir. El héroe es un extraterrestre que llega a la Tierra para defenderla del mal. Es el mismo esquema que Superman, en realidad el de todo superhéroe, aunque esta vez llegará en edad adulta. De la película dice Piquer Simón: Debido al éxito de Viaje al centro de la Tierra recibimos algunas ofertas para hacer mas películas con efectos especiales. La mas divertida fue una propuesta Italo-americana para hacer CAPITÁN ELECTRIC. Era un autentico reto técnico y decidimos aceptarlo. Lo primero fue cambiarle el nombre que me sonaba a electrodoméstico. Elegimos el de FLASH MAN. Al poco recibimos de protesta de la productora de Dino de Laurentiis por la similitud que tenia con el título de su proyecto de hacer FLASH GORDON. Cambiamos otra vez por el de SUPERSONIC MAN. Y así empezó la aventura.

El héroe de SUPERSONIC MAN a diferencia de los héroes normales que cambian de traje y se quitan las gafas, cambia todo su cuerpo al transformarse de su identidad civil a superhéroe. Piquer cuenta: También aquí metí el elemento fantástico. Recordaba una película que me impactó mucho de niño. EL CAPITÁN MARVEL que se transformaba al pronunciar la palabra Shazan. Es más difícil encontrar a un actor que sepa actuar y sea un cachas. Utilizando a dos actores evito este problema. Yo nunca me he creído que la gente no identifique a Superman héroe con Clark Kent. Unas simples gafas no les cambia en nada.

Llegan los 80

Los 80 son el tiempo del cambio político en España. La izquierda, mas o menos, gana las elecciones en el año 1982. Empieza la movida madrileña que aglutina a actores, músicos, cineastas, pintores y toda clase de artistas. Sin embargo, para nuestra desgracia de fans, en el cine de ciencia ficción no se produce esta movida. Es mas, la década es bastante menos productiva en cine fantástico en general que la anterior que había cosechado algunos éxitos sobre todo en el terreno del terror-destapista.

Piquer Simón se implica en la realización de LOS NUEVOS EXTRATERRESTRES, que se estrena en 1982. La película resulta fallida y el mismo director aborrece de ella pues: originalmente se trataba de un film de terror que por cuestiones de la coproducción se convirtió en una especie de ET. No se consiguió ni una cosa ni la otra. A pesar de ello en varios países europeos estuvo durante tres semanas como líder de ventas en vídeo.

op00819e.jpg

Un director de la movida madrileña, Fernando Colomo, se atreve a dirigir en 1985 EL CABALLERO DEL DRAGÓN. Protagonizada por un hierático Miguel Bosé y con un elenco internacional encabezado por Klaus Kinski o Harvey Keitel, Colomo intenta hacer una película de ciencia ficción ambientada en la edad media. Inspirada en los tebeos que han tratado este tema, resulta un fallido experimento que no termina de convencer. Como el mismo Colomo dijera parece que da igual el género que elija. Siempre me sale una comedia. Y es así. La película, con algunos momentos interesantes y con unos efectos especiales notables, fracasa probablemente porque ni siquiera el director se cree lo que está contando. Miguel Bosé en el papel de extraterrestre no contribuye en nada al beneficio de la película. La trasposición en clave fantástica de la leyenda de San Jorge y el dragón resulto a la postre una película desbalanceada.

En este breve artículo no se ha mencionado la relativamente extensa filmografía que ha tratado en España del Dr. Frankenstein y de su criatura, mas que nada porque entra mas en el concepto de terror que en el de ciencia ficción, aún reconociendo que la criatura es un androide antecedente de todos los demás. Pero no se puede obviar de la filmografía hispana una película que explica la creación del mito del Dr. Frankenstein como es REMANDO AL VIENTO. Dirigida en 1987 por Gonzalo Suárez supuso una de las primeras incursiones de Hugh Grant en el cine cuando aún no era mundialmente conocido. La interesantísima película narra la historia de Mary Shelley creadora del personaje de la criatura de Frankenstein. Suárez intenta mostrar la creación de la novela cuando el romanticismo estaba en su apogeo. Así veremos los comportamientos de Lord Byron, Percy Bisshe Shelley, Mary W. Shelley y su hermana Clair, además del Doctor Polidori, un extraordinario José Luis Gómez.

EL NIÑO DE LA LUNA que dirigiera Agustín Villaronga en 1989, es otra de esas extrañezas que de vez en cuando sacuden el cine. Inclasificable dentro de un género, tiene muchos elementos que la hacen candidata para este artículo. Desde el punto de vista de la ciencia ficción el guión es casi un avance de la ultima moda de la manipulación genética, ya que nos encontramos ante un experimento que, realizado por lo que parecen nazis sobrevivientes de la segunda guerra mundial, pretenden crear un supuesto niño de la Luna que tendrá poderes para convertirse en el líder de un nuevo imperio, que se supone nazi. Poderes mentales, mutaciones, adivinos y tecnología de manipulación genética, contribuyen a hacer una película bastante desasosegante, tal y como nos tiene acostumbrados el director.

El final del siglo XX y el nuevo milenio

El final del siglo se acerca. Las profecías de los agoreros aventan desgracias sin para y malévolos presagios para la humanidad. Y eso se refleja en el cine, por supuesto en el cine norteamericano ávido de espectaculares aventuras con explosiones sin fin y héroes abnegados. En el cine, en nuestro País, dos directores van a marcar un antes y después en el fantástico y la ciencia ficción cinematográfica. Son los debutantes Alex de la Iglesia y Alejandro Amenabar.

Pero ésta década la inicia, una vez mas, Piquer Simón, que en 1990 estrena LA GRIETA. Nos narra la historia de un prototipo de submarino que debe hacer una incursión hacia una base de investigación científica en el fondo del mar. El director recuerda que: transcurría originalmente en una nave espacial. A mí me pareció muy visto (demasiado a lo ALIEN) y cambié el espacio por el fondo del mar que hacia muchos años que nadie lo utilizaba. No imaginaba yo la avalancha de películas submarinas que aparecieron en esos años (ABYSS, LEVIATAN, DEEP STAR SIX,...) LA GRIETA no fue una película barata (225 millones) pero insuficiente para el proyecto. Recuerdo que el productor ejecutivo de RAMBO cuando vio la película, comento que con ese presupuesto él apenas tenía para los títulos de su película. Anecdóticamente hablando diremos que el famosete Pocholo Martinez Bordiú, en uno de los pocos trabajos que se le conocen, interpreta el papel de Sven, un buceador sueco que muera al poco de empezar el metraje.

op00819f.jpg

En 1992, coincidiendo con los fastos de la Olimpiada, Expo 92 y Quinto Centenario del Descubrimiento de América, la nave espacial Virgen del Carmen se desplaza hacia el planeta Axturias. ACCIÓN MUTANTE, primer largometraje de Alex de la Iglesia, supone un aparte en el, escaso, cine de ciencia ficción español. Es una película muy diferente y, desde un estilo gamberro y de comedia gruesa, usa la ciencia ficción como excusa para mostrar las lacras de todos los estamentos sociales. La película no deja títere con cabeza y tan abominables son los ricos como los antihéroes terroristas que ni siquiera se hacen agradables, como suele ocurrir. Por otra parte resulta muy interesante ver como se puede hacer buenas películas de ciencia ficción sin presupuestos elevados para efectos especiales que suelen ocultar las incapacidades de los directores. ACCIÓN MUTANTE es, desde luego, uno de los mejores films de ciencia ficción españoles de todos los tiempos.

También producida en 1992 y estrenada un año después, Juan Miñón dirige la increíble SUPERNOVA. Increíble por ser un subproducto terrible que tan sólo ofrece el morbo, poco, de contemplar a Marta Sánchez en todo su esplendor. La trama es la siguiente: El Conde Nado, un pasadísimo Javier Gurruchaga, dueño de la compañía Don Flan, está enamorado de Fénix una cantante galáctica. Al no hacerle caso ésta, crea un clon, la tal Supernova, que sustituirá a la cantante original. Eso es todo lo que da de sí el guión, que fracasa tanto como película de ciencia ficción, como película independientemente del género.

Avanzando en los 90, José María Forqué dirige en coproducción con la República Checa y el Reino Unido una película titulada NEXUS 2431. Parte de un guión, que se acredita, de Piquer Simón. El guión original se titulaba ESPADAS Y BRUJERÍA e iba a ser dirigido por el propio Piquer. Sin embargo, discrepancias con los productores hizo que renunciara al proyecto y Forqué paso a dirigirla. Película intrascendente y que desde luego se parece mas a un film de espada y brujería que a uno de ciencia ficción. La sinopsis dará una idea de por donde se desarrollan los hechos: En el año 2431, el Sol explota y todos los planetas del sistema desaparecen. Algunos supervivientes de la Tierra logran llegar al planeta Taron, en el que su jefe, Tarn, les ofrece un lugar para vivir. Tanrn rapta a la princesa Cilia, hija del rey de los terrícolas. Pero Athor, enamorado de Cilia, logra liberar a la princesa. Aventuras de capa y espada con algún que otro láser suelto por ahí.

Oscar Aibar realiza su debut como director con una película, que se podría encuadrar dentro del subgénero post-apocalíptico, titulada ATOLLADERO producida en 1995. Partiendo del cómic original guionizado por el mismo Aibar, la historia se puede parecer a varias anteriores como puedan ser las de la saga Mad Max y sus sucedáneos. Protagonizada por Iggy Pop, que tan bien presta una de sus canciones a la banda sonora y Pere Ponce, trascurre en el año 2048 en un pueblo del desierto de Sonora llamado precisamente Atolladero. Lenny, un ayudante de sheriff, quiere salir del pequeño pueblo a buscar nuevos y mas interesantes horizontes en la ciudad de Los Ángeles. Quiere ingresar en la academia de policía, pero se encontrará con la oposición de el longevo juez Wedley que no le permite abandonar el pueblo.

Otro mito de la ciencia ficción-terror es recreado por Gonzalo Suárez en 1996. La película MI NOMBRE ES SOMBRA reinterpreta la novela de Stevenson y el personaje dual Jekyll-Hide. En este caso se trata del doctor Beiral, un reconocido científico, que mantiene una profunda lucha entre su posición social y unos instintos que no es capaz de expresar. A través de sus experimentos consigue dar rienda suelta al segundo ser (malévolo o mas bien libre de condicionamientos morales) que todos llevamos dentro. Suárez usa a dos actores para interpretar al Dr. en sus dos facetas, el mismo truco que usara Buñuel en ESE OSCURO OBJETO DE DESEO para dar cobertura a las dos personalidades de su protagonista. A destacar la actuación de Amparo Larrañaga en el rol de Florence esposa de Beiral y amante de su doble malévolo.

ABRE LOS OJOS, es la segunda película de Alejandro Amenábar y la que le va a catapultar al éxito internacional. Producida en 1997, es una de las películas de ciencia ficción mas grandes que ha dado nuestro cine. Desde luego, el aficionado reconocerá a Philip K. Dick en la historia. Pese a que Amenábar sostiene que nunca ha leído u oído hablar de UBIK o de OJO EN EL CIELO, el ambiente que está presente en toda la historia es puramente Dickiano. El argumento gira alrededor de César, un rico y guapo chico bien que, después de un accidente ve su rostro desfigurado. Los episodios oníricos y confusiones entre la realidad y la irrealidad se suceden de manera que el protagonista se ve incapaz de comprender que es la realidad. Como ancla de la realidad, César siempre ve un programa de televisión que trata sobre la hibernación. Este recurso, en forma de anuncio, también fue usado en UBIK por el citado Dick, por lo que al aficionado le puede resultar reconocible el origen. Amenábar usa recursos de ciencia ficción, la hibernación, la percepción de la irrealidad, para mostrar la fragilidad de los recuerdos y la débil barrera entre la locura y la cordura. Sin duda ABRE LOS OJOS será una película referente para el género en España. Esta película sufrió un remake protagonizado por Tom Cruise y Penélope Cruz titulado VANILLA SKY.

op00819g.jpg

Javier Fesser se interna en el mundo de la ¿ciencia ficción? con EL MILAGRO DE P. TINTO, producción de 1998. En tono de comedia y con reminiscencias a Mortadelo y Filemón (su siguiente película); Fesser cuenta la historia de la llegada de dos extraños extraterrestres a una atípica familia española. Desde luego los elementos de ciencia ficción se limitan a estos enanos extraterrestres que son adoptados. El surrealismo absurdo rodea toda la cinta y los gags, supuestamente graciosos, la convierten en una extraña rareza.

Llega 1999 y se estrena LA MUJER MAS FEA DEL MUNDO dirigida por Miguel Bardem. El argumento cuenta como una niña nace con el rostro tan deformado que no es posible mirarla. La niña al crecer se ve rechazada por todos lo que le ocasiona un trauma como es natural. La aparición del Doctor Werner y unas espectaculares técnicas químicas hacen que Lola Otero se transforme de monstruo en espléndida belleza. No es para menos si la actriz que la interpreta es Elia Galera. La acción trascurre en el año 2011, en una España republicana donde el presidente es Santiago Segura, y en paralelo a la historia de Lola vamos viendo cómo una investigación policial trata de descubrir a un asesino en serie que está librándose de todas las mujeres que han sido Miss España. No es una mala película aunque desde luego fracasa en mostrar su intención sobre la búsqueda de la belleza.

Llega el nuevo siglo XXI y con él la película STRANDED, dirigida por Luna en 2001 y con un guión de Juan Miguel Aguilera. STRANDED en la primera, y única, película de ciencia ficción hard realizada en España. Muy sucintamente se cuenta la odisea de una expedición conjunta NASA-ESA a Marte. Un accidente hace que los astronautas queden varados en Marte sin posibilidad de regresar a la Tierra. Se inicia por tanto una lucha por sobrevivir hasta que una supuesta nave de rescate puede llegar al cabo de dos tres años. Con un guión muy aceptable, y por encima de otras barbaridades que estamos acostumbrados a ver, un apartado de efectos especiales muy interesantes, amen de unos actores, que, a priori garantizarían un buen desarrollo de la trama, parecería que lo tiene fácil para gustar. Sin embargo la película fracasa probablemente por la inexperiencia de la directora en la dirección de actores. Los actores están envarados y desde luego no se creen lo que hacen. La excelente María de Medeiros o Joaquim de Almeida pasan por el film como si recitaran una obra de colegio, sin ganas ni espíritu. Pese a este (grave) inconveniente la película, probablemente debido a su bien hilado guión (que no está totalmente desarrollado como es lógico), no es desdeñable en absoluto. Y desde luego no desmerece a cualquier otra producción extranjera con mucho mas presupuesto. La infame distribución del film y la nula publicidad del mismo, fuera del fandom mas activo, hizo que pasara absolutamente desapercibida y sólo pudiera ser contemplada a posteriori por los aficionados abonados al cable.

La última película que vamos a comentar se titula MUCHA SANGRE que dirigiera Pepe de las Heras en 2002. Si en LA INVASIÓN DE LOS LADRONES DE CUERPOS la posesión extraterrestre se producía a partir de la replica por parte de unas vainas, aquí la posesión se produce por la sodomización (textual) de los varones terrestres por parte del gran Padre marciano o de donde sea. Desde luego, si ya partimos de esta premisa, se puede comprender que el film no sea una joya del séptimo arte. Entre la casposidad mas extrema y la chabacanería mas excelsa trascurre esta especie de ¿comedia? que contó con el protagonismo Paul Naschy y de la muy agraciada Isabel del Toro.

Conclusión

op00819h.jpg

En este artículo no se ha pretendido pretende realizar un estudio crítico cinematográfico sobre las bondades o defectos de los filmes descritos. Se ha pretendido dar a conocer un mínimo de referencias sobre el subgénero de la ciencia ficción en España, a la luz mas del aficionado al género que al experto cinematográfico.

Este género en España ha sido escasamente explotado y sólo una mínima parte de las realizaciones contienen un mínimo de calidad. Pero aún así ha resultado un ejercicio de lo mas interesante el ver estas películas y analizarlas a la luz de los conocimientos de un aficionado, algunos dirían friki, a la ciencia ficción.

Alguna película mas se puede incluir dentro del género, aunque sea con reticencias. Bastará enumerar NO PROFANAR EL SUEÑO DE LOS MUERTOS (terror zombi), OSCAR KINA Y EL LÁSER (comedia infantil), EL E.T Y EL OTTO (con los hermanos Calatrava), SERPIENTE DE MAR (monstruo marino), OPERACION MANTIS (El Exterminio Del Macho), EL FORASTERO (en coproducción con Perú), EL RAYO DESINTEGRADOR (comedia infantil), MAS ALLÁ DEL FIN DEL MUNDO (holocausto post-atómico). Además de estas producciones habría que incluir muchos cortometrajes con temática clara de ciencia-ficción que lamentablemente permanecen en el olvido.

Por supuesto daría para otro artículo el caso de la televisión Española que, en la década de los 60 y 760 y mediante las aportaciones fundamentales de Narciso Ibáñez Serrador, dio momentos muy interesantes al panorama fantástico español.

Por último recomendar que si tienen la oportunidad de ver alguna de estas películas, no duden que las encontrarán, como mínimo, interesantes.


Notas

Tharrats, Juan Gabriel. LOS 500 FILMS DE SEGUNDO DE CHOMÓN. Universidad de Zaragoza 1985

Joan Minguet Batllori. LAS VANGUARDIAS HISTÓRICAS Y EL CINE ESPAÑOL. Cuadernos de la Academia nº 1 Pag. 63

Asustaviejas, gaditanismo. Dícese de los personajes, pagados se supone que por las inmobiliarias, que se dedican a amedrentar a personas ancianas, a fin de que dejen las casas en las que viven alquilados. En ese caso la finca se puede tirar o vender y remodelar, con el consabido valor añadido para la inmobiliaria

El Capitán Contreras existió realmente y vivió alrededor de 1620. A tal efecto es muy interesante el artículo La vida exagerada del Capitán Contreras de Ignacio Arellano, publicado en el Diario de Navarra en 2003.

© Alfonso Merelo, (6.621 palabras) Créditos