ILIÓN II: LA REBELIÓN
ILIÓN II: LA REBELIÓN Dan Simmons
Título original: Ilium
Año de publicación: 2003
Editorial: Ediciones B
Colección: Nova, Ciencia-Ficción
Traducción: Rafael Marín
Edición: 2004
Páginas: 344
ISBN:
Precio: 15,95 EUR
Comentarios de: Alfonso Merelo

El problema de leer una sola obra separada en dos partes, y más si la diferencia es de meses, es que te olvidas de la primera. ILIÓN I, o sea la mitad de la mitad, la leí en verano y esta segunda parte de la primera parte de la parte contratante la he terminado hace una semana, justo después de terminada la Hispacón donde la compré. De manera que cuando ya había olvidado quiénes eran los personajes principales, los retomo en esta segunda ILIÓN. Trabajo doble para mis pobres meninges que tienen que asimilar otra vez quien es cada uno y que hacen por allí.

No volveré a reincidir en lo ya dicho sobre la nefasta edición partida, y a precio de usura, así que centrémonos ya en la obra completa que por fin podemos apreciar.

A partir de ahora sólo hablaré de ILIÓN como un todo.

Lo primero que diría es que leer la obra me ha supuesto una gran decepción. Vista en conjunto, como debería haber sido desde el principio, se descubre que Simmons se permite fusilar la ILIADA textualmente, con lo que se ahorra decenas de páginas escritas por otro ya hace muchos años.

La elección de la ILIADA no es una casualidad. No se ha dicho ¿cual copio? Este mismo. No. Se ha elegido la ILIADA, y otras obras de la que ya hablaremos, porque es espléndida en la creación de ambientes, en la solidez de los personajes, en los comportamientos de los mismos y en la historia en si. Una historia que reúne todos los gustos de la humanidad desde que esta aprendió a contar historias. Héroes con problemas, mujeres ambiciosas, dioses que se inmiscuyen con los humanos. Venganzas, aventuras, guerra. Tiene de todo. ¿Para qué pues inventar otra historia si ya tenemos una que es inmejorable. ILIÓN ni siquiera usa el marco de la IILIADA como base, es que un 50% es la ILIADA. Pero no sólo está presente ésta, también se encuentra una gran parte de las Troyanas en su texto. Los comentarios de Hockemberry (uno de los protagonistas originales de la historia) sobre la suerte de las mujeres de Troya, está mas basado en el drama de Eurípides, que en la propia ILIADA, y el comportamiento de estas mujeres responde a lo imaginado en el drama. ILIÓN es una mezcolanza hábilmente trazada pero que resulta muy reconocible. Como novedad podemos ver que los insertos y las explicaciones de ciencia ciencia-ficción no molestan, aunque podrían haberse realizado sin mencionar tecnojerga tales como el tele transporte cuántico o toda la parafernalia a la que los lectores estamos acostumbrados.

Pero también ILIÓN podría prescindir del elemento ciencia-ficción y la novela funcionaría perfectamente. La reinterpretación de la guerra de Troya, sobre todo en el añadido de la rebelión, no habría necesitado incorporar esos elementos. Da igual que los dioses sean entidades extraterrestres o humanos superevolucionados, también podrían haber sido dioses de verdad. El comportamiento en cualquiera de los casos sigue siendo el mismo: niños malcriados con exceso de poder. Esta forma de ver a los dioses no es nada nueva. Vemos por ejemplo que en la famosa Star Trek, y dentro de la serie original, el episodio ¿QUIÉN LLORA POR ADONIS? narra la decadencia de los dioses olímpicos, superhombres extraterrestres en realidad, que se vieron obligados a emigrar cuando los humanos dejaron de creer o de pensar en ellos. Por tanto nada nuevo bajo el sol.

Lo que sí hace Simmons es recrear magistralmente el ambiente de la ILIADA, copiando textualmente algunos pasajes y reinterpretando otros. Porque quizás la única, y más importante, virtud de ILIÓN es ser un gran escaparate para introducirse en la obra de Homero. Parece que Simmons pretende instruir a sus lectores y, en parte, aleccionarlos para que puedan saborear otras obras. Como pedagogo, Simmons, cumple su función a las mil maravillas, no sólo mostrando la ILIADA en su plenitud sino también usando a Shakespeare y a Proust como soportes narrativos. En los diálogos entre los moravecs (las entidades semi-orgánicas), que son los personajes más interesantes de la obra, se hacen referencias cruzadas a la literatura de los dos grandes antes mencionados.

Pero entonces ¿Qué es ILIÓN? ¿Un engaño? ¿Una copia?

Pues de todo hay. La reescritura de un clásico, en otra clave, está muy lograda como ya he dicho. Simmons usa recurrentemente, ya lo hizo en los Cantos de Hyperión, a otros autores para intertextualizar esas otras obras que le gustan. Es evidente que si Homero viviera acusaría de plagio a Simmons (y ganaría el pleito). Como no es el caso, pues se puede uno permitir el lujo de fusilar una obra y crear algo nuevo añadiendo estereotipos aquí y allá.

Independientemente de la copia o no de la ILIADA, la novela es muy interesante, siquiera porque dan ganas de leer el original. No deja de ser una novela escrita con las técnicas de un best seller y que se hace de fácil lectura.

Si quieren adentrarse en el mundo mítico de la Grecia clásica, con ligeros adornos de cara a la galería, ILIÓN es su novela.

© Alfonso Merelo, (849 palabras) Créditos