DOBLE - 3
DOBLE - 3 Connie Willis, Barry B. Longyear
Título original: ---
Año de publicación: ---
Editorial: Robel
Colección: El doble de ciencia-ficción nº 3
Traducción: Domingo Santos
Edición: julio de 2004
ISBN:
Precio: 10 EUR

Nuevo Doble de ciencia-ficción de Robel con el par de habituales novelas cortas, en este caso se trata de EL ÚLTIMO DE LOS WINNEBAGO, de Connie Willis y ENEMIGO MÍO, de Barry B. Longyear, que pese a estar multipremiados son de muy desigual factura y calidad.

Por un lado, EL ÚLTIMO DE LOS WINNEBAGO, pretende presentar un mundo en decadencia, controlado por los distribuidores de agua y organizaciones ecologistas (la Sociedad) de corte granhermanesco, un mundo desquiciado donde parece valer más la vida de un perro que la de un humano y en el que todo queda supeditado a lo que la Sociedad decida. Lo cierto es que es que no me ha convencido, escrito con corrección, indudablemente, Willis pretende hacer recaer toda la fuerza del relato sobre los recuerdos de David McCombe, un periodista que se ve involucrado en el atropello de un chacal durante un viaje de trabajo. A McCombe este encuentro le deja mal parado psicológicamente, o así debería deducirse por su comportamiento posterior, debido a que en cierta ocasión tuvo un perro que murió en similares circunstancias. Pero lo que se supone que debería ser un relato emotivo no pasa de convertirse en el ir y venir sin mucho sentido de un McCombe confuso no ya por lo ocurrido, sino por la propia inconsistencia del personaje.

McCombe es una marioneta en las manos de Willis, no es un personaje con personalidad propia, está vacío y por mucho que la autora insista en su relación emocional con Aberfan, su perro atropellado, ésta no termina de cuajar, como tampoco resultan verosímiles las andanzas de McCombe dando esquinazo a la Sociedad, o buscando al autor de ambos atropellos, el de su perro y el del chacal.

Por lo único que el relato despierta la curiosidad es por esas monstruosas autocaravanas americanas, según Willis tan extintas como los propios perros.

Muy distinto es ENEMIGO MIO. Aunque a estas alturas pudiera parecer que hablar de su argumento no descubre nada, hay que puntualizar que Wolfgang Petersen, como es habitual, sólo toma la parte principal de la novela de Barry Longyear y la recrea cinematográficamente con las consabidas adicciones y sustracciones.

En esencia trata de la convivencia en un planeta desierto entre dos pilotos de caza enemigos que se han derribado mutuamente. Uno, el humano Davigde, es mostrado como un patán al que hay que educar en prácticamente todo. El otro, Shigan, un drac de una calidad ética muy superior a compañero de infortunio. Finalmente ambos se convierten en buenos amigos y Davigde acabará haciéndose cargo de Zamis, el hijo de Shigan.

El ENEMIGO MÍO de Longyear es un relato que casi se podría describir con árido, enumera los hechos sin falsas sensiblerías, mostrando lo que en verdad sienten los personajes, no lo que se supone que deberían sentir, y las escenas emotivas se suceden por una simple cuestión de justicia, porque son así. Longyear ni siquiera intenta forzar el aspecto sentimental, el reencuentro de Davigde con Zamis, por ejemplo, es todo un ejemplo de sencillez.

Pudiera aducirse que quizá Longyear no estuviera capacitado para describir los grandes sentimientos humanos al estilo Card, pero sea deliberado o por una simple cuestión de limitación técnica, su relato resulta tan natural como verdaderamente conmovedor.

© Francisco José Súñer Iglesias, (541 palabras) Créditos

No es mala la iniciativa de Ediciones Robel de publicar en un sólo volumen dos novelas cortas o relatos largos, según se mire. Y más cuando la selección de los mismos corre a cargo de Domingo Santos, suficiente garantía de alta calidad. Sin embargo en este tercer número, uno de los relatos del mismo flojea un poco y es el de Connie Willis.

EL ÚLTIMO DE LOS WINNEBAGO nos describe un mundo del futuro en donde los grupos ecologistas ponen más énfasis en la vida de un animal que en la de los propios seres humanos. Es un mundo en decadencia el que nos describe Willis pero que a mí no me ha acabado de convencer, a pesar del premio que ha recibido la obra en cuestión, y de la que personalmente me gusta casi todo lo que ha escrito. Quizás sea ello debido a que Willis ha hecho más énfasis a describir una situación que en dotar de fuerza narrativa a sus propios personajes. No ocurre lo mismo con el segundo relato del volumen. ENEMIGO MÍO de Barry B. Longyear, que fue también Premio Hugo en su día, es una gran narración, cargada de emotividad y que nos describe una incomoda situación entre dos seres de razas diferentes que han naufragado en un planeta inhóspito y que están condenados a entenderse entre sí. También se hizo una película de este relato pero con mediocres resultados y no alcanzando en ningún momento la carga emocional de la narración. Por tanto de los dos relatos presentados en este volumen me quedo con el segundo. ENEMIGO MÍO, sin embargo no es un relato inédito en España, pues ya apareció también en uno de los últimos números de la mítica revista Nueva Dimensión.

De los tres volúmenes de la colección El Doble aparecidos hasta ahora, quizás sea este último el que más flojea y ello sólo debido al relato de Connie Willis, pues ENEMÍGO MÍO salva al conjunto. Es el riesgo que se corre al hacer selección en un mismo conjunto de más de una obra. No obstante creo que hasta ahora la selección que está realizando Santos es muy digna y puestos a darle una calificación le daría un notable.

© José Enrique León Alcalde, (368 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Los archivos del espacio el 24 de octubre de 2004