EN LA ESTACIÓN BASILISCO
EN LA ESTACIÓN BASILISCO David Weber
Título original: On Basilisk Station
Año de publicación: 1993
Editorial: La Factoría de Ideas
Colección: Ventana Abierta nº 2
Traducción: Aitor Solar Azcona
Edición: abril de 2004
ISBN:
Precio: 13,75 EUR

No es que me atraiga mucho la ciencia-ficción bélica o militarista, quizás ello sea debido a los recuerdos de mi vida castrense, no todo lo buenos que fueran de desear, pero cuando la obra está bien escrita y además nos hace pasar un buen rato no tengo nada que objetar. De hecho la ciencia-ficción militar buena no es muy abundante en el género, aparte de obras de Robert A. Heinlein (el autor que más se ha acercado a esta faceta de la ciencia ficción), Jerry Pournerlle o Joe Haldeman, las demás obras son bastante mediocres y dejan mucho que desear.

No ocurre así con EN LA ESTACIÓN BASILISCO donde la capitana Honor Harrington, heroína que da vida a esta obra perteneciente a una serie de once libros, se verá envuelta en una sórdida trama donde están implicados altos poderes políticos y comerciales. Harrington, no cabe duda, es el alma mater de la narración. Una mujer, no muy bella, de ojos almendrados y con una fuerte personalidad, pondrá todos sus recursos en marcha para salir airosa de la urdimbre en que se ve envuelta. De hecho la estación Basilisco, es considerada por el estamento bélico manticoriano como un lugar de castigo donde se envían a elementos militares non-gratos, allí será enviada Harrington, debido a sus actuaciones militares, no del agrado de algunas altas jerarquías. Harrington conseguirá realizar en su exilio una gran actuación militar que le valdrá finalmente el reconocimiento de todo el estamento militar y político.

Aunque los elementos bélicos están presentes a todo lo largo de la narración, Weber no descuida en ningún momento la caracterización de sus personajes y hace que en todo momento sus acciones y comportamientos sean verosímiles y creíbles. Con Harrington actúan otra serie de personajes, no menos importantes y que contribuyen a hacer de la narración una entretenida lectura. Weber consigue hacer que el lector se implique en la historia y hace del distanciamiento inicial de Honor con su segundo, una de los principales aspectos de la narración. El lector asiste a el desarrollo de la trama y no puede evitar verse implicado en ella, tal es la fuerza que imprime Weber en sus personajes. Pero tampoco podemos olvidar el aspecto puramente bélico, ya que el autor ha creado, para mi gusto, una de las mejores batallas espaciales de la historia de la ciencia ficción. En efecto el enfrentamiento final del Intrépido con la nave enemiga es uno de los más electrizantes happy-end que he leído en cuanto a ciencia-ficción bélica.

No hay que pensar, sin embargo que la novela es una obra maestra, no lo es, pero tampoco pretende serlo y esta es su gran virtud. Un moderno space-opera, realizado sin grandes aspavientos y en donde sus personajes, más maduros que sus abuelos creados por Hamilton, Heinlein, o doc Smith, son la verdadera columna vertebral de la narración. Espero con impaciencia otra novela de Weber, si alcanza el mismo nivel que la presente, me doy por satisfecho.

© José Enrique León Alcalde, (500 palabras) Créditos
Publicado originalmente el 30 de abril de 2004 en Los Archivos del Espacio