CHICAS MUERTAS
CHICAS MUERTAS Richard Calder
Título original: Dead Girls
Año de publicación: 1992
Editorial: Gigamesh
Colección: Libros Gigamesh nº 22
Traducción: Albert Solé
Edición: 2003
Páginas: 205
ISBN:
Precio: 9,95 EUR

La editorial Gigamesh ha publicado ya dos libros de este autor. Para mi gusto ha empezado con el más flojo, pues este que comento ahora es mejor que el anterior. Richard Calder es un autor británico que se puede encasillar junto a Paul McAuley o China Mieville. Sus obras tratan de una temática similar, reciclando viajes lecturas y dándole una patina de modernidad.

CHICAS MUERTAS, que en realidad forma parte de una trilogía, relata como dos jovenes amantes huyen de la ley, una ley por otra parte brutal. Esta huida le lleva a realizar un periplo alucinante y desquiciado. Podemos observar un Londres inundado en parte por el mar y gobernado por un régimen de corte neofascita que se denomina Frente Humano. Recorremos varios escenarios a cual más sórdido y surrealista y en los cuales nuestros protagonistas encontraran múltiples peligros. Toda esta situación se debe a que se ha creado un virus nanotecnólogico que convierte a las chicas adolescentes en vampiresas sedientas de sangre humana. La búsqueda que realizan los protagonistas tiene mucho que ver con el origen de la plaga.

CHICAS MUERTAS es una novela de difícil catalogación ya que se puede considerar un híbrido entre la fantasía y el terror. Calder nos enseña unos escenarios increíbles e irreales que si en algunos momentos nos remiten a la parafernalia ciberpunk o a la imaginería del gore, esta actúa solo como aderezo y siempre en segundo plano. El autor no se va en ningún momento por las ramas y se centra única y exclusivamente en la búsqueda de los protagonistas.

Además la novela nos se hace en ningún momento cansada y es bastante corta. Recomendable para todo tipo de aficionados. Para los que gustan del terror, de la fantasía o de la ciencia-ficción, ya que tiene elementos suficientes de todos ellos.

© José Enrique León Alcalde, (302 palabras) Créditos
Publicado originalmente el 19 de enero de 2004 en Los Archivos del Espacio