LA CIUDAD DE CRISTAL
LA CIUDAD DE CRISTAL Orson Scott Card
Título original: The Crystal City
Año de publicación: 2003
Editorial: Ediciones B
Colección: Nova, ciencia-ficción nº 172
Traducción: Rafael Marín
Edición: 2004
Páginas: 308
ISBN:
Precio: 18,27 EUR

La ciudad de cristal es ya el sexto libro de la historia de Alvin Maker el Hacedor. Allá en los lejanos ochenta, cuando Card comenzó esta serie, la propuesta de esa América alternativa resultaba novedosa y las aventuras de Alvin Maker, aún sin ser obras maestras del género fantástico, tenían algún encanto y frescura. Hoy en día las aventuras del Hacedor no aportan nada nuevo y Card se limita a darnos más de lo mismo que en libros anteriores de la serie. En esta sexta entrega Alvin Maker y su hermanastro Arturo Estuardo tendrán que conducir un contingente de esclavos a la otra orilla del Mizzipy. Es patente el paralelismo de la historia con el paso del Mar Rojo protagonizado por Moises en la BIBLIA.

Card sabe de esto bastante, ya que es un hombre religioso y que deja bien patentes sus creencias en sus libros. Por otra parte, el hermano de Alvin, Calvin el Deshacedor (otra vez influencias bíblicas, en este caso Caín y Abel) se aliará a un grupo de malhechores que pretenden entrar en México y acabar con la sangrienta cultura mexica. Y ya por último asistimos a la fundación de la mítica ciudad de cristal.

¿Creéis que ya ha acabado todo? ¡Que ilusos sois! Se nota que Card le ha cogido el gusto a las sagas interminables y según dice en el prólogo Miquel Barceló todavía queda otro libro. Pues bien, si la prometida continuación está a la misma altura que estos últimos libros anteriores de la saga, bien se puede prescindir de ella.

Hay muchos aficionados al género que consideran a Card como uno de los mejores autores actuales de ciencia-ficción y fantasía. No voy a ser un hereje ni levantar iras entre sus seguidores, pero no me atrae mucho la ciencia-ficción y fantasía sensiblera que escribe Card. Aparte de EL JUEGO DE ENDER y algunas otras contadas obras, para mí, lo que escribe Card no me dice nada. Pero como sobre gustos no hay nada escrito....

En conclusión LA CIUDAD DE CRISTAL es una narración tediosa y aburrida que es mejor olvidar, y espero que no se me crucifique por el comentario.

© José Enrique León Alcalde, (361 palabras) Créditos
Publicado originalmente el 6 de junio de 2004 en Los Archivos del Espacio