MÁSCARAS DE MATAR
MÁSCARAS DE MATAR León Arsenal
Título original: ---
Año de publicación: 2004
Editorial: Minotauro
Colección: ---
Traducción: ---
Edición: 2004
Páginas: 286
ISBN:
Precio: 18,00 EUR
Comentarios de: Jacinto Muñoz

La inversión de una gran editorial en el mundo de la fantasía, ha propiciado la convocatoria del más generoso premio mundial para obras del genero. Obras, además, escritas en castellano, lo que siempre es de agradecer por parte de un hispanohablante. MÁSCARAS DE MATAR de León Arsenal ha sido la novela ganadora de la primera edición del Premio Minotauro.

No es una mala novela. Su mayor mérito, a mi entender, está en la construcción de una original sociedad, una sociedad compleja, abigarrada, colorista, nada que ver con las habituales emulaciones medievales tan al uso en las novelas de este tipo, repleta de pueblos y castas que habitan región de los Seis Dedos y alrededores. Una sociedad violenta, regida por leyes básicas y ancestrales, donde una mirada puede ser una ofensa a lavar con sangre y cualquier caminante un enemigo. Una sociedad de seres ocultos bajo capas de pinturas, joyas y, principalmente, máscaras. Máscaras que no son un simple adorno u objeto para esconder el rostro, sino que están dotadas de una personalidad propia, suma de su propia esencia y la de sus anteriores portadores, y que establecen una cierta simbiosis con el individuo que las porta.

Es, como digo, su mayor mérito y tal vez la causa de uno de sus defectos, ya que el autor nos introduce en dicha sociedad mediante una condensada explicación al principio de la obra, lo hace algo pesado el comienzo y obliga a releer, de vez en cuando la introducción, para recordar que, por ejemplo, los pandalumes son un pueblo nómada procedente de las llanuras orientales. Claro que esto es una opinión, yo hubiese preferido un buen glosario de explicativos al final (incluye uno, pero sólo con nombres de algunos personajes) o una explicación más pausada, imbricada en el desarrollo de la acción.

Por otro lado, el argumento es bueno, el estilo es ágil y directo, con buenas descripciones de peleas y batallas y alguna que otra interesante digresión sobre los hombres y sus máscaras. Pero la acción transcurre como a pinceladas, dejando cabos sueltos y personajes, que creía principales, abandonados a mitad de la obra, o resolviendo tramas, que imaginaba más complejas, en una sencilla batalla. Es como si lo leído sólo fuese el resumen de un proyecto más amplio, algo que quizá el autor lo reconozca por boca de uno de sus personajes: La vida está llena de cabos sueltos y hay que aceptarla como es

Destacar también que el enfrentamiento principal no es entre el bien y el mal, sino una lucha de valores. Unos los ancestrales de la cultura de los Seis Dedos, y otros, que presentarían a religiones tradicionales como el cristianismo. Y la lograda utilización del castellano o el gallego como base para la elección de nombres de lugares, personas o rituales.

Resumiendo creo que la idea podía haber dado mas de sí con unas cuantas páginas más, pero es una buena elección para los que gusten de la fantasía heroica.

© Jacinto Muñoz, (493 palabras) Créditos