ALAS NOCTURNAS
ALAS NOCTURNAS Robert Silverberg
Título original: Nightwings
Año de publicación: 1968
Editorial: Edasha
Colección: Nebulae
Traducción: Edith Zilli
Edición: abril de 2003
ISBN:
Precio: 13,44 EUR

ALAS NOCTURNAS es de lo más representativo y genuino de Silverberg, obtuvo a mi parecer merecidamente el premio Hugo 1969 en la categoría de novela corta. Esta obra es imprescindible en todo biblioteca de buen aficionado a la ciencia ficción.

Wuellig, el Vigía, Avluela, la Voladora y Gorm, el Mutante se dirigen al principio de la obra a la fabulosa ciudad de Rom. Aquí encontraran las maravillas que encierra la ciudad. Nos enteramos de que la humanidad atraviesa su Tercer Ciclo y está dividida en gremios como pueden ser, los Vigías que escudriñan las estrellas en espera de una invasión extraterrestre, los Memorizadores, encargados de bucear en el pasado de la humanidad, los Mutantes resultantes de experimentos genéticos, etc..

Sabremos que la humanidad al final del Primer Ciclo ha conseguido alcanzar las estrellas y el Segundo Ciclo se desarrolla en un tiempo de esplendor y florecimiento de la cultura humana. El final del Segundo Ciclo y comienzo del Tercero se produce como consecuencia de la alteración climática conseguida artificialmente y como resultado de una actitud arrogante con respecto a otras culturas que pueblan el Universo. El Tercer Ciclo en el que se desarrolla la obra es un período de decadencia y al final de la primera parte se producirá la invasión extraterrestre. Esta invasión se llevará cabo sin violencia y con una actitud resignada por parte de la humanidad, que la considera como un castigo por sus pecados anteriores. Wuellig, el protagonista peregrinará con el príncipe de Rom, vivirá entre los Memorizadores y viajará a Jorslen en busca de purificación.

No cuento más, sólo decir que esta es una de las mejores de las mejores obras del Silverberg más sincero, y parida en su período más fértil y creativo. Es esta una de las novelas que hacen sentir la maravilla y la emoción al aficionado, al margen de modas y corrientes.

© José Enrique León Alcalde, (311 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Los Archivos del Espacio