VITALES
VITALES Greg Bear
Título original: Vitals
Año de publicación: 2003
Editorial: Ediciones B
Colección: Nova nº 163
Traducción: Pedro Jorge Romero
Edición: febrero 2003
Páginas: 375
ISBN:
Precio: Agotado

Lejos está este Greg Bear de sus primeros tiempos, cuando dio a luz obras de la talla de MÚSICA EN LA SANGRE o EÓN. Parece que este autor, aparte de colaborar en la segunda serie de la Fundación junto con Gregory Benford y David Brin, se ha decantado por practicar una modalidad de ciencia-ficción que podríamos llamar thriller ficción. Sus últimas novelas, ésta que comentamos ahora y LA RADIO DE DARWIN pertenecen a esta modalidad.

El esquema del triller ficción se puede resumir así: una investigación sobre algún aspecto de la ciencia, arroja una luz insospechada al respecto, además se descubre una intriga monstruosa o abominable, relacionada con dicha investigación, que amenaza con dar al traste con el orden establecido.

En VITALES, Bear nos cuenta la peripecia vital de los hermanos gemelos Rob y Hal Cousins, dos brillantes investigadores en el campo de la longevidad humana. Como consecuencia de dichos estudios, Rob se topará con un monstruoso proyecto denominado Seda que viene arrastrándose desde los tiempos de Stalin. Esto le costará a Rob la vida, pero su hermano Hal, retomará la investigación y proseguirá con ella en donde la había dejado Rob. A partir de aquí, la trama se acelera y nos conduce vertiginosamente hasta un desenlace que no por esperado deja de ser interesante.

No me desagrada el thriller ficción, ya que son novelas muy entretenidas y absorbentes. Sin embargo, en el campo de la ciencia-ficción, no creo que aporten nada nuevo, pues se limitan a tocar un determinado aspecto de la ciencia (que por otra parte es de dominio publico en la actualidad, manipulación genética, longevidad, etc..) y a partir de ahí construyen una trama de género detectivesco por lo general.

VITALES no nos descubre nada nuevo. Tanto Michael Crichton, considerado el rey de esta modalidad, como Ken Follet, han tratado dichos temas con más o menos acierto. Sin embargo, para el lector que no sea muy purista, VITALES es una obra que a pesar de su mediana extensión, 360 páginas, se lee de un tirón. Yo la empecé un día por la mañana y la acabe por la noche.

© José Enrique León Alcalde, (354 palabras) , 2003 Créditos
Publicado originalmente en Los Archivos del Espacio