LA SAGA DE LOS INCALES
LA SAGA DE LOS INCALES Moebius y Alejandro Jodorowsky
Título original: ---
Año de publicación: 1980
Editorial: Eurocomic
Colección: Colección Humanoides
Traducción: ---
Edición: 1983
ISBN:
Precio: ---

También conocida como Las Aventuras de John Difool, esta serie de seis albumes fue escrita por Alejandro Jodorowsky y dibujada por Moebius la decáda de 1980. Cuenta, con John Difool como personaje central, el derrumbe de dos civilizaciones (la humana y la alienígena berg) y la entrada en una nueva era, que en un principio no parece ni peor ni mejor, sólo distinta a la anterior.

El panorama que presenta la civilización humana no puede ser más decadente. La ciencia y la tecnología, en manos de los sectarios Técnicos Tecnos, es omnipresente y capaz de casi cualquier cosa, pero eso no supone que la humanidad haya alcanzando un alto grado de desarrollo moral, antes al contrario, una embrutecida clase media entregada en cuerpo y alma a las drogas y la televisión 3D hace casi buena a la depravada aristocracia, que al menos se ejercita en la orgías y salvajes diversiones con las que mata el tedio. John Difool, el protagonista, es un mediocre detective privado, tanto que ni siquiera el narrador es capaz de clasificar durante gran parte de EL INCAL NEGRO, el primer volumen. Tan pronto es de clase R, como de clase B, como de clase P (Difool dixit) finalmente parece que la R es la correcta, pero eso no quita para que Difool represente con toda claridad a sus conciudadanos de la ciudad pozo; gris, mediocre, sólo trabaja para pagarse el alcohol, los alucinógenos y el sexo sintético con homeoputas fabricadas al instante.

Pero algo cambia en la vida de John Difool cuando es contratado por una aristo para que le guíe por los no menos depravados, pero si más coloristas, niveles inferiores; tras un desafortunado encuentro con Cabeza de Perro, un peculiar ciudadano con... ¡cabeza de perro! del que Difool está a punto de acabar en el lago de ácido que llena el fondo de la ciudad, se desata el caos. Durante su huida del Anillo Rojo a Difool le ha sido entregado el Incal Negro, el no sabe todavía lo que es, pero no tarda en averiguar que se trata un objeto deseado por mucha gente, y no sólo eso, otorga al portador una nueva visión de la vida. A la vuelta a su apartamento se lo encuentra invadido por una multitud ansiosa porque Deepo, una gaviota de cemento, mascota y único vínculo afectivo de Difool, se ha convertido en un pájaro milagrero. Difool le había hecho tragar el Incal para ocultarlo y el Incal había convertido a Deepo en un a modo de superhéroe volatil. Pero no sólo se congrega una multitud, sorprendentemente un comando berg se une a la fiesta, ante ellos se interpone una partida de mutantes de los niveles inferiores, y cuando aparece la policía para disolver a la multitud y poner orden un robot de combate irrumpe para reclamar también el Incal, y todo se derrumba.

A partir de ese momento la narración se desarrolla en varias líneas, por un lado las cuitas de Difool, secuestrado, huido, vuelto a secuestrar vuelto a huir, por otro la fenomenal rebelión de la ciudad pozo (no se sabe muy bien quien se ha rebelado, pero hay una batalla de buenas proporciones), por otro la irrupción del Metabarón al que Tanatah, una especie de reina de los ladrones, le extorsiona amenazando con matar a Soluna, su hijo y le encarga la misión de ¡Ah! capturar a Difool. Sin solución de continuidad la aventura sigue en EL INCAL LUZ, aumentando el ritmo de rebelión, batalla, persecuciones y secuestros, involucrando a cada vez más figurantes, los Técnicos Tecno descubren ya sin tapujos el origen de sus conocimientos y Animah la reina de las ratas, poseedora del Incal Luz, aparece en escena deslumbrando a Difool, en LO QUE ESTA ABAJO la situación se reconduce, Difool, Deepo, Cabeza de Perro, Tanatah, Animah, el Metabaron y Soluna forman un particular grupo guiado por los Incales reunificados en un sólo objeto perfecto con el objetivo de derrotar a los Tecnicos Tecnos y su aliada La Tiniebla y, de ser posible, reconducir la rebelión, que ya alcanza dimensiones galácticas, hacia un nuevo orden, más justo y pujante, todo esto, claro, con permiso de los bergs dispuestos a recuperar el Incal. Todo esto termina de desarrollarse en LO QUE ESTA ARRIBA, LA QUINTA ESENCIA y PLANETA DIFOOL.

Jodorowsky y Moebius consiguen en La Saga de los Incales crear un universo complejo y de múltiples matices, la civilización humana, pese a la corrupción y depravación, no está exenta de empuje, representado por los mundos coloniales, los aparentemente terribles bergs son bastante más civilizados que la humanidad que se interpone en su objetivo; alcanzar su Edad de Oro. Barrer del universo a los pervertidos humanos es más una operación de limpieza que un genocidio calculado. los Incales representan esta dualidad presente en toda la obra (a excepción de los Tecnos y La Tiniebla, representación inequívoca del Mal) y que cada uno de los personajes lleva dentro de si, se le presenta como una cosa, demuestran ser otra muy distinta y finalmente se transfiguran en algo superior.

La narración es perfecta, con un dinamismo absorbente y una notable agilidad a la hora de cambiar de escenarios y líneas narrativas, incluso la presentación de nuevos personajes y escenarios es suave, sin grandes preámbulos, dejando que sea el propio personaje quien se de a conocer. El único pero que se le puede poner a esta Saga es que acaba tan embebida de misticismo hermético que está a punto de malograrse con un final más que cuestionable, afortunadamente, la viñeta final, un recuerdo emocionado, consigue salvarlo, aunque sea por muy poco.

© Francisco José Súñer Iglesias, (933 palabras) Créditos