LAS FUENTES PERDIDAS
LAS FUENTES PERDIDAS José Antonio Cotrina Gómez
Título original: ---
Año de publicación: 2003
Editorial: La factoría de ideas
Colección: Solaris ficción nº 37
Traducción: ---
Edición: 2003
ISBN:
Precio: 12,95 EUR

José Antonio Cotrina es una de las nuevas voces del panorama fantástico español. Ya ha ganado con algunos de sus relatos el Premio Alberto Magno y el Premio UPC. LAS FUENTES PERDIDAS es su primara novela.

Aunque incluida en la colección Solaris Ficción que se caracteriza por publicar obras de ciencia-ficción, esta novela podría haberse incluido en otras colecciones que tiene esta misma editorial y que tratan de fantasía. Ignoro las razones que han movido a los responsables a obrar de este modo, ya que LAS FUENTES PERDIDAS es fantasía en su estado más puro y sin ningún atisbo de ciencia-ficción.

La obra es un doble viaje de búsqueda. Por una parte la búsqueda real de las fuentes perdidas que conceden al mortal que las encuentre sus deseos más íntimos. Por otra parte es la búsqueda del protagonista de venganza. Venganza por la muerte de su padre en el pasado, a manos de un poderoso nigromante. Delano Gris se verá embarcado en un peligroso viaje acompañado por una galería de personajes a cuál más esperpéntico y estrambótico. Desde el malvado mago veneciano Sforza hasta el jefe de la expedición Rigaud que lleva una doble vida con el hispano Heredia, todos ellos se verán embarcados en una travesía por parajes inhóspitos y delirantes hasta el encuentro de las fuentes perdidas.

LAS FUENTES PERDIDAS no es una mala obra, pero a mi parecer peca de precipitación. Aunque es larga, 350 páginas, da la impresión que Cotrina quiere contar más de lo que puede. Delano Gris, el personaje principal no esta muy bien acabado para mi gusto. Sin embargo hay algunos aciertos en la obra, como la bolsa coherente, una especie de mochila que contiene de todo lo que se pueda necesitar y que acude a la llamada de su dueño. También son memorables los pasajes que se refieren a Cícero, una ciudad que es el máximo exponente de la maldad y donde se encuentran reunidos todos los malvados e infames

En resumen, una obra entretenida para pasar el rato. Al verdadero aficionado a la fantasía le va a encantar. A mí, que la fantasía no es mi fuerte, me ha dejado indiferente.

© José Enrique León Alcalde, (362 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Los Archivos del Espacio