OBJETIVO, LA LUNA
Portada c_ox1 Hergué
Título original: Objetif Lune
Año de publicación: 1950
Editorial: Editorial Juventud
Colección: Tintín nº 16
Traducción: Zendrera, Concepción
Edición: marzo de 1996
Páginas: 62
ISBN:
Precio: 7,79 EUR
Comentarios de: Alfonso Merelo

El primer tebeo que leí de la serie protagonizada por Tintín fue ATERRIZAJE EN LA LUNA, dibujado por Hergé en 1954. El tebeo, y su primera parte OBJETIVO LA LUNA, constituyen la aventura espacial del periodista Tintín y sus compañeros: el perro Milú, el capitán Haddok, el profesor Tornasol y Hernández y Fernández, así como otros personajes secundarios. He de reconocer que es un tebeo que siempre me ha gustado. Lo he releído a lo largo de los años y me ha parecido un buen ejercicio de planificación argumental e incluso un notable interés científico.

Resulta paradójico que los esquemas que valoras en una obra, como la originalidad del planteamiento, la ejecución planificada del guión e incluso los recursos dramáticos empleados, se vengan abajo cuando contemplas que lo que creías bueno y original es sencillamente un plagio, o una intertextualización como se dice ahora, de una obra anterior. Me estoy refiriendo a la película LA MUJER EN LA LUNA, que dirigiera Fritz Lang en 1929. Porque las dos obras son exactamente iguales, con la salvedad de que una esta realizada unos 25 años antes.

¿Se inspiró Hergé en esta obra? No soy un experto en historietas y menos en la obra de Hergé, por lo que no puedo juzgar las posibles fuentes del dibujante y guionista para sus creaciones. Pero si he visto varias veces las dos producciones y haciendo una mínima comparación se puede fácilmente demostrar que ambas son casi idénticas.

Analicemos en paralelo las dos y veremos si se puede demostrar esta conexión

Hergé divide su historia en dos partes: OBJETIVO LA LUNA y ATERRIZAJE EN LA LUNA. En la primera se nos muestran los entresijos de la planificación de un lanzamiento y todos los problemas que se van sucediendo. Mientras que en la segunda parte se narra el viaje espacial en sí y las aventuras en la Luna. Fritz Lang planteó su film en dos partes absolutamente separadas, que coinciden con los planteamientos antes expuestos para el caso de Hergé. En la primera parte un científico que sostiene la teoría de que en la Luna hay oro, logra convencer a un reputado industrial para que financie el viaje a la Luna. Participamos de la construcción de la nave y de los problemas que conlleva este lanzamiento. En una segunda parte totalmente separada se nos ofrecerá la posibilidad de viajar a la Luna acompañando a los protagonistas. Como se puede observar ambas coinciden en su planificación.

Hergé narra en OBJETIVO LA LUNA una conspiración de espías para hacerse con la nave y los frutos del viaje. Lang también cuenta una trama similar promovida por un consorcio de industriales que quiere apoderarse del supuesto oro que existe en la Luna, a fin de que no bajen sus beneficios. Un espía viajará en las naves de ambas historias con el fin de sabotear la misión.

En el apartado técnico la nave diseñada por Lang, mejor dicho por Hermann Oberth su asesor científico, aparece con una forma clásica de cohete. Asimismo el cohete de Hergé es muy similar en diseño. Esto no es extraño puesto que los cohetes son así. Lo que sí resulta curioso es la disposición interna de las dos naves. En las dos naves existen diferentes pisos a los que se accede mediante escaleras. En las dos existen unas literas donde los astronautas soportan las aceleraciones del despegue y de los aterrizajes. En ambas naves se produce gravedad cero con los mismos efectos. Los dos cohetes rotan de idéntica manera al acercarse a la Luna. En ambas se desciende a la superficie lunar por unas escaleras que parten del interior. La conclusión es clara: el diseño las dos naves es excesivamente parecido.

Pero vayamos con mas coincidencias apreciables.

Existen en ambos casos polizones a bordo, en primer lugar los Hernández y Fernández que se cuelan por un error de apreciación en la hora del despegue a bordo. En LA MUJER EN LA LUNA el polizón es un niño. En las dos situaciones se produce el mismo problema: insuficiencia de oxígeno para mantener a todos los viajeros. Una vez alunizadas las naves, los viajeros exploran el satélite, encontrando en los dos casos cuevas con hielo en su interior. Para finalizar esta serie de coincidencias podremos ver que en las dos obras alguno de los protagonistas se sacrifica en beneficio de los demás. En el caso de Tintín el ingeniero Wolf abandona el cohete para proporcionar mas oxígeno a sus compañeros. Lang hace que dos tripulantes permanezcan en la Luna para que los demás puedan volver a la Tierra.

Parece increíble pero se dan tal cúmulo de casualidades que hacen pensar que Hergé conocía el film de Lang y que no sólo se basó en este film, sino que toda su obra sigue paso a paso la planificación y ejecución de la obra de Lang.

Con esto no quiero decir que la obra de Hergé sea una mala copia, en absoluto ya que es magnífica en su estilo y medio, pero desde luego desmerece el concepto que yo tenía de la misma al no ser todo lo original que debiera.

Vean ambas y juzguen.

© Alfonso Merelo, (854 palabras) Créditos
Publicado originalmente en memorando el 12/01/2004
, Herge">