Star Trek FILM, 10
STAR TREK 10: NÉMESIS
STAR TREK 10: NÉMESIS EE.UU., 2002
Título original: Star Trek: Nemesis
Dirección: Stuart Baird
Guión: John Logan
Producción: Rick Berman, Peter Lauritson
Música: Jerry Goldsmith
Fotografía: Jeffrey L. Kimball
Duración: 116 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Jean-Luc Picard); Jonathan Frakes (William T. Riker); Brent Spiner (Data); LeVar Burton (Geordi La Forge); Michael Dorn (Worf); Marina Sirtis (Deanna Troi-Riker); Gates McFadden (Dr. Beverly Crusher); Tom Hardy (Shinzon); Ron Perlman (Viceroy); Shannon Cochran (Tal´aura); Dina Meyer (Donatra); Jude Ciccolella (Suran); Alan Dale (Hiren); John Berg (Senador)
Comentarios de: Carlos F. Cenalmor

Sinopsis

El Enterprise y su tripulación deben enfrentarse a un temible peligro que amenaza con desestabilizar la galaxia cuando el Imperio Romulano cae en manos de un nuevo líder con un extraño interés por el Capitan Picard.

La décima película inspirada en la ya clásica serie de TV creada por el mítico Gene Roddenberry cumple el tópico de que las películas pares de la franquicia son las mejores.

El film dirigido más que correctamente y con un estimable sentido del ritmo por Stuart Baird un interesante y competente director (U.S. MARSHALLS, DECISIÓN CRITICA) y montador (SUPERMAN, LADY HALCON, ARMA LETAL, GORILAS EN LA NIEBLA ...) cierra, en teoría, las películas basadas en la serie que sucedió a la Star Trek original, La Nueva Generación y lo hace más que dignamente. Siguiendo los parámetros de la serie en la que priman mas los diálogos, las relaciones entre los personajes y las buenas historias frente a la acción y los efectos especiales que priman en otras películas de ciencia-ficción el film nos enfrenta a uno de los mayores peligros a los que ha debido hacer frente el Enterprise, un temible enemigo que enfrentara al capitán Picard (un sensacional Patrick Steward que muestra más recursos de los habituales en la serie) a un reflejo distorsionado de si mismo.

El guión de la película (a cargo de John Logan autor de los de RKO 281 y GLADIATOR) sigue los esquemas habituales de los episodios de la serie con una trama principal (el enfrentamiento con los romulanos y su nuevo líder) y un par secundarios (el encuentro del androide Data con un hermano perdido) que, en el caso de la película, se entrecruzan hábilmente para deparar un final tan emotivo como emocionante.

La mayor diferencia con la serie esta sin duda en el presupuesto lo que supone unos impresionantes efectos especiales (el enfrentamiento entre el Enterprise y la nave insignia romulana) y unas escenas de acción en exteriores mucho mas extensas que permiten ver al capitán Picard en acción conduciendo vehículos o enfrentándose mano a mano a comandos romulanos algo inhabitual en la serie aunque algo más común en las películas. De todos modos tanto las escenas de acción (muy bien rodadas) como los mayores y mejores efectos especiales no afectan un ápice al espíritu y estilo habitual de la saga con lo que el publico aficionado a la serie no se vera decepcionado en ningún momento. Igualmente los personajes no traicionan su esencia y siguen siendo tan reconocibles y entrañables como siempre aunque el protagonismo de la cinta este centrado en el capitán Picard y el androide Data (Brent Spiner en un doble papel) resultando el resto meros comparsas con mucho menor protagonismo lo que puede resultar algo decepcionante para los seguidores de Riker, Troi o Worf aun así todos tiene al menos una oportunidad para lucirse.

Pese a venderse como la película final de la nueva generación el final (que no desvelare) queda suficientemente abierto para poder realizar una película más y con algunas interesantes incógnitas que incluso la harían deseable.

Eso sí, el publico no habitual de Star Trek o que no conozca los suficiente este particular universo y a sus personajes puede no conectar lo suficiente con esta película pese a que el guión es mucho mas accesible para neófitos que el de otros films de la saga pues, como he indicado, no basa su interés en los efectos especiales y la acción sino en un guión interesante y reflexivo y en esa interacción entre unos personajes conocidos y entrañables para todos aquellos que hayan seguido las peripecias de la nave estelar Enterprise a lo largo de su dilatada historia.

Película sin duda indispensable para trekkies y trekkers y muy recomendable para todos los aficionados a la buena ciencia-ficción.

Anécdotas:

El sensacional Jude Law fue la primera opción para interpretar la interesante villano Shinzon que finalmente interpreta el competente Tom Hardy.

En la inicial escena de la boda aparecen en breves cameos personajes de la serie como Guinan (interpretada por Whoopy Goldberg) o el aferez Crusher (Wil Wheaton).

Otros cameos a lo largo del film son los de Kate Mulgrew (la capitana Janeway en Star Trek: Voyager ahora almirante) o el director Bryan Singer.

Además existen múltiples referencias a personajes y momentos tanto de Star Trek: La Nueva Generación como de la serie clásica o los diversos spin-off. Se hace referencia a la maniobra Kirk (por el mítico capitán), una de las naves de la federación se llama USS Archer (por el capitán de la reciente serie Star Trek: Enterprise) o aparece una botella de vino Chateau Picard (de los viñedos de la familia del capitán que aparecieron en el episodio Familia)

La nueva raza que aparece en el film los remans están inspirados en el Conde Orlok del clásico film NOSFERATU (NOSFERATU, 1922)

© Carlos F. Cenalmor, (769 palabras) Créditos Créditos