LAS SERIES DE ALIENÍGENAS EN LA TELEVISIÓN
por José Joaquín Ramos de Francisco

Las series televisivas han sabido aprovechar como nadie el tópico de los alienígenas dentro del género. En este artículo se repasan aquellas series cuyos alienígenas han puesto en serio peligro a la humanidad. No están todas las que son pero sí son todas las que están.

La presencia de seres monstruosos completamente ajenos a la humanidad, no sólo en forma sino también en lógica, es una de las constantes bien en la mitología bien en la literatura humanas. Representaban el miedo a lo desconocido y a veces suponían un castigo para el malvado.

El avance de la ciencia supuso que tales seres desapareciesen de la faz de la Tierra. Sin embargo no desaparecieron de la faz del Universo. El hombre no deja de imaginar vida en otros mundos que no tiene por qué ser similar a la nuestra e imaginó los primeros alienígenas de la ciencia-ficción constituyéndose en uno de los tópicos del género.

La televisión no pudo menos que aprovechar este filón y creó sus propios Monstruos de Ojos Saltones, nombre por el que se conocía a los alienígenas de las populares revistas pulp estadounidenses de los años veinte y treinta. Desde entonces han evolucionado para mejor, sin embargo la mayoría de ellos siguen siendo malos malosos que amenazan la supervivencia de la humanidad. A continuación daremos un pequeño repaso a las más importantes, obviamente la mayoría de ellas son norteamericanas. Cuando no lo son así se indica.

Perdidos en el espacio

PERDIDOS EN EL ESPACIO

Rodada entre 1965 y 1978 consta de ochenta y tres capítulos repartidos en tres temporadas. El argumento narra las aventuras de una familia, los Robinson, que originariamente estaban destinados a ser los primeros colonos de Alpha Centauri, un sistema solar próximo al nuestro que supuestamente alberga planetas habitables. Su odisea comienza cuando un sabotaje inutiliza los controles de la nave impidiendo su regreso a la Tierra.

Estilísticamente esta serie se ajusta bastante bien a los estándares de las space operas más clásicas, las de los primeros tiempos de la ciencia-ficción. En primer lugar su estructura es la de un serial en el que muchos de sus capítulos terminan con sus protagonistas al borde de un peligro que tarda una semana en superarse. En segundo lugar los Robinson encontraron en su camino diversas formas de vida como cíclopes, saticons, vegetales vivientes, hombres-arbusto y alguna que otra estrella invitada como Robbie, el robot de la película PLANETA PROHIBIDO. Obviamente, contaban con el arsenal defensivo necesario: pistolas láser, granadas futuristas, escudos protectores para la nave y cuando no lo tenían se las ingeniaban para fabricar lo necesario para solventar la situación.

Señalar también que la serie inicialmente estaba pensada para un público relativamente adulto pero se convirtió en una serie infantil debido a las incoherencias que su productor, Allen, hacía incurrir a sus guionistas obligados a resaltar la acción por encima del desarrollo. Como ejemplo citaremos que el perfil inicial del Profesor Zachary Smith era el de un villano clásico y no esa suerte de parodia de malvado de opereta en que se convirtió. Por eso, la serie debió adoptar un tono satírico que mejoró sustancialmente el nivel de la serie. Esto no hubiera sido posible sin Groucho Marx, responsable financiero de la serie y de sus magistrales toques humorísticos. Inesperadamente la serie se suspendió el 11 de septiembre de 1968 por diferencias monetarias entre Allen y la CBS quedando sus protagonistas, los Robinson, atrapados en grotescos planetas habitados por monstruos de cartón y látex.

Esta serie ha sido llevada tanto al cómic como a la pantalla grande.

Star Trek

STAR TREK

Star Trek: La serie original, Star Trek, se rodó entre 1966 y 1969 de la mano de Gene Roddenberry. En esos tres años, se rodaron setenta y nueve capítulos. Por aquella época ya se estaba emitiendo Perdidos en el espacio. Gene Roddenberry se planteó realizar una serie mucho más reflexiva que tratara los problemas sociales de la época en los Estados Unidos. El éxito le acompañó y Star Trek se ha convertido en una serie mítica que ha creado leyenda constituyéndose en prácticamente una religión. Posee cuatro secuelas ambientadas en el mismo universo y se filmaron diez películas. Como así también una serie de dibujos animados con las voces de los protagonistas principales de la Serie Original.

La fauna de Star Trek es amplia y variada pero nos centraremos en los más desagradables:

La cosa del pantano: su apariencia es la de un charco de brea con la capacidad de fluir y arrastrarse por los suelos. Es un ente realmente malvado que pertenece a una especie muy avanzada entre los que es un delincuente. De hecho, se haya confinado en un planeta a modo de castigo.

Cardasianos: es una raza de origen reptiloide, bastante desagradable y traicionera. Surgieron como alternativa a los klingon, la otra raza antagonista de los humanos, en Abismo Espacial 9 para dar variedad a la serie.

Ferengis: son usureros en extremo; capaces incluso de sacarle dinero a una piedra. Data, el androide de ST-TNG (Star Trek, la nueva generación), los comparó con los comerciantes norteamericanos del siglo XX. Personalmente, pienso en ellos como los fenicios del siglo XXIV. Estaban pensados como la raza que se opusiera a los humanos para ST-TNG, dado que klingons y humanos ya habían firmado acuerdos de paz en las primeras películas de ST-TOS (Star Trek, The Original Serie) y eran un pueblo de la Federación en ST-TNG. Pero luego razonaron que un pueblo que tenía como religión el obtener ganancias, no podía ser un oponente formidable y fue necesario pensar en otro adversario. De ahí nacieron los borg.

Klingons: feroces guerreros de costumbres más bien bruscas fueron durante mucho tiempo los grandes enemigos de la federación. Aunque finalmente se alían con la Federación no deja de haber conflictos en sus relaciones mutuas. En ST-TOS se los presenta como una especie de cosaco ruso, incluso en sus vestimentas. Sin embargo, dado su código de honor guerrero, son más similares a los vikingos. De hecho el Sto-Vo-Kor es identificable al Valhalla o paraíso nórdico de los guerreros. Obviamente, toda su sociedad orientada para la guerra.

Romulanos: son una línea evolutiva diametralmente opuesta a la de los vulcanianos, sus más directos parientes. Son belicosos, extremadamente agresivos y dispuestos a expandir sus dominios al mínimo descuido de la Federación. Su intelecto es comparable a los vulcanos, de quienes son primos, ya que 3000 años atrás sus ancestros se separaron cuando disintieron del camino de la lógica pura. Todo ello les convierte en muy peligrosos.

Pakleds: bajo una apariencia torpe y desvalida se oculta una raza astuta y despiadada capaz de engañar al tipo más fogueado.

Borgs: una raza que se caracteriza por no tener más que un rasgo en particular, no discrimina a qué especie destruye para aumentar su perfección. Su organización social se basa en la organización de una colmena, cada individuo no es más que una extensión de la mente de su reina. En el principio, cuando aparecieron en la serie, no se insinuó la presencia de una reina, hasta la película Primer Contacto. Sobrepasa en mucho a cualquier raza del cuadrante Alfa y nada puede oponerse a su tecnología. Excepto, por supuesto, los humanos.

Cazon: una raza muy beligerante del cuadrante Delta, pero sin los códigos de honor guerrero de los Klingon. Lo cual los hace aborrecibles desde el primer momento.

Klingons, vulcanos, romulanos, y humanos son razas mutuamente compatibles. De hecho, se han dado nacimientos mixtos y eso se explica en un capítulo donde se reconstruyen una serie de datos arqueológicos que llevan a las cuatro razas a encontrarse en un planeta donde su archi-recontra-tatarabuelo les dice que son primos muy, muy lejanos.

Los invasores

los invasores

Esta serie de cuarenta y tres episodios fue rodada entre 1967 y 1968. Debe su éxito durante los años sesenta a la cantidad de suspense que contiene: el protagonista es David Vincent (Roy Thinnes), un arquitecto que, de regreso al hogar después de una dura jornada, decide aparcar su coche en una pequeña ciudad para descansar. Lo que no se imagina es que en un extraño objeto de manufactura no humana, léase OVNI, le despertará en medio de la noche. A partir de ese momento tendrá que esforzarse para persuadir un mundo escéptico de que nuestro planeta va a ser invadido.

Los alienígenas apenas son diferenciables de los humanos salvo por algunos pequeños detalles:

  • No tienen ningún pulso o latido del corazón.
  • Necesitan regenerarse cada pocas semanas para tener el aspecto humano.
  • Cuando mueren, arden, no dejando virtualmente ningún rastro.
  • Alguna de ellos tienen un cuarto dedo transformado.
  • Cuando los hieren, no sangran.
  • El oxígeno puro es fatal para ellos.
  • No tienen ninguna emoción.

Proyecto UFO

Los veintiséis capítulos de esta serie británica fueron rodados entre 1969 y 1970. Esta vez la Tierra se enfrenta, en el mayor de los secretos, a una raza alienígena que nos utiliza para obtener órganos de repuesto. Eso convierte a los alienígenas en muy parecidos a nosotros.

En su momento, hace treinta años, tuvo un gran éxito basado en sofisticado diseño de las maquetas y en el carisma de los intérpretes.

V

V

Tal vez sea el producto más clásico en cuanto a BEMs: unos reptiles antropomorfos llegan a nuestro planeta con la malvada intención de utilizarnos como comida. Evidentemente, nos libramos del exterminio gracias a un esforzado grupo de rebeldes que organizan la resistencia.

La serie consta de dos miniseries de cuatro y seis horas respectivamente y una serie de 19 capítulos dado que el último nunca se rodó. Su mayor atractivo es que se trata de un producto de acción que retoma el tópico, ya clásico, de los BEMs para elevarlo a nuevas cotas de imaginación. Otro atractivo son sus efectos especiales en la caracterización de los personajes, nunca antes unos reptiles habían parecido tan reales y malvados como en esta serie.

Babylon 5

BABYLON 5

Consta cinco temporadas rodadas entre 1994 y 1999. La serie se inicia con un conflicto entre los humanos y los alienígenas. Aunque los BEMs derrotan a la humanidad, incompresiblemente le perdonan la vida. Esta es una de las series más inteligentes de la historia de la televisión. En ella coexisten diversas razas, algunas buenas y otras perversas como los sombras quienes creen que el universo se beneficia del caos y el desorden, motivo por el cual provocaron Las Guerras de los Sombras. La primera de ellas ocurrió entre el 1200 y el 1300. En esta guerra fueron derrotados por los minbari con la ayuda de los vorlons, las otras dos especies principales de la serie. Aproximadamente cada mil años, los sombras reaparecen para causar el caos entre las razas existentes, solo para ser devueltos a su mundo hogar por las fuerzas combinadas de otras razas.

En esta serie se han rastreado numerosas referencias entre las que se encuentran EL SEÑOR DE LOS ANILLOS de Tolkien y Los mitos de Cthulhu de Lovecraft y su escuela. Amén de otras muchas referencias a las obras de fantasía

Tierra Conflicto Final

Tierra Conflicto Final

La serie rodada entre 1997 y 2002 consta de 5 temporadas o 110 episodios. Basada en una idea original de Gene Roddenberry, el creador de la mítica Stark Trek, fue llevada a la televisión por su mujer Majel Barrett quien a la muerte Roddenderry encontró la historia que este escribiera allá por 1976. La serie en sí recuerda a Alien Nation y a V: los Taelons llegan a la Tierra con la promesa de paz, autodenominandose los Compañeros de la humanidad y prometiendo compartir sus conocimientos. Sin embargo la verdadera misión de los Taelons es otra. Algunos humanos sospechan y se crea una resistencia.

Es una serie que engancha a pesar de ser difícil de seguir: uno de cada tres episodios es clave para entender la serie. A veces tienes la sensación de haberte perdido algo y no sólo por el argumento, los personajes también cambian. De hecho el único que permanece hasta el final de la serie es el agente Sandoval. A parte de eso cualquiera de ellos, por muy secundario que sea, tiene una fuerte historia detrás de el. En algunos, momentos, los efectos especiales son excelentes, recordemos los controles de las naves Talión.

Stargate SG-1

StarGate

Stargate es una producción norteamericana que rodada entre 1997 y 2003 y aún continúa su andadura. Oficialmente consta de 5 temporadas de las que inexplicablemente sólo se ha emitido una por nuestra televisión. La serie está basada de una forma un tanto lejana en la película del mismo nombre: los humanos encuentran una puerta que conecta instantáneamente con otras galaxias. Lamentablemente los BEMs también pueden atravesarla amenazando con destruir la Tierra. El Coronel Jack O´Neill, Richard Dean Anderson aka McGiver, y sus compañeros de equipo deben proteger la puerta de los Goa´ulds, nombre que reciben los BEMs en esta serie. La originalidad de la serie se basa en que los BEMs son endoparásitos y utilizan varias especies, entre ellas la humana, para poder sobrevivir. Entre sus méritos se encuentra ser una space opera muy bien documentada científicamente. Las aventuras no dejan de tener un cierto grado de suspense e intriga, aunque como buena serie norteamericana predomina la acción.

La primera ola

Está serie es una producción canadiense de sesenta y seis episodios rodada entre 1998 y 2001. Su creador es Chris Brancato, el mismo de Expedientes X y cuenta con la producción de Francis F. Coppola. El argumento es francamente similar al de Los Invasores: Cade Foster, el protagonista, descubre que los alienígenas se están apoderando de la humanidad en la forma de clones genéticos con la intención de exterminarnos y apoderarse de nuestro planeta. La diferencia es que son mucho más crueles y astutos que en su precursora. Así cuando Foster descubre que puede identificar a los alienígenas a través de los ciento diecisiete test que hicieron a otros tantos humanos, nuestros archienemigos asesinan a su mujer y le cargan el muerto al propio Foster. Este se verá obligado a ocultarse de la policía y un misterioso agente del gobierno. Otro elemento diferenciador es que Brancato introduce el elemento milenarista incluso mesiánico en la obra de la mano de Nostradamus adaptando sus profecías al argumento. Cade descubre que ciertas cuartetas escritas por este francés del siglo XXVI predicen una poderosísima invasión extraterrestre que se desarrollará en tres fases. Por otra parte, no se enfrenta totalmente en solitario a la primera ola: cuenta con un hacker que le cubre las espaldas y con la nación Cuervo, una organización paramilitar que trabaja en la clandestinidad combatiendo a los alienígenas.

Entre sus meritos debemos destacar unas elevadas dosis de intriga y unos efectos especiales son excepcionales y bien dosificados.

Farscape

Es una coproducción estadounidense y australiana que inicio su andadura en 1999. Van por la cuarta temporada y se esperan más. Esta serie en una iniciativa de la productora norteamericana Jim Henson Co. ¿Recuerdan Barrio Sésamo? La productora aprovecha su experiencia en el campo de la animación electrónica para introducirnos en una space opera de lo más clásico: el módulo experimental Farscape de nuestro héroe, John Crichton, funciona tan bien que le lanza fuera del Sistema Solar, algo de lo que enorgullecerse si no fuera por que le lanza dentro de un agujero de gusano y aparece en medio de una batalla espacial. El sector está controlado por una organización militarista irónicamente denominada Los Guardianes de la Paz. Aunque ofrecen sus servicios a mundos que carecen de ejercito, en realidad se comportan como una especie de GESTAPO en los mundos sobre los que ejercen algún poder. Se me olvidaba, el módulo de Crichton se estrella contra la nave del hermano del desalmado Capitán Crais, miembro de estos Guardianes de la Paz. Su única opción de escape es unirse a una serie de proscritos que también huyen de los malos de la película. No serán el único peligro al que se enfrenten, pero eso lo ira descubriendo el espectado a medida que vea la serie.

Sus puntos fuertes son su impecable factura técnica, con unos animatrónicos interesantes, Rigel XVI y el Piloto de la nave por ejemplo, y que ofrece un elevado grado de entretenimiento.

© José Joaquín Ramos de Francisco, (2.665 palabras) Créditos
Aparecido originalmente en el número 3 de la revista Alfa Eridiani