EL ÁRBOL DE LAS BRUJAS
EL ÁRBOL DE LAS BRUJAS Ray Bradbury
Título original: The Halloween Tree
Año de publicación: 1972
Editorial: Minotauro
Colección: Autores
Traducción: Matilde Horne
Edición: 2002
ISBN:
Precio: 5,95 EUR

Me compré este libro pensando que, siendo de Ray Bradbury, sería como mínimo una recopilación de relatos de ciencia-ficción y, por qué no, alguna incursión en la fantasía. Pero no, me he encontrado con una amanerada novela corta de fantasía que ni me ha gustado ni ha cubierto las expectativas que me había creado sobre ella.

De todos es conocido que el estilo de Bradbury es cualquier cosa menos plano y monótono, por algo es el llamado poeta de la ciencia-ficción, pero una cosa es que la lírica impregne suavemente sus escritos y otra que llegue a convertirse en algo pastoso que impide la lectura reposada, y que se hace tan omnipresente que acaba por aburrir y desviar la atención de lo que realmente cuenta; el argumento.

Y no es que la novela no lo tenga; un grupo de sanos chavales norteamericanos se dispone a celebrar como todos los años la noche de Halloween, todos disfrazados de monstruos reales o imaginarios y con la intención de recorrer el vecindario a la caza de caramelos y chucherías... y porque no, también dispuestos a vivir alguna aventura siniestra que poder contar al día siguiente. Sin embargo falta uno de ellos; Pipkin, el alma de cualquier fiesta, el que todo lo alegra y a todos divierte. Pipkin se retrasa, la aventura debe empezar a pesar de todo y es entonces cuando la chavalería se encuentra con un siniestro Carapacho Clavícula Mortajosario, que les embarcará en un viaje asombroso a lo largo de la historia de la brujería y de los ritos funerarios de las civilizaciones más insospechadas.

Dicho así pudiera sonar bien, pero el resultado finalmente es el que he descrito; un exceso de lírica que acaba por aburrir y toda una serie de episodios que en más casos de la cuenta no acaban de estar bien hilados, sirviendo algunos como relleno insustancial y otros, por el contrario, de un cierto interés antropológico, como la comparativa entre la ya muy laica y comercial Halloween y el aún enormemente místico y simbólico Día de los Muertos mexicano.

Este libro será muy del agrado de los amantes de las historia tenebrosas y de los seguidores de Bradbury, aunque como ya digo, tanto para unos como para otros puede terminar con un empacho literario.

© Francisco José Súñer Iglesias, (423 palabras) Créditos