EL MUNDO SUMERGIDO
EL MUNDO SUMERGIDO J. G. Ballard
Título original: The Drowned world
Año de publicación: 1962
Editorial: Minotauro
Colección: Autores
Traducción: Francisco Abelenda
Edición: 2002
ISBN:
Precio: 6,95 EUR

Si alguna vez me veo en la obligación de no recomendar algún libro de Ballard será indiscutiblemente este. Probablemente su peor novela, resulta ser una desafortunada concatenación de episodios sin demasiado sentido, muy alejada de otras obras como RASCACIELOS o LA ISLA DE CEMENTO, con las que tiene gran cantidad de puntos en común, pero a las que no se acerca en ningún momento, ni por desarrollo ni por motivación, ni por resultados finales.

En apariencia, y leyendo la contraportada, pudiera parecer que ahonda en las mismas inquietudes y obsesiones que las novelas anteriormente citadas; la desintegración de la sociedad y, por causa de o a causa de, del desmoronamiento del propio individuo y su regresión hasta llegar a un estado de primitivismo salvaje, hasta renunciar al factor de humanidad del que incluso las más ignoradas tribus neolíticas nunca se han desprendido.

Sin embargo, Ballard suele situar a sus personajes en un entorno que hace más inquietante y dramática su situación, siempre dentro de una sociedad altamente estructurada en la que las situaciones de RASCACIELOS o LA ISLA DE CEMENTO surgen como puntos degenerativos que sin embargo no parecen afectar a lo que les rodea. Incluso los malsanos personajes de CRASH resultan ser rara avis, a la vez al margen y muy integrados en sus familias y trabajos, pero obcecados por sus enfermizas obsesiones. En cualquier caso, son personajes que se adaptan a las nuevas situaciones que les toca vivir y se sobreponen a ellas, a despecho incluso de la degradación a la que se ven sometidos.

Por ello, tanto la temática de EL MUNDO SUMERGIDO, como sus protagonistas no sólo son atípicos dentro de la literatura de Ballard, sino que además esto se vuelve en contra del autor que se muestra incapaz de escribir un relato coherente y que lleve a alguna conclusión al lector.

En resumen, se trata de un mundo futuro en el que una inusitada actividad solar ha supuesto el recalentamiento de la Tierra y la fusión de los casquetes polares, las aguas han anegado los continentes y la tierra disponible ha disminuido dramáticamente, ahogada, además de por el agua, por una pujante jungla tropical que avanza inexorable hacia el norte. Aunque esto parezca prometedor lo que sigue a continuación hace del libro una lectura aburrida y poco aprovechable; entre la locura provocada por el calor y una larga serie de acciones sin sentido alguno y menos justificación aún, la bajada al infierno del bestialismo, que tan bien domina Ballard, queda en esta ocasión en el deambular absurdo de unos personajes de los que se desconocen motivaciones y objetivos.

Es una lástima que esta novela sea un ejercicio fallido, porque en esta edición de Minotauro vale la pena en lo que respecta al formato y al precio, pero no en cuanto al contenido.

© Francisco José Súñer Iglesias, (467 palabras) Créditos