WOLFBANE
WOLFBANE Frederik Pohl
Título original: Wolfbane
Año de publicación: 1957
Editorial: Aguilar
Colección: Ciencia-Ficción USA, nº 1
Traducción: V. Aúz
Edición: 1967
Páginas: 1278
ISBN:
Precio: ---
Comentarios de: Francisco Ontanaya

Tan larga es la sombra de MERCADERES DEL ESPACIO, la obra cumbre de la colaboración entre estos dos autores, y tan extensa la de PÓRTICO, escrita en solitario por Frederik Pohl, que algunas otras de sus obras pasan demasiado desapercibidas. Ése el caso de WOLFBANE (EL VENENO DE LOS LOBOS, sería el título en castellano), que es tanto peor por cuanto sólo hay una traducción al castellano (LA LUCHA CONTRA LAS PIRÁMIDES), perdida ya en el tiempo y, probablemente, imposible de conseguir.

En WOLFBANE la situación es más apocalíptica aún que en Mercaderes: las Pirámides, unos seres puramente mecánicos (como aquellas pirámides de ladrillos de la entrañable UNA ODISEA MARCIANA de Weinbaum), han secuestrado el sistema Tierra-Luna para usarlo como fuente de componentes en su viaje por la galaxia. Cada cierto tiempo las Pirámides encienden la Luna, convirtiéndola en un pequeño sol que, durante un tiempo, permite cultivar y cosechar a los hambrientos restos de la humanidad que todavía quedan en el planeta. La mayor parte de esta gente ha abrazado un tipo de religión orientada hacia el mínimo consumo de energía; unos pocos, no obstante, consumen energía despreocupadamente, se rigen por el oportunismo y la competitividad y rechazan el estilo de vida de las ovejas, las mismas que les han puesto el nombre de lobos.

Glenn Tropile, el protagonista, se encuentra a medio camino entre ambas especies. Por su estilo de vida es un lobo, pero conserva el talento para la meditación de las ovejas, talento que temen los demás lobos por cuanto, cuando un individuo alcanza el nivel más profundo de concentración, simplemente, desaparece.

Estilísticamente, podría decirse que WOLFBANE (en esta edición revisada por Pohl) es algo inferior a MERCADERES DEL ESPACIO, y está bastante por detrás de PÓRTICO. Escrita en 1959 (y revisada en 1986), resulta por momentos casi anterior a la Edad de Oro. Sin embargo, la propuesta filosófica, si cabe decirlo así, es más interesante que en las otras dos; no sólo por el conflicto entre lobos y ovejas, si no también por la más que llamativa asociación entre religión y carencia de alimentos y por el enfrentamiento, en último término, entre el orden puramente matemático de las Pirámides y la tendencia caótica del hombre (o, al menos, de algunos hombres). Ciertamente las 189 páginas de WOLFBANE saben a poco.

Narrativa: 3, Argumento: 4, Originalidad: 5, Entretenimiento: 5, Global: 5

Narrativa: 3, Argumento: 4, Originalidad: 5, Entretenimiento: 5, Global: 5

© Francisco Ontanaya, (406 palabras) Créditos