Star Wars
LAS GUERRAS CLON
LAS GUERRAS CLON EE. UU., 2008
Título original: Star Wars: The Clone Wars
Dirección: Dave Filoni
Guión: Henry Gilroy y George Lucas
Producción: Lucasfilm Animation
Música: Kevin Kiner
Fotografía: Sianoosh Nasiriziba
Duración: 98 min.
IMDb:
Reparto: Voces en el original inglés: Matt Lanter (Anakin Skywalker); Ashley Eckstein (Ahsoka Tano); James Arnold Taylor (Obi-Wan Kenobi / 4-A7 / Medical Droid); Tom Kane (Yoda / Narrator / Admiral Yularen); Ian Abercrombie (Chancellor Palpatine / Darth Sidious); Catherine Taber (Padmé Amidala); Kevin Michael Richardson (Jabba the Hutt); Samuel L. Jackson (Mace Windu); Anthony Daniels (C-3PO); Christopher Lee (Count Dooku)
Comentarios de: Carles Quintana

Nos encontramos en un período de guerra civil. Los sistemas separatistas, dirigidos por el conde Dooku, se han separado de la República Galáctica y se enfrentan a ella en un conflicto donde los droides de combate se enfrentan a las tropas clon bajo el mando de los jedis. Y entre estos no existe mejor equipo que el formado por los generales Obi-Wan Kenobi y su antiguo estudiante, Anakin Skywalker.

Esta podría ser una introducción totalmente válida para la última película ambientada en el universo de Starwars, concretamente en los tres años que transcurren entre los episodios II y III. Pero en esta entrega, algunos hablan del episodio II y medio, se prescinde del habitual texto sobre un fondo de estrellas, sustituido por lo que parece un reportaje televisivo al estilo de los de STARSHIP TROOPERS. Sólo falta el ¿Quiere saber más?

Éste es sólo el primero de los cambios entre esta entrega y el resto de precuelas. Más importante es que los dos jedis protagonistas no tienen la voz de los actores que los representaban en imagen real, Ewan Mac Gregor y Hayden Christensen, sino las de: James Arnold Taylor (que repite ese trabajo en la serie de televisión homónima) y Matt Lanter (Señora presidenta). De todas formas, eso únicamente se detecta en la versión original, ya que los dobladores en castellano si han sido los mismos. Así que al menos para dicho público no es muy importante el que Ian Abercrombie (Palpatine) y Christopher Lee (Dooku) si que repitan. En cambio, si que lo es la aparición de un nuevo personaje, Ahsoka Tano, la padawan adolescente de Anakin. Es probable que detrás de ella se encuentre el objetivo de atraer al público de esa edad, algo comprensible si tenemos en cuenta que éste es el capítulo piloto de una serie.

La película tiene varios problemas, uno de los principales es de continuidad. Por ejemplo, LA VENGANZA DE LOS SITH se menciona explícitamente que Skywalker aún no es maestro. También existen varios tebeos y una serie de animación sobre el mismo período bélico, pero en ningún sitio se hace referencia a la estudiante de El Elegido­. ¿Cómo lo solucionará Lucas?

Otra cosa que chirría es la aparente falta de respeto con que Aksoka trata a su mentor. Aunque de vez en cuando le trata de maestro, lo intercala con la expresión Skyguai. Todo esto es típico de los adolescentes y su constante desafío a la figura paterna, pero choca mucho con la relación de respeto que es de esperar entre alumna y profesor. Aunque también podría ser que Tano fuera un caso especial, escogida así por Yoda.

La película gira alrededor del rescate del hijo secuestrado de Jabba El Hutt y su rescate por parte de los jedis. Una vez lo tienen, se refieren a él con uno de esos diminutivos infantiles tan típicos, huttito, que a fuerza de repetirlo se hace pesado para el público adulto.

Esto tiene relación con que en todas las entregas de Starwars hay siempre alguna situación o personaje divertido que sirve para impedir que la tensión sea insoportable. ¿Y que mejor objetivo de burla que los droides de combate que aparecían en LA AMENAZA FANTASMA?

A estas alturas, el lector debe pensar que LAS GUERRAS CLON es un bodrio. Pero no es así en absoluto, ya que también tiene puntos buenos, y muchos. Por ejemplo, las batallas, tanto las terrestres como las aéreas y/o espaciales, son realmente espectaculares y están muy bien coreografiadas. Entre todas, tal vez lo mejor es la que se ve en el trailer, el asalto al convento abandonado donde se mantiene preso al bebé de Jabba.

También se profundiza en la psicología de los clones, indistinguibles en EL ATAQUE DE LOS CLONES. Por un lado ya se encuentran los diferentes tipos de soldados que aparecen en el Episodio III. Así, dos exploradores se definen a si mismos como la elite del regimiento, y por el otro que como todos tienen el mismo rostro, además de que varios reciben nombre, usan diferentes peinados y colores del pelo para individualizarse.

Sobre los personajes, al tratarse de una película de animación, no se puede hablar del papel que desempeñan los actores o si son más o menos creíbles. El más interesante de todos, debido a la novedad, es Ahsoka. Dejando de lado los puntos negativos ya tratados, lo cierto es que se comporta bastante bien en el frente de batalla, aunque de vez en cuando muestra la precipitación típica de su juventud e inexperiencia.

No podemos olvidarnos de la divertida reacción de Anakin al descubrir que tiene una alumna, sobre todo cuando no la ha solicitado. Lástima que luego su relación evolucione dentro de lo predecible. Pero si queremos hablar de previsibilidad, ahí está todo lo relacionado con el comportamiento de los siths, el conde Dooku y Darth Sidious, que sigue fielmente lo narrado en los cómics y novelas de las Guerras Clon.

Lo que sorprende, y agradablemente, ya que ni siquiera aparece en el póster publicitario, es la decisiva actuación de Padmé Amidala en el último tercio de la historia. Sobre Obi-Wan Kenobi, poco se puede decir de nuevo, sobre todo a causa de que prácticamente no se le ve tras la batalla inicial. Finalmente, Yoda aparece mucho menos de lo que se puede deducir a partir del cartel, y nunca empuñando su arma.

En conclusión, que nos encontramos ante una película muy entretenida y visualmente impactante, que está dedicado al mismo público objetivo al que estaba dirigida la trilogía original en su momento, los adolescentes. Esto puede provocar que algunos de los que vieron LA GUERRA DE LAS GALAXIAS en 1978 piensen que la calidad ha ido bajando en la misma proporción que Lucas envejece. Pero la magia no se ha perdido, y solo por eso es recomendable.

© Carles Quintana i Fernàndez, (971 palabras) Créditos