LOS DESPOSEÍDOS
LOS DESPOSEÍDOS Ursula K. Le Guin
Título original: The Dispossessed
Año de publicación: 1974
Editorial: Minotauro
Colección: ---
Traducción: Matilde Horne
Edición: 2002
Páginas: 382
ISBN:
Precio: 8,95 EUR
Comentarios de: Manuel Nicolás Cuadrado

Una utopía ambígua. Este es el segundo título que la propia autora dedicó a su libro. Dos planetas: Anarres y Urras. Cada uno con unas características distintas y con unas sociedades distintas. Mientras que Anarres es una especie de anarquía controlada, Urras es un propietariado descontrolado. Nada une a ambos planetas salvo una desconfianza y un odio natural.

En esto surge la figura del falso traidor. Un físico natural de Anarres se convierte en transfuga para mudarse a Urras. Los Urrenses están encantados y los Anarrenses horrorizados. ¿Qué puede pretender un anarquista feminista en una sociedad ultracapitalista y machista? Pues nada más y nada menos que cumplir con el sueño de su juventud y derruir el muro.

En realidad, esta novela es un paseo por las contradicciones y los procesos ideológicos convulsos de la sociedad moderna... de los años 70. Bueno como recordatorio de lo malo que es ser machista y facha y lo malo que es también ser feminista e ignorante. Pero en esencia me pareció un tanto aburrida la historia y tan manida como maniquea.

La idea de la sociedad utópica es tan vieja como la literatura. Desde Tomás Moro hasta Bakunin, la proposición de una sociedad totalmente justa y perfecta es cuanto menos respetable, al menos como contraposición a lo que se nos da por conocido, o sea, una sociedad totalmente injusta e imperfecta. Pero dejo los estudios sobre utopías filosóficas a quien guste de su lectura (y porqué no de su práctica). A mí me gusta más la aventura, como la del naúfrago en la Isla de Noble (o del Dr. Moreau), o como la de los Chasch y los Pume, o incluso como la de los Elfos y los Orcos.

Y es que quizás me estoy volviendo superficial e ingenuo con los años. Y cada vez me dejo llevar más por lo que me sorprenda y me emocione. Y por desgracia cada vez queda menos.

En resumen esta es una obra pesimista donde las haya, predecible y un tanto soporífera, aunque rebosa buena voluntad y política correcta.

Sugerencias: Me gustó más la novela UN MAGO DE TERRAMAR, de la misma autora, como antecedente directo de la saga de Harry Potter.

© Manuel Nicolás Cuadrado, (365 palabras) Créditos