EL FORASTERO
EL FORASTERO Perú, España, 2002
Título original: El Forastero
Dirección: Federico García Hurtado
Guión: Federico García Hurtado
Producción: Noski Producción S.L.
Música: Manuel Villalta
Fotografía: Fernando Arribas
IMDb:
Reparto Nacho Duato (El forastero); Carlos Sobera (D. Nicanor); Neus Asensi (Magdalena); Gabriela Velásquez (Dña. Leonor); Tania Helfgort (Pilarica)

El personaje al que el título alude viene de un planeta aniquilado por el desorden ambiental y la hecatombe nuclear. Posee un dominio cabal de las leyes y la física. y ha sido enviado en busca de un mundo habitable para reinstalar su civilización tecnológica, en la que sus habitantes son una especie de máquinas perfectas carentes de humanidad. Tras aterrizar en un paraje andino cerca de Paucartambo, en el Cuzco, conoce a una prostituta que le hará conocer el amor y el sexo. Con el Alcalde y su familia, por otro lado, descubrirá la bondad y la avaricia de nuestro mundo. Con la ayuda de sus poderes, el forastero frustra la inclusión de los terrucos que amenazan al pueblo. Los lugareños, entusiasmados, festejarán al extraño gringo, sin saber su verdadera misión.

(Tomado de Vértigo, Diario Oficial y No Tanto, Domingo 4 de agosto, Lima- 2002, boletín editado por la Pontificia Universidad Católica del Perú a propósito del Sexto Encuentro Latinoamericano de Cine)

El tema de EL FORASTERO es, básicamente, la llegada de un extraterrestre a nuestro planeta y sus experiencias entre los terrestres. El cine y la televisión han tratado el tema de diversas maneras: la comicidad (Mork & Mindy, Mi marciano favorito, ALF) y el drama (EL HOMBRE QUE CAYÓ A LA TIERRA, STARMAN, ¿DE QUE PLANETA VIENES?). Además, el mundo de la historieta nos ha proporcionado al extraterrestre mas asimilado que se pueda imaginar: Superman.

El forastero (Nacho Duato) aterriza desnudo en las cercanías de un pueblito de la sierra del Perú. Sus habilidades superiores le permiten pasar por un turista, un gringo que acaso ha venido con ocasión de la fiesta de la Virgen María. En su misión de observar a los terrestres, inicia una serie de acontecimientos que le permitirán desplegar sus poderes, y que originarán la duda respecto a su misión. Y, lo más importante, empezará a descubrir que tiene sentimientos.

El extraterrestre en cuestión, será llamado simplemente el gringo por prácticamente todos los demás personajes de la película. Para los terroristas, será un enviado de la CIA. Para la policía, un terrorista o un narcotraficante. Para los cholos, el demonio. Para los notables del pueblo, el alcalde y su familia, un invitado blanco del cual presumir durante la fiesta de la Mamacha. Me pregunto si ya mencioné que el ET arriba al pueblo la víspera de esta fiesta religiosa, al igual que Miguel Bosé, quien tiene una breve aparición como extra.

El forastero cae en el granero del alcalde, siendo recogido por su pretenciosa mujer y su pipiléptica hija (Tania Helfgott, divertidísima). Como todo el mundo quiere caerle bien al gringo, lo invitan a diversos lugares, entre ellos, el burdel del pueblo, donde conocerá a una prostituta que le hará descubrir que también puede amar. Esta relación despertará los celos del policía del pueblo y de otros varones, interviniendo el forastero con sus poderes para ocultarse y ocultar a las féminas en apuros. La manifestación de sus poderes ante ciertos miembros de la comunidad harán que estos piensen que se trata del diablo.

Mientras, hay un conflicto entre el cura y la mujer del alcalde, que es muy amigo del cura. Sucede que el cura tiene mujer e hijos, y la esposa del alcalde convence a ésta última de que está viviendo en pecado y que debe separarse. Los diálogos entre los personajes son chispeantes y graciosos, reflejando muy bien esa idiosincracia peruana que proclama ser blanco es mejor. El forastero se relaciona con uno u otro en diversas circunstancia, observándolos.

Vista así, la película se prestaba mas a un tratamiento humorístico que a uno dramático. Siempre resultará cómico el contraste de ciertos hábitos culturales, como cuando vemos a un occidental tratando de comer con palillos chinos, o en este caso, a un extraterrestre comiendo chancho asado o bebiendo chicha hasta atorarse. Resulta mas bien curioso que no demuestre la misma torpeza en encuentros más íntimos... Y es que, justamente, son los momentos humorísticos los mejores de la película y los más numerosos también, al punto que uno cree estar espectando una comedia. En este contexto, los momentos dramáticos (la incursión de los terroristas en la cárcel, el intento de asesinato) resultan algo chocantes. Uno siente que le han puesto una trampa, empieza viendo una comedia para terminar con un drama que pudo evitarse. El desarrollo de la trama y las características alienígenas del forastero (sus poderes y su personalidad) no guardan mucha relación con su decisión final.

Creo que hubiera sido interesante un real choque o encuentro de culturas, o una reflexión centrada en la sociedad serrano-peruana con la que el extraterrestre entra en contacto, o una comedia monda y lironda. Pero no, la historia se limita al cliché algo cursi del extraterrestre-sin-sentimientos-que-descubre-lo-bien-que-viven-los-terrestres, y a un retrato de caracteres y situaciones autóctonas que en sí no tienen mucho que ver con los objetivos del forastero. Si soy un extraterrestre buscando un lugar para colonizar, ¿por que voy a interesarme por las intrigas minúsculas y ridículas de unos pueblerinos? ¿Por que pasarme sabe Dios cuánto tiempo en la cárcel si puedo teletransportarme? Si en realidad quisiera aprender cómo es la humanidad actual, escogería Nueva York o Tokio, mas no un pueblito de la sierra donde todos se conocen pero nadie es capaz de preguntarle al extraterrestre cuál es su nombre.

En relación a los aspectos científico de la película, mis escasos conocimientos me impiden opinar sobre si es posible o no viajar desnudo por el espacio, y descender así desnudo a un planeta extraño, sin importar la presencia de gérmenes o bacterias. Claro que el extraterrestre en cuestión posee ciertos poderes, como son visión de rayos X, teletransportación, oír y ver a través de grandes distancias, hervir agua desde lejos, emitir por los ojos una luz roja como rayo paralizador, o azul cuando cura a alguien, y tiene una gran fuerza física (no estoy hablando de Superman, ojo), por lo que viajar desnudo por el espacio (como lo hacía Terminator por el tiempo) posiblemente sea una simpleza. Como el mismo lo explica, todos somos humanos en el cosmos, aunque algunos hayan desarrollado más sus habilidades o conocimientos de la física.

Es innegable el hecho de que EL FORASTERO se filmó en coproducción con España, pero dudo que se hubiera logrado la excelente factura técnica que tiene de no ser así. Además, el director, los actores, los escenarios y el reflejo tan directo de nuestra idiosincracia la convierte, para mi, en una película peruana. Una película peruana de ciencia-ficción.

Aunque algo cursi en conjunto, la película es entretenida. Carece de momentos muertos, y cada escena induce a desear saber que ocurre en la siguiente. El final me sorprendió, aunque se que a algunos les parecerá previsible.

Pero de entretenida, no pasa. Tiene serias incoherencias, como aquella de decir que el extraterrestre está programado para no mentir o sentir. Más lógico hubiera sido programarle para cumplir su misión. Lo otro es como entrenarte para que seas un experto nadador y luego te envíen al Sahara. Y eso de en mi planeta nos reproducimos por clonación, no conocemos los sentimientos ni el sexo, me pareció algo bastante trillado.

Otro si digo: Me puse a reflexionar en lo absurdo de estas historias de extraterrestres que vienen a invadirnos y luego se asimilan a nuestra cultura. Veamos la historia real: imagínense a Francisco Pizarro decidiendo olvidarse del oro, aprovechar que los indios lo creen un dios, y quedarse a vivir entre ellos. O a los turcos otomanos decidiendo no tomar Constantinopla por que era una ciudad muy bonita y la gente muy civilizada. Sin embargo, un extraterrestre cuyo mundo ha sido aniquilado (y que, por ende, busca desesperadamente un lugar donde vivir), se toma tiempo para darse cuenta que es mejor dejar vivir en paz a los demás... Como si algún día dejáramos de comer pollos o vacas por que tienen sentimientos, crías, un pastizal hermoso donde retozan las tardes de verano... Ahora que, según Borges, se han dado casos (Gengis Kahn desistiendo de invadir Roma, la leyenda del bárbaro que de invasor pasa a ser defensor de la ciudad de Rávena). Yo ya no se ni que creer.

A continuación, he transcrito algunas frases que pude captar en una entrevista que le hicieron a Federico García en Canal N, respecto a EL FORASTERO:

    La película pretende ser una metáfora del desencuentro. (El forastero) es una suerte de máquina, poderoso, deshumanizado, que con el contacto con la gente recupera sus sentimientos. (A propósito) se buscó (para el personaje) el prototipo nórdico. Nacho Duato, además del biotipo, tiene movimientos felinos, plásticos, que lo aproximan al personaje ideado. Los efectos especiales se hicieron en Inglaterra.

© Daniel Salvo, (1.456 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Ciencia-ficción Perú el 1 de agosto de 2002

Bueno, fui a ver EL FORASTERO, dirigida por Federico García y protagonizada por Nacho Duato.

Empieza con una nave tan luminosa que no se ve bien por fuera. Por dentro, es un círculo de ventanas que dan al espacio, y en el centro, en una especie de cenicero de cristal de murano gigante (con ranuras para los puchos, inclusive) está Nacho Duato, desnudo, cubriéndose púdicamente la entrepierna.

Entretanto, en Paucartambo, Cusco, Peru, la gente ve la nave y la toma como un presagio divino, puesto que estamos en la víspera de la fiesta patronal, en este caso, de la Mamacha (la Virgen María pues).

El forastero sale, desnudo of course, y es confundido con un gringo agente de la CIA por unos jóvenes terroristas. Tratan de liquidarlo, pero el forastero usa sus poderes (superoido) para captar sus planes, y reduce a los terroristas con su visión luminosa roja, que deja a los terrucos en animación suspendida. Le quita la ropa a uno de ellos, y se va al pueblo.(tributo a Terminator y Superman)

Domina el español y el quechua, y es en sus conversaciones con un místico amauta (maestro en quechua), le revela que su lugar de origen queda muy, muy lejos, y que ha sido arrasado por su gente, la cual busca un lugar para volver a establecerse (¿recuerdan EL HOMBRE QUE CAYÓ A LA TIERRA?). Resulta que los ETs se reproducen por cho-clonación (no conocen el sexo) y no tienen sentimientos (como en DE QUE PLANETA VIENES). Tampoco pueden mentir. No necesita comer, pues puede asimilar la energía directamente (en escenas que recuerdan a HIGHLANDER)

Total, que en la ciudad, conoce a una prostituta, al alcalde, al policía abusivo, al poeta alcohólico, y ayuda al cura que ha perdido su fe a recuperarla, para terminar felizmente asimilado por el pueblo.

Pero, en medio de tanto jolgorio, recuerda que tiene una misión que cumplir... ¿lo hará?

Al final de la película, había que clasificarla. Le dí un regular. Para una matineé, está mas que pasable.

© Julio Viccina Aguilar, (338 palabras) Créditos