RIMRUNNERS
RIMRUNNERS C. J. Cherryh
Título original: Rimrunners
Año de publicación: 1989
Editorial: Ediciones B
Colección: Nova Ciencia Ficción, nº 36
Traducción: Márgara Auerbach
Edición: 1991
ISBN:
Precio: Agotado
Comentarios de: Francisco Ontanaya

Probablemente, space opera es un término que se ha quedado pequeño hoy en día. La moderna alianza entre ciencia ficción y aventura espacial posee una complejidad, una calidad y una amplitud de miras que están a años luz de las historias que dieron nombre al subgénero hace ya seis décadas. Una autora como Cherryh y una novela como RIMRUNNERS (literalmente, corredores del margen), vienen a demostrar este hecho con una soberbia recreación de un universo de metal y vacío, de alimentos sintéticos y trajes espaciales, de tripulaciones con dificultades de relación y de la vida en oscuras y falibles estructuras olvidadas. Todo esto viene a demostrar que la diferencia entre argumentos llenos de acción, de especulaciones o de psicología es solo de un mero acto de elección.

RIMRUNNERS sigue el mismo trasfondo de CYTEEN y otras novelas anteriores, como LA ESTACIÓN DOWNBELOW. La Unión y la Alianza luchan por el control de los mundos habitados y de las rutas de comercio, mediante grandes cruceros de guerra. Bet Yeager, que fue tripulante del África, un crucero la Unión, ha acabado en una vieja estación desahuciada durante su huida de nave en nave. En la estación Thule las condiciones de vida son ruines para quienes esperan la llegada de algún carguero que les dé trabajo y les saque de allí. Yeager se ve forzada a acabar con la vida de dos enfermizos habitantes de la estación y, apurada por las sospechas de los investigadores criminales, logra conseguir un puesto en una nave fantasma (no alineada oficialmente) que llegó antes que el carguero para llevarse las exiguas reservas de combustible de la estación. La nave fantasma, la Loki, está asociada a la Alianza; Yeager se ve obligada a mantener deliberadamente oscuro su pasado militar y procurar actuar como un civil.

Dentro de la nave fantasma la vida no es fácil: es una nave echa a trozos, con tripulantes a menudo pendencieros y difíciles y con conflictos entre distintas secciones. Yeager intentará trabar amistad con NB, acosado por los oficiales y sus camorreros entre la tripulación y al que el oficial Fitch dejó encerrado en un calabozo durante un salto, sumiéndole en la locura. Los conflictos intestinos de la Loki complican y amenazan la vida de Yeager, que se esfuerza por conseguir el favor de algunos de los tripulantes.

RIMRUNNERS es una novela terriblemente amena y agradable de leer. Los personajes no tienen rasgos extraordinarios ni Cherryh busca sorprender con la psicología, pero están perfectamente caracterizados y, de todas las sensaciones que transmiten, por encima de cualquier otra está la de que podrían ser los padres de los de muchas películas taquilleras del tipo de ALIEN o DEPREDADOR. Llama muchísimo la atención el realismo visual de los escenarios que propone, como el muelle de una estación decadente como Thule o el interior de la Loki. Pero por encima de todo ello, está el aspecto de la relación adulta (muy adulta) entre los tripulantes de la nave fantasma y la evolución de sus relaciones, amistosas y no tan amistosas. También destaca el juego de las estrategias jerárquicas: Yeager resiste una paliza de Fitch que busca sacarle una respuesta inadecuada; en la enfermería, abundan las víctimas de la puerta de un armario del almacén.

Por otro lado, la novela acusa una de sus virtudes, que es pertenecer a un fondo argumental más extenso. Lo mismo que le da consistencia le resta entidad; así, el nudo narrativo principal no es muy trascendente (la huida de la estación de Yeager, al principio, y la escaramuza con naves de la Unión, al final), y la historia en sí no culmina el agradable efecto de su lectura. Es raro decir ésto, pero podría haberse tomado setenta u ochenta páginas más para darle un buen remate sin cansar al lector. Y ya por último, señalar que probablemente le hubiera venido bien una mayor dosis de expectación, ya que, pese a que la historia no lo sea en sí, deja un cierto regusto de suave optimismo que no encaja. A Yeager le falta un poco de instinto de supervivencia, que le podría haber dado un poco más de color.

Conclusiones sobre RIMRUNNER: Excelente obra de aventuras, buen trato de los personajes y un destacable entramado de relaciones. Perfecta para el fin primero de la novela, ofrecer ocio. Como recuerdo, una lectura muy agradable, pero no apasionante como los clásicos de siempre.

Narrativa: 5, Argumento: 4, Originalidad: 5, Global: 5

© Francisco Ontanaya, (737 palabras) Créditos