RITO DE CORTEJO
RITO DE CORTEJO Donald Kingsbury
Título original: Courtship Rite
Año de publicación: 1982
Editorial: Ediciones B
Colección: Nova, Ciencia-Ficción nº 82
Traducción: Adriana Oklander
Edición: marzo 1996
Páginas: 467
ISBN:
Precio: 18,48 EUR
Comentarios de: Francisco Ontanaya

RITO DE CORTEJO es, ante todo, una descripción antropológica de las culturas de Geta, un mundo primitivo y arcaico en el que no existe más carne que la humana. Por enésima vez encontramos una historia de Retorno: los clanes que forman Geta tienen un gran conocimiento en biología, pero han retrocedido en la física hasta una tecnología casi medieval No obstante, gracias a los cristales de datos que (presuntamente) pertenecieron a la nave colonizadora que llevó a los humanos hasta allí, redescubren la electricidad, las radioondas, las armas ligeras...

Las costumbres de la cultura getanés giran alrededor del kalothi, que define la aptitud genética y la evolución, y que los getaneses tratan de incrementar mediante la selección. Cada clan tiene un tipo de kalothi, un dobu: Los Ithiel son gigantes de gran fuerza, los Mnankrei son expertos marineros, los Stgal excelentes arquitectos y los Kaiel dominan el arte de la negociación gracias a su habilidad para hacer predicciones.

Los protagonistas son un matrimonio de cinco (Hoemei, que es un profeta, Joseai cuya virtud es la acción, y Gaet que hace de pacificador entre los dos, los hombres y Noé y Teenae las mujeres) que buscaba al sexto integrante para completar el número ideal. Sin embargo, Aesoe, el Primer Profeta kaiel, se encapricha de la mujer que iba a completar el matrimonio y les obliga a casarse con una hereje de una región de la costa que pretenden dominar. Esta hereje, Oelita, predica que el Dios de los getaneses (una veloz y brillante luna), no es más que un pedazo de roca.

Todos ellos se verán involucrados en las conspiraciones de los distintos clanes por la primacía en Geta, (que enfrentan a los Mnankrei y los Stgal contra los Kaiel, y las seductoras mujeres Liethe siempre tratando de controlarlos a todos), mientras tratan de encontrar la unidad entre los que han de formar el matrimonio, y mientras se decide el futuro de Geta, no solo en el propio planeta, si no en relación con los Dioses (la humanidad) que vive en las estrellas.

RITO DE CORTEJO tiene un subargumento de aventuras que recuerdan a Emilio Salgari, a aquellas viejas películas de Simbad y de Sandokan, a CINCO SEMANAS EN GLOBO, a las que Kingsbury ha añadido tres extras: primero, ha salado la historia con un tratamiento directo y en un primer plano de relevancia de la sexualidad de los protagonistas. Es casi el subargumento o idea principal de la novela, tapando incluso otras facetas. En segundo lugar, la mera ciencia-ficción en forma antropológica y en la especulación sobre las técnicas de los getaneses, en particular en biología y en ingeniería genética. Y, en tercer lugar, un transfondo ideológico que critica las políticas y los sucesos de principios de siglo XX, centradas básicamente en Lenin si bien tiene mención para casi toda la historia bélica del mundo.

Con todo esto, RITO DE CORTEJO puede considerarse directamente como un referente fundamental dentro del género. Tanto los elementos que aparecen como el tratamiento son tan inusuales como dignos de ser observados y tenidos en cuenta. Ahora bien, como novela en sí, criterio por el cual su fin es el lector y no el género, RITO DE CORTEJO adolece de concreción argumental, que le lleva a un final totalmente diluido y, más que anticlimático, completamente anodino. Tampoco observa muy estrictamente el ritmo y, de nuevo, nos topamos con el síndrome del gigantismo en una novela que supera las ciento cincuenta mil palabras. KINGSBURY se recrea en su propia recreación hasta convertir la trama en un gas de colores. Pese a todo, el argumento tiene en su ingrediente de aventura y de relación entre sus personajes una gran dosis de interés; no obstante, la pierde al final, y se ve contrarrestada por la redundancia y una cierta trivialidad.

Como resumen, diría que RITO DE CORTEJO es una lectura casi obligada y un referente difícil de eludir, en especial dentro de lo que representan las historias de Retorno. En cambio, es probable que cueste hacer una segunda lectura, y quizás lo adecuado es quedarse con la mejor parte que es la que al final queda siempre en la memoria.

Calificación:

Narrativa: 5, Argumento: 3, Originalidad: 4, Global: 5

© Francisco Ontanaya, (701 palabras) Créditos