Premio Espiral Ciencia-ficción, 2001
GLOBALIZACIÓN
GLOBALIZACIÓN, PREMIO ESPIRAL CIENCIA-FICCIÓN 2001 VV. AA.
Título original: ---
Año de publicación: 2002
Editorial: Juan José Aroz, Editor
Colección: Espiral, ciencia-ficción nº 25
Traducción: ---
Edición: abril 2001
Páginas: 221
ISBN:
Precio: Descatalogado

Esta es la recopilación de los mejores relatos presentados al PREMIO ESPIRAL CIENCIA-FICCIÓN 2001. La particularidad de este premio es que en las bases se especifica claramente la temática sobre la que tienen que versar los relatos, que en este caso, y como bien indica el título del volumen, era la globalización.

Esto, que por un lado resulta ser una virtud por cuanto se consigue reunir un amplio abanico de visiones sobre el tema propuesto, por otro es una trampa que lleva a reunir una serie de relatos en los que la temática principal está tan traída por los pelos que no queda más remedio que sospechar que se tratan de viejos o no tan viejos relatos maquillados para la ocasión.

Eso es lo que ocurre con el vencedor; CUANDO LAS PUERTAS DE HERMES QUEDEN ABIERTAS, de Juan Antonio Fernández Madrigal (imposible ya de confundir con Joan Antoni Fernández) todavía estoy intentando averiguar como es posible interpretar este relato en clave de la globalización. Se trata de un cuento bastante rutinario sobre las relaciones entre la humanidad y una curiosa raza alienígena, y en ningún caso, excepto un par de referencias forzadas, se puede decir que tenga algo que ver con el tema elegido. Por otro lado, tampoco soy capaz de encontrarle virtudes como para haber ganado el premio, a excepción de una escritura sencilla y correcta.

Le encuentro muchas más virtudes a NO ES NADA PERSONAL, de Ignacio Sanz Vallas, aunque tampoco le acabo de ver la relación con el tema de referencia. Cuenta las actividades de un par de sicarios a sueldo de una, supongo, multinacional del entretenimiento. Sin ser excesivamente brillante si aporta más originalidad que el anterior, aunque, como digo, resulta muy forzada su inclusión dentro del tema de la convocatoria.

E-VOLUCIÓN, de Daniel Pablo López Rodríguez, tampoco resulta el paradigma del relato sobre la golablización ni despliega una gran originalidad; en una Tierra futura las máquinas se han hecho tan listas que deciden que ya vale de servir a los humanos y que ya va siendo hora de declararse estado independiente, a la misma altura que el resto de las naciones del planeta. Siendo indulgente se puede considerar que la nueva nación es una organización global, pero en realidad no deja de ser otro relato sobre la rebelión de las máquinas.

Sólo al llegar al cuarto relato del volumen, LÁGRIMAS DE PIEDRA, de Manuel Díez Román, podemos leer al fin una verdadera narración que habla de la globalización, de sus consecuencias, de los métodos empleados por las multinacionales, del impacto de las decisiones tomadas en el otro extremo del planeta, de la técnica al servicio de la economía global y de la adaptación de las gentes al nuevo estado de las cosas. Cuenta como se investiga el repetido sabotaje del equipamiento de una concesión minera en Madagascar, la empresa concesionaria es sudafricana, los mineros manejan las excavadoras por control remoto desde Managua, Trípoli o Nápoles, la Lloyd´s asegura el equipamiento y, por supuesto, los malgaches no obtienen beneficio alguno de las minas, aunque han conseguido dar una peculiar utilidad a las excavadoras. Desde mi punto de vista, este tendría que haber sido el ganador del premio.

El resto de los relatos, siguiendo la tónica marcada por estos cuatro, tocan en mayor o menor medida el tema de referencia. EL MODELO TREBLINKA, de Amalur de-Orube Alvarez es un relato de masificación, EL SUEÑO ELECTRICO DE JANE THOMAS ANDERSON, de Francisco Javier Maldonado Franco, es post-apocalíptico-robótico, LA LUCHA, de Gaizka Fernández Soldevilla, es una crítica despiadada a los movimientos guerrilleros, LO PRIMERO ERA EL FERROCARRIL, de Luis Ángel Cofiño, es catastrofista (un país entero devastado por el SIDA) en LA CHISPA DE LA VIDA, de, esta vez si, Joan Antoni Fernández, se retoma de nuevo la globalización en tomo humorístico, relatando las guerras mundiales por el control del mercado entre la Coca-cola y la Pepsi-Cola, la tónica sigue en INQUIETUD IDEAL, de Rafael Rius Sánchez, donde se describen las dudas morales (e inmorales) de los altos cargos encargados de tomar decisiones que implicarán la miseria y la muerte para millones de seres humanos en el otro extremo del planeta, TALENTOS PRESTADOS, de Javier Lachica es un relato ciberpunk, que se salva temáticamente gracias al inevitable barniz globalizador que suponen las tecnologías informáticas. FRONTERA, de Fermín Sánchez Carracedo continua la línea y habla de los cierres de fronteras y las nuevas mareas migratorias, en LA LUZ DE LA GRAN VERDAD, Luis Astolfi inventa un mundo en el que los muy contaminados países occidentales deben importar, literalmente, a sus niños de lo que ahora es el tercer mundo y por último, LA MEMORIA DE DIOS, de Lorenzo Luengo, da un paso atrás resultando ser un desconcertante relato de tintes filosóficos.

Sin embargo, y pese a que la mayoría de los relatos de este volumen toman el tema de la globalización como excusa para relatar otras cuestiones que poco tienen que ver con ella, si se toma como simple recopilación de relatos de ciencia-ficción resulta ser muy satisfactoria, y pocos de ellos desentonan con el nivel general, que se puede considerar más que aceptable.

© Francisco José Súñer Iglesias, (863 palabras) Créditos